Inicio Argentina Alberto Fernández cuestionó la medición del índice de pobreza: «Si hubiera un...

Alberto Fernández cuestionó la medición del índice de pobreza: «Si hubiera un 40%, Argentina estaría estallada»

El presidente Alberto Fernández reveló hoy que no se sintió acompañado por Cristina Kirchner en sus cuatro años de gestión y, tras blanquear que la relación entre ambos está rota, señaló que la vicepresidenta «tiene un modo de hacer política» que no le gusta.

«Ese lugar en el que me pusieron donde Cristina me manejaba, me torturaron durante años con ese tema», se quejó el mandatario nacional en una entrevista con el sitio Noticias Argentinas.

Al recordar el momento en que un grupo de ministros encabezados por Eduardo «Wado» De Pedro le presentaron sus renuncias tras la derrota electoral de 2021, Fernández recordó: «Lo que yo vi es que si aceptaba esas renuncias la posibilidad de que se rompiera el frente era muy alta. Porque era decir ´Váyanse ustedes´. Eso estoy seguro que hubiera generado una ruptura y a mí me quedaban dos años por delante».

«A mí me encanta la valentía de los que dicen animémonos y vayamos, porque al final de cuentas todos me pedían que hiciera eso, pero yo nunca vi a ninguno de ellos enfrentar una mirada de Cristina como yo enfrenté la mirada de Cristina. Yo prioricé ahí la unidad y lo haría mil veces más», enfatizó el Presidente. Sostuvo, en ese sentido, que la relación no volvió a recomponerse, pero consideró que «eso no es importante».

Al ser consultado sobre si se sintió acompañado por Cristina Kirchner en estos cuatro años, el jefe de Estado respondió: «No, sentí que Cristina tiene una mirada distinta a la mía y a mí eso no me interesa, y me parece válido y legítimo. Creo que en algunas cosas pudo haber tenido razón y en otras cosas no, que se yo…Creo que, además, tiene un modo de hacer política que a mí no me gusta, que tiene que ver con esa forma personalista de hacer política, pero yo la respeto, es una mujer que ha sido dos veces presidenta, una vez vicepresidenta».

Además, señaló que durante su gestión se habló mucho sobre si ambos tenían contacto y reflexionó: «Era muy loco porque los medios me decían qué era un títere y cuando no hablaba que era dramático porque no hablábamos. Esto lo vi durante cuatro años, ese lugar en el que me pusieron donde Cristina me manejaba, me torturaron durante años con ese tema».

«Después resultó que descubrieron que yo tenía miradas diferentes y tomaba distancia de Cristina, ´Qué barbaridad institucional no se habla con la Vicepresidenta´. Me volví a hablar con Cristina: ´Qué desastre la escucha´. Así fueron estos cuatro años en los medios. Por eso hay que restarle importancia», indicó Fernández.

En otro pasaje de la entrevista, el Presidente aseguró: «La pobreza se mide a través de la Encuesta Permanente de Hogares, es una encuesta. Yo me temo que la gente no diga toda la verdad, porque si le preguntas a una persona y te dice ´tengo un plan´, de ahí en más empieza a mentir porque tiene miedo de que se lo quiten», resaltó el jefe de Estado sobre el cálculo que -a su entender- «comienza a ser muy impreciso».

Al referirse a su relación con la vicepresidenta reveló que no se sintió acompañado por ella en estos cuatro años y expresó: «Tiene un modo de hacer política que a mí no me gusta».

“Kicillof no nos representa a todos”

En cuanto al futuro del peronismo como oposición, el actual mandatario apuntó contra Axel Kicillof y descartó “que nos represente a todos” dentro del espacio. 

Fernández dejará el cargo el 10 de diciembre y estará presente en la asunción de Javier Milei. En este sentido, pidió dejar de “pensar en los nombres que circulan desde 2003” y abrir las puertas a nuevos dirigentes. 

«Axel administró bien, y además fue muy honrado, muy honesto en la forma de trabajar, muy transparente. A mi juicio es un hombre criterioso, más allá de que no comparto algunas miradas que tiene sobre la economía, el rol que le va a tocar a él no lo se, depende de él», evaluó Alberto Fernández.

En una entrevista con Noticias Argentinas, al ser consultado sobre si lo convencía Kicillof como líder de la oposición, subrayó: «Es que no sé si nos representa a todos, no tengo la impresión que nos represente a todos, es la verdad, lo digo con todo respeto. Hay otros sujetos políticos dentro del peronismo, Victoria Tolosa Paz, Gabriel Katopodis, Jorge Ferraresi, «Coqui» Capitanich, tienen un futuro impresionante por delante, por qué encerrarnos a pensar en los nombres que circulan desde el año 2003 ¿no? por qué no pensar en otros nombres».

«Lo dije dos años antes que me parecía que cuando cumpliéramos 20 años en el escenario político con motivo de cumplir 20 años de la llegada de Néstor al gobierno nosotros teníamos que replantearnos muchas cosas para volver a sintonizar con la gente.

Fue muy criticado, eso se parece mucho a eso de lograr una mejor armonía para que la gente nos escuche con otra música. Pero yo no sé qué es la otra música de la que habla Axel, la mía es mucha más democracia interna, cero de personalismo y un gran debate en el peronismo, que nos de la identidad que hoy es confusa», agregó Fernández, en referencia a la frase de Kicillof sobre que había que «componer una nueva canción», lo que se interpretó como un distanciamiento del kirchnerismo.