Inicio Argentina Boca no ganó porque a Villa le taparon un penal sobre la...

Boca no ganó porque a Villa le taparon un penal sobre la hora

Carlos Tevez se desprende de Ayrton Costa e inicia un ataque de Boca que no traerá consecuencias para el arco del Rojo / Fotobaires

Boca no recuperó su mejor imagen futbolística en Avellaneda, aunque en su visita a Independiente, por lo menos evitó una nueva caída en la Copa de la Liga, torneo en el que al completar la séptima fecha sigue afuera del lote de los cuatro equipos que están clasificando por la Zona 2 a la ronda final.

Gastón Togni, de cabeza, puso en ventaja al local a los 25 minutos del primer tiempo; mientras que Carlos Zambrano, por la misma vía, igualó a los 10 del complemento.

Los dos venían de perder, así que se presentaron en Avellaneda en busca de una recuperación que lograron a medias. Boca pudo haberse quedado con todo, pero Sebastián Sosa le tapó el penal por mano de Ayrton Costa, que Villa remató a la derecha del arquero.

El Rojo llegó tras perder la punta, e interrumpir la buena racha en el ciclo de Julio César Falcioni, al caer el fin de semana anterior frente a Vélez, en los minutos finales de un cerrado partido en el José Amalfitani; mientras que el Xeneize lo hizo también luego de perder, con el final a la vista, contra talleres de córdoba, en la Bombonera, al cabo de una de las peores actuaciones del año, lo que fue parcialmente reparado el miércoles, con la goleada sobre Defensores de Belgrano, de la Primera Nacional, por la Copa Argentina. Por esto, el clásico cobraba un especial atractivo, dado que relanzaría en el torneo al equipo que resultara ganador y profundizaría la preocupación en el derrotado.

La formación de Avellaneda transitó una semana de complicaciones por la baja de jugadores que no pudieron estar a la orden. El más trascendente, por caso, fue su capitán y goleador, Silvio Romero, a quien se le diagnosticó coronavirus positivo el jueves. El cordobés dejó un hueco difícil de llenar en el centro del ataque. Falcioni manejó dos opciones: Alan Velasco, que no es titular desde la primera fecha por problemas físicos, o Nicolás Messiniti, que ingresó desde el banco de suplentes en cuatro partidos, y en definitiva fue el elegido.

En la defensa, tras la partida de Alan Franco al Atlanta United de Estados Unidos, apareció el quilmeño Ayrton Costa, de 21 años, que tampoco integra el once inicial desde la derrota frente a Lanús en la jornada inaugural de la competencia. Otro cupo a resolver por el entrenador se focalizó en la mitad de la cancha por el viaje del “Saltita” Lucas González con el Sub-23 a Japón para disputar amistosos con vistas a los Juegos Olímpicos. Su reemplazante fue Blanco.

Boca regresó al esquema de tres/cinco defensores que le dio buen resultado en el superclásico ante River por la quinta fecha. En relación al equipo que perdió con Talleres ingresaron el peruano Carlos Zambrano y Marcos Rojo, desplazando a Lisandro López y Agustín Almendra. Por lo demás, Nicolás Capaldo y Frank Fabra fueron los laterales subidos hacia la mitad de la cancha; Jorman Campuzano y Cristian Medina tuvieron a cargo la contención del mediocampo y Gonzalo Maroni jugó más suelto para conectar con Villa y Tevez.

DE CABEZA AL GOL

Esquemas calcados: 3-4-3 manejando la pelota, 5-2-3 retrocediendo, y a los 6 minutos, en medio de los cuidados mutuos, Messiniti sorprendió a los tres centrales cuando recibió de Palacios delante del arco. El control no se desarrolló en los mejores términos, y ganó Andrada. A la vuelta Tevez recibió abierto por derecha y puso en acción a Villa, quien probó levantando la pelota por sobre el arquero. El travesaño le negó la apertura, que tampoco pudo asegurar Maroni en el rebote. Otro encuentro Tevez-Villa complicó al uruguayo Sosa en el siguiente ataque a fondo.

Las intenciones fueron buenas para la construcción de jugadas, aunque de a poco el Rojo pasó a disponer de la pelota mayor tiempo, cruzando centros las veces que hizo viajar la pelota por los carriles y buscando el arco cuando la búsqueda fue por el medio. Boca, de pronto, quedó limitado a salir de contra. Con mucho pelotazo, ya que la marca evitó que los centrales pudieran salir corto a través de Campuzano.

Justamente en una situación que nació por afuera, en este caso la derecha, Palacios levantó un centro que el arquero no pudo resolver y le dejó el arco libre a Togni para que, de cabeza, firmara el 1-0 que también dejó mal parados a Zambrano y Campuzano. Se jugaba el minuto 25, y pasada la media hora, una corrida de Palacios por el medio pudo significar el segundo. Zambrano “camiseteó” al tucumano, que cayó dentro del área, y los reclamos de penal quedaron en la nada.

En desventaja, Boca pasó a disponer de campo y pelota, aunque sin argumentos como para complicar a un rival que se afirmó en el último tramo de la cancha y de no haber sido por una falta de Insaurralde sobre Villa, que pudo costarle la expulsión, Independiente llegó al final del primer tiempo sin complicaciones y con ventaja.

No encontraba Boca la profundidad al comenzar el complemento, y en busca de un cambio Russo hizo entrar a Zárate y Almendra. De inmediato, el ex Vélez se hizo cargo de un tiro libre desde la derecha, y como la defensa de Independiente perdió las marcas, Zambrano cabeceó, con todo a favor.

Sobre la hora, en tiempo de descuento, el uruguayo Sosa le tapó un penal a Villa.