Inicio Argentina Admiten asistencia a más de 1.800.000 de alumnos con dificultades en la...

Admiten asistencia a más de 1.800.000 de alumnos con dificultades en la enseñanza

la pandemia dejó a muchos chicos fuera de la escuela/archivo

El impacto de la pandemia en el vínculo de los chicos y adolescentes con la escuela, tras más de un año sólo con clases virtuales, también es admitido por el ministerio de Educación de la Nación.

Son unos 1.800.000 alumnos que necesitan reafirmar su presencia en la escuela, poder terminarla, ser acompañados en su trayectoria o revincularse porque se distanciaron por la pandemia, de acuerdo al Programa Acompañar presentados anoche por el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

Los estudiantes del nivel secundario son los más afectados y asistidos: más de un millón de este gruque asisten a instituciones de gestión estatal tienen dificultades con la enseñanza escolar que trajo el aislamiento obligatorio, la educación remota y hasta el cierre de las colegios en el 2020.

Del total de estudiantes, el 54 por ciento pertenece al nivel secundario (1.014.414 adolescentes y jóvenes); el 40 por ciento, al nivel primario (751.446 niños/as); y el 6 por ciento, al nivel inicial (104.746 niños/as).

Según el ministro de Educación, con una inversión de 2.194.499.995 pesos se desplegaron distintos programas en territorio como el Programa Cerca, el Parlamento Juvenil del Mercosur y el de Medios Educativos.

De acuerdo con los últimos datos, de diciembre de 2020, 450.000 estudiantes del secundario habían tenido una nula o insuficiente participación escolar, de los cuales 190.000 tuvieron nulo contacto con el colegio.

A fin de año, el Ministerio de Educación, junto a otros organismos que trabajarán como Unicef, piensa terminar el proceso de nominalización de cada alumno, un programa que fue interrumpido, y así saber cuáles son sus necesidades y qué es lo que requieren para mejorar sus tayectorias educativas, aseguran.

El desafío, entonces, será como conseguir que esos chicos retomen sus estudios. Trotta habló de ir “un puerta a puerta”.

Actualmente, más de 10.900 docentes, maestros comunitarios, docentes interculturales bilingües, articuladores sociocomunitarios, talleristas, coordinadores de mesas locales, promotores socioeducativos, asistentes técnicos-pedagógicos territoriales, tutores institucionales, trabajan en más de 16.000 escuelas y más de 2.500 sedes de organizaciones de la sociedad civil con este fin, tras “casi un año perdido” por las cuarentenas.

Explican que el Plan de Abordaje Integral tiene cuatro líneas de acción: el acompañamiento a las trayectorias educativas, la revinculación escolar, la permanencia en la escolaridad de los niveles obligatorios y el egreso del nivel cursado.

En el de revinculación se dispondrán estrategias situadas de acompañamiento a las trayectorias, explicó Trotta.

Por su parte, la secretaria de Educación, Marisa Díaz, aseguró: “El programa lo definimos políticamente y pedagógicamente como de cercanía, porque lo que debe suceder en el marco de Acompañar es un trabajo pedagógico muy cuidado y laborioso. Ahora, lo que tenemos por delante es profundizar las acciones que están en curso para avanzar en una caracterización más precisa de la población que, dentro de este universo, necesite mayor acompañamiento en calidad de singularidades”. Las líneas prioritarias -dicen- se articulan con los programas de becas, comedores e infraestructura que ya están en marcha.

Publicidad