Inicio Argentina Confirmaron 22 casos de la variante Delta en la Provincia

Confirmaron 22 casos de la variante Delta en la Provincia

“En @BAProvincia tenemos 22 casos confirmados y todos con nexo a personas viajeras”, escribió anoche en su cuenta de Twitter el ministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak. Y dio a entender que esto implica que aún no hay circulación comunitaria de la variante Delta en el territorio.

En cuando a los contagios, 20 son viajeros internacionales (13 detectados en punto de entrada, 7 detectados en seguimiento en hoteles) y 2 por contacto estrecho. “Gran parte del trabajo para retrasar la circulación comunitaria de la variante Delta se debe a los controles exhaustivos que realizamos en conjunto con Migraciones”, escribió Kreplak.

Mientras, el ministerio de Salud de la Nación informó la detección de dos casos de Covid-19 correspondientes a la cepa Delta sin nexo epidemiológico con viajeros. Ambos se registraron en la Ciudad de Buenos Aires, en tanto que aún se investiga el origen de la cadena de transmisión, según indicó el parte.

“De confirmarse la ausencia de nexo epidemiológico, constituirían los primeros casos no relacionados con viajeros en el país”, señaló el ministerio al destacar que “se produce tres meses después de haber detectado en Argentina el primer caso de variante Delta en un viajero”.

Se trata de un niño, cuya edad no se dio a conocer, que comenzó con síntomas el 20 de julio y un adulto de 32 años que fue diagnosticado con Covid-19 el 4 de julio.

Drama en Córdoba

Mientras, frente al foco de contagios de la cepa Delta registrado en la provincia de Córdoba en los últimos días, con 17 casos confirmados, el Ministerio Público fiscal local informó que cinco personas fueron imputadas y detenidas ayer. Se trata de dos ciudadanos peruanos y tres argentinos, quienes son señalados de violar las medidas de restricción y también promover la propagación. Hasta el momento, las autoridades sanitarias aislaron a más de 800 personas y descartan la circulación comunitaria.

Según detalla el comunicado oficial, se trata de dos ciudadanos peruanos imputados por el artículo 205 del Código Penal, que refiere a la violación de medidas de restricción; y tres argentinos, residentes en Córdoba, imputados por el artículo 202 del Código Penal, que corresponde a la propagación del virus.

Lo que ocurre en Córdoba no hizo más que encender las alarmas en el resto del país, donde ya se detectaron otros contagios de esta variante y se teme que den inicio a lo que sería la tercera ola de Covid en nuestro país.

En relación a la situación en Córdoba, y siempre según la información oficial, el pasajero peruano ingresó con certificado de test negativo y no cumplió con el aislamiento que exigen las normas sanitarias, en tanto que, por ahora, no hay circulación comunitaria de esa variante.

La secretaria de Prevención y Promoción de la Salud de Córdoba, Gabriela Barbás, detalló que se está trabajando en conjunto con el Ministerio de Educación para la realización de los testeos y el relevamiento sanitario en la comunidad educativa de cuatro escuelas de la capital local, debido a que cinco burbujas escolares se encuentran comprometidas por contacto de contactos estrechos con el caso positivo.

“En esta instancia la detección temprana es muy importante para evitar la cadena de contagios”, señaló la funcionaria al explicar que está comprobada científicamente que la variante Delta “es altamente transmisible, superior a lo que son otras variantes, por lo tanto es importante seguir instando a la población para que se vacune para evitar el desarrollo de un cuadro grave o fatal”.

EL CASO

Un hombre de 62 años, de nacionalidad peruana, fue el portador del virus que, el 19 de julio arribó al Aeroparque Jorge Newbery proveniente de Lima (Perú) con test negativo. Dos días después se realizó el control, seguimiento telefónico y se programó el testeo correspondiente al séptimo día, y el 26 de julio, en Córdoba, se realizó el test para el alta y el resultado fue positivo, informó el Gobierno provincial.

Los datos oficiales detallan que el brote del virus, hasta el momento, se dio en un núcleo intrafamiliar y que los aislados son personas mayores y menores de contactos de contactos estrechos con el viajero que, según se informó, se encuentra en buen estado de salud al igual que los restantes 16 positivos, y que en ninguno de los casos requieren, por ahora, hospitalización.

El infectólogo Hugo Pizzi manifestó su preocupación por la situación al sostener que “tiraron un bomba epidemiológica en Córdoba”, por lo tanto “hay que estar muy alertas por el retroceso que esto implica en el manejo de la pandemia. Es un tropiezo epidemiológico de grandes dimensiones, por la indisciplina, por la falta de empatía, por la falta de sentido común de esta persona”.

La situación de Córdoba también puso en alerta al infectólogo Javier Farina, al sostener que “seguramente ya hay una circulación comunitaria de la variante Delta” en el país e hizo hincapié en la necesidad de mantener los cuidados. “Era algo que esperábamos que no pase, al menos no con esta magnitud, tan rápido”, reconoció el profesional.

Por otro lado, más de 20 personas quedaron aisladas en Salta, en forma preventiva, tras registrar contacto estrecho con un deportista que a principios de julio regresó de Europa y dio positivo para la variante Delta. Ahora las autoridades sanitarias esperan los resultados de los estudios correspondientes.

Publicidad