Inicio Argentina Con diferencias, se abre el debate por el sueldo mínimo

Con diferencias, se abre el debate por el sueldo mínimo

Héctor Daer, uno de los líderes de la CGT/archivo

Con diferentes posturas en cuanto al monto de aumento, en medio de la pandemia y la aceleración de la inflación, el Gobierno reunirá mañana en forma virtual a las centrales sindicales y las cámaras empresarias en el marco del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que tiene como principal objetivo definir el nuevo piso salarial de los trabajadores.

Desde la Rosada buscarán mantener las cifras que se vienen acordando en las paritarias del sector privado, una suba escalonada en torno al 32 por ciento llevando el actual salario mínimo de $21.600 a $28.500.

Desde el sector empresario aún no hubo pronunciamiento pero no aceptaría el aumento salarial que reclamarán los gremios, en medio de una fuerte caída de los ingresos.

Es que la CGT pedirá en la mesa del Consejo un aumento del salario mínimo de entre el 35 por ciento y 40 por ciento, el pago en no más de dos tramos y una revisión en octubre, aseguraron fuentes de la central obrera. En tanto desde la CTA de los Trabajadores que encabeza Hugo Yasky sostuvieron que aceptaría esa mejora pero en una sola cuota, mientras que la CTA Autónoma (CTAA), de Ricardo Peidro y Hugo Godoy, exigirá un valor que se aproxime al de la canasta básica alimentaria.

Los voceros de la central obrera, que lideran Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), advirtieron que el proceso inflacionario “pulverizó” el ingreso mínimo y que su actual valor de 21.600 pesos está retrasado, por lo que “es necesario actualizarlo en no menos de un 35/40 por ciento y en no más de dos tramos”.

Y sobre ese escenario plantearon: “Se impone un número que dignifique el (salario) mínimo ante el proceso inflacionario, al igual que los valores de las prestaciones por desempleo, por lo que la CGT demandará ese porcentaje. Pero lo más probable es que las presiones empresarias y la realidad económica obliguen a reducir finalmente algunos puntos de la demanda”, admiten.

Para la CGT, es “fundamental y vital” que el incremento del mínimo sea acompañado por una nueva convocatoria del Ministerio de Trabajo a rediscutir los valores “no más allá de octubre”.

Mientras, desde la CTA de los Trabajadores (la más cercana al oficialismo) aseguraron que esa central aceptaría una mejora de entre 35 por ciento y 40 por ciento si finalmente se conviene en torno a esas cifras en la mesa de discusión tripartita, pero adelantaron que en paralelo se exigirá que el nuevo monto se abone en un solo tramo.

“El problema es que no se trata sólo del valor del nuevo (salario) mínimo, vital y móvil y de las prestaciones mínimas y máximas por desempleo, sino que el acuerdo por un nuevo ingreso elemental contempla también al resto de las asignaciones”, explicó el propio Yasky.

De todas formas, en la CTA de los Trabajadores confirmaron que hoy, a partir de las 14, se reunirá la conducción nacional para deliberar esas cuestiones y definir los detalles de la propuesta que llevarán al Consejo del Salario convocado para este martes por la cartera laboral.

CERCA DE LA CANASTA ALIMENTARIA

Por otro lado, desde la CTA Autónoma subrayaron que el nuevo monto del salario mínimo, vital y móvil debe aproximarse al valor de la canasta básica alimentaria, definición que comunicó a esta agencia el secretario general Ricardo Peidro, quien además es secretario adjunto del gremio de visitadores médicos.

Peidro, sobre este punto, remarcó que ante la desactualización del salario y la suba de los precios la CTAA aprobó “un plan de reactivación del ingreso que toma como base la canasta elaborada por la Comisión Interna del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec)”.

“Otra alternativa es elaborar una estrategia de incremento progresivo y por arriba del proceso inflacionario para ubicar a ese ingreso en un valor adecuado a fin de que pueda satisfacer las necesidades básicas contempladas en la ley”, apuntó Peidro.

El gremialista, quien encabeza la CTA Autónoma junto con Hugo Godoy (ATE Nacional) y Claudia Baigorria (Conadu histórica), detalló que el martes, en la reunión tripartita, plantearán que el Consejo del Salario cumpla con “su obligación de calcular el monto de la canasta básica, porque ese es el salario necesario para enfrentar las necesidades de alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, atención sanitaria, transporte, esparcimiento y previsión”.

La reunió, que fue convocada por el Ministerio de Trabajo, constituirá la sesión plenaria ordinaria del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, órgano tripartito en el que se discuten regularmente los incrementos del salario mínimo y otras cuestiones del ámbito laboral. El último encuentro de ese cuerpo tripartito, más conocido como Consejo del Salario, se realizó el 14 de octubre de 2020.

Por la situación de la pandemia, el Consejo arrancará a las 15 de forma virtual, según convocó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, mientras que a las 16:30 se iniciará la segunda reunión, en la que se procurará consensuar -o en su defecto laudará la cartera laboral- el nuevo mínimo, vital y móvil.