Inicio Argentina Afirman que el reparto de fondos a las provincias caería hasta el...

Afirman que el reparto de fondos a las provincias caería hasta el 30%

Afirman que el reparto de fondos a las provincias caería hasta el 30%

La tensión entre la nación y las provincias se agravó tras la caída de la ley ómnibus / Web

Tanto los automáticos como los discrecionales, los fondos que las provincias recaudarán este año del gobierno nacional serían los más bajos en ocho años, cayendo hasta un 30 por ciento. Así lo analizan consultoras privadas, en el marco del conflicto abierto entre el presidente, Javier Milei, y los gobernadores, luego de la caída de la denominada ley ómnibus.

Uno de los motivos de las pujas entre la Casa Rosada y los gobernadores radica en la suba prevista en los ingresos al fisco por retenciones y por impuesto PAIS, que no son coparticipables.

Además de la batería de impuestos incluidos en la coparticipación federal, otros fondos destinados a subsidios que giraba la Nación a las provincias fue recortado la semana pasada, provocando un fuerte cruce entre ambos sectores. Se trata del fondo que subsidia al transporte público y que afecta profundamente a todas las provincias, más allá de las situaciones individuales.

En 2023 los gobernadores recibieron el 34 por ciento de la recaudación impositiva total, un nivel histórico alto y que empató con la misma proporción que había tenido en 2020. Para este año, espera LCG, ese porcentaje caerá hasta el 28 por ciento.

El plan de ajuste inicial del ministro de Economía, Luis Caputo, contemplaba recortes a fondos que la Nación giraba a las provincias para financiar educación, salud o vivienda y otros, como subsidios al boleto de transporte público, que fue el último motivo de cruces entre el gobierno nacional y los provinciales.

Sin embargo, en los últimos días, el Palacio de Hacienda rehizo sus números: los ingresos con los que contaba Economía en caso de que prosperara la ley Ómnibus en el Congreso (por la reversión de Ganancias, suba de retenciones y cambios en la fórmula de aumento de jubilaciones) deberá conseguirlos por un ajuste más profundo en el gasto.

EL AJUSTE SERÍA EL DOBLE

Es en ese marco en que las transferencias a las provincias están en la mira del equipo económico.

Y, según estiman las consultoras privadas PxQ y LCG, el ajuste sería el doble de lo previsto inicialmente, yendo de 0,5 por ciento a 1 punto.

Un ejemplo de esta caída puede reflejarse en el análisis que la consultora Politikón realizó de los recursos percibidos por las provincias de fondos nacionales (automáticos y no) en enero pasado, y que fueron de 2,3 billones de pesos. Esas partidas exhiben una caída real del 15,6 por ciento interanual y a precios de enero de 2024. Ese descenso consolidado de las transferencias totales equivale a unos 431.299 millones de pesos”, indica el informe de esa consultora. De forma desagregada: las automáticas tuvieron una caída de 13,9 por ciento y las no automáticas, de 97,7 por ciento.

Respecto a la comparación de la recaudación del año pasado, que la consultora LCG estima en 28 por ciento, los motivos a los que atribuye su análisis se relacionan con que este año las provincias verán reducida su participación en el total de la recaudación nacional porque el aumento de los recursos tributarios será traccionado por los impuestos no coparticipados: derechos de exportación a partir del fin de la sequía y del sinceramiento del tipo de cambio aplicable (por ahora un esquema 80 por ciento oficial / 20 por ciento contado con liquidación) e Impuesto PAIS por la ampliación de la base imponible y la suba de alícuotas dispuestas en diciembre último”, planteó.

Estiman que los ingresos de las provincias sufrirán la mayor caída en los últimos 8 años

“En paralelo, el principal impuesto coparticipado -Ganancias- se verá afectado por la reforma del año pasado que elevó a 15 salarios mínimo vitales y móviles, el mínimo no imponible para las ganancias de la cuarta categoría de los empleados en relación de dependencia. En total esperamos que las provincias se queden con apenas 28% del total recaudado, un nivel semejante al de 15 años atrás”, concluyó LCG.

El último capítulo del cruce entre Nación y provincias por el reparto de fondos tuvo lugar la semana pasada cuando la Secretaría de Transporte anunció que cortaría el envío de transferencias para subsidiar el boleto de transporte público en el interior. Los mandatarios provinciales salieron a reclamar por esa medida, que aseguran que no estaba en la mesa de diálogo previa.

El cordobés Martín Llaryora anunció que soportará el recorte con fondos propios para evitar un aumento del boleto. El santafesino Maximiliano Pullaro hizo también declaraciones en ese sentido. Otros como el mendocino Alfredo Cornejo, el puntano Claudio Poggi o el pampeano Sergio Zillioto también fueron críticos con la medida. En ese contexto, el gobernador, Axel Kicillof, lanzó serias críticas a lo que consideró un “desfinanciamiento” de la Provincia y reclamó la restitución de los puntos perdidos de la coparticipación.