Inicio Argentina Créditos UVA: por la escalada inflacionaria, evalúan medidas para atenuar el impacto

Créditos UVA: por la escalada inflacionaria, evalúan medidas para atenuar el impacto

La inflación parece no tener techo y los bolsillos se achican cada vez más. Por eso a los argentinos hacen malabares para llegar a fin de mes. Pero sin dudas a los que más golpea la suba de precios es a los que sacaron los tan fomentados créditos UVA. Y un dato muestra a las claras cómo los afecta: mientras se espera un crecimiento del 45% del índice de precios (lo que rige el valor de la UVA) y los sueldos aumentarán un 25% en el año, la cuota que a principio de año significaba un 25% del salario, en diciembre aumentará un 28%.

Si bien muchas familias pudieron cumplir el sueño de la casa propia, hoy la situación económica del país les juega una mala pasada porque la cuota aumenta a un ritmo vertiginoso ya que el capital que se adeuda se ajusta con las mediciones que hace todos los meses el Indec. De ahí que el Gobierno ya evalúa meter mano para atenuar el fuerte impacto en los tomadores de este tipo de crédito, que fue uno de los caballitos de batalla de Cambiemos.

La idea es mantener la relación cuota-ingreso para que lo que tenga que pagar el cliente no los deje con los bolsillos vacíos. Por estas horas, son dos las variantes que se evalúan.

Si bien el dinero que se otorgaba estaba atado al 20% del salario, ahora buscan implementar la activación de un seguro que sirva de salvavidas cuando el saldo a pagar supere un porcentaje determinado del sueldo, que sería ahora del 25%. Claro que quién se haría cargo del pago de ese seguro sería el propio tomador del crédito. 

También se estudia implementar un fondo compensador, el cual se dispararía al igual que en el caso anterior, con el objetivo de que se mantenga estable la relación cuota-ingreso. De esta forma, en el caso de que la inflación se dispare y supere los salarios, el dinero de ese fondo permitirá que la cuota no se vaya por las nubes y se ajuste a los salarios de los deudores.

Cabe resaltar que la oposición ya había puesto el ojo en esta problemática que afecta a quienes se embarcaron en los créditos UVA. Es por eso que presentaron un proyecto en el que prevé que la cuota se actualice por el Coeficiente de Variación Salarial o el IPC. En tanto, si es que los sueldos suben un 5% más que la devaluación, allí las entidades bancarias recibiría una “prima adicional” del 1,5% de la cuota hasta cubrir ese desfasaje.

Lo cierto es que lo que rige actualmente es la chance de extender por un 25% el plazo del préstamos por medio de una cláusula que establece que si la inflación supera por más de un 10% la evolución de los sueldos, los bancos están obligados a ofrecer esta posibilidad.

Publicidad