Inicio Argentina Carne congelada: sólo por este fin de semana

Carne congelada: sólo por este fin de semana

El precio de la carne subió muy fuerte esta semana / Web

El Gobierno nacional y la Asociación Supermercados Unidos (ASU) alcanzaron un acuerdo por el cual se congelará el precio de la carne vacuna durante el fin de semana largo, tras los aumentos en el precio de la hacienda de esta semana.

Así lo confirmaron fuentes oficiales y de la cámara empresaria, tras los aumentos registrados de la hacienda de consumo del 20 por ciento en promedio, que se registraron en los últimos días.

De esta manera, las cadenas de supermercados Coto, Changomás, Cencosud (Jumbo, Disco y Vea), Carrefour, La Anónima y Día por ciento, acordaron con autoridades nacionales no aumentar los precios hasta el lunes inclusive.

Asimismo, fuentes oficiales indicaron que “la próxima semana continuarán las conversaciones con el objetivo de arribar a una solución consensuada que garantice la estabilidad del precio de las carnes, evitando así sobresaltos que afecten a los consumidores en el último tramo del año”.

La marcada suba de los precios en el mercado de Liniers preocupó al Gobierno nacional en base al impacto en los valores que deberá pagar el consumidor.

Es por eso que el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvo un encuentro con sus pares de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez; y con el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, en el que se analizó y se trabajó sobre la dinámica de los precios de las carnes para “garantizar su estabilidad”.

La cuestión cobra importancia debido a que en lo que va de noviembre se verificó un alza de 20 por ciento promedio en el valor de las categorías de consumo en el mercado de Liniers.

PRECIOS

Por ejemplo, el precio promedio de los novillos pasó de $186,87 el kilo el 2 de noviembre a $220,21 al cierre de este viernes, mientras que los novillitos, por su parte, pasaron de $198,89 a $234,26 el kilo en pie y las vaquillonas de $190,76 a $224,80.

Así, días atrás indicaron desde la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya) señalaron que en este período hubo un incremento promedio de 50 pesos el kilo vivo en el mercado concentrador, según Iprofesional.

“Hoy un carnicero va a recibir una media res de 500 pesos el kilo promedio y el carnicero tiene que vender la milanesa, la pulpa, a 1.000 pesos el kilo. Eso ya empezó”, acotaron desde la cámara.

Después de cuatro meses de estabilidad -incluso con algunas bajas entre cortes populares, sobre todo en los supermercados-, el precio de la carne podría volver a subir en las próximas semanas.

La clave está en lo que sucede en el mercado de Hacienda de Liniers: los precios de las categorías novillos y novillitos se incrementaron en las últimas jornadas, y en los frigoríficos creen que esa tendencia no tardará en trasladarse a las carnicerías de barrio y a los supermercados.

De hecho, Miguel Schiariti, titular de CICCRA, la cámara de frigoríficos que atienden al mercado interno, estimó que los aumentos en los comercios minoristas podrían trepar al 20 por ciento antes de fin de año.

Si fuera así, se quebraría la tendencia de los últimos cuatro meses, en los cuales los denominados cortes populares mostraron una llamativa estabilidad, en medio de una inflación que se acelera.

Ni siquiera así pudo apreciarse una recuperación en el nivel de consumo, que se ubica en el peor nivel de las últimas décadas.

Contra septiembre del año pasado, las ventas de carne cayeron 5,6 por ciento. Respecto del récord de consumo del año 2008, la caída supera el 30 por ciento.

Algunos cortes -los más premium- ya cuestan bien por encima de los $1.000 por kilo.

Publicidad