Inicio Argentina Cristina, entre más pistas que apuntan a un plan para matarla y...

Cristina, entre más pistas que apuntan a un plan para matarla y la amenaza desde La Plata

La vicepresidenta, Cristina Kirchner, sufrió ayer una nueva amenaza de muerte. Esta vez se trató de un llamado telefónico que se realizó al 911 desde nuestra ciudad y los investigadores se encuentran analizando los detalles para dar con el culpable. mientras se sumó un tercer detenido de la llamada “banda de los copitos”, por el atentado sufrido el 1º de septiembre.

Según pudo saber este diario, la Vicepresidenta sumó una nueva amenaza de muerte, a partir de una llamada telefónica realizada a la línea de emergencias 911, la que se habría realizado el lunes desde La Plata.

Al respecto, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, dijo que luego de la llamada intimidatoria realizada el lunes “se dio rápidamente intervención a la Policía (Federal)”’ y el hecho “se está investigando”.

El llamado fue realizado por una persona a la que se intenta identificar desde la ciudad de La Plata.

El ministro indicó que habló con la vicepresidenta para informarle sobre esta amenaza, pero no dio precisiones sobre si la mandataria reforzará su seguridad personal. “Eso lo deben analizar los especialistas y el jefe de la custodia de Cristina Kirchner”, dijo ante la consulta de los periodistas.

Sin embargo, luego se supo que el ministerio de Seguridad de la Nación le envió la grabación a la jueza Capuchetti, quien escuchó el audio de la amenaza de muerte contra la exmandataria y acto seguido ordenó reforzar su custodia y la de su familia. El oficio elevado por la magistrada está bajo análisis del ministerio. Por el momento se desconoce la identidad de la mujer.

En tanto, sobre el episodio ocurrido el 1º de septiembre frente a la casa de Cristina, se conoció una nueva detención: la de Agustina Díaz en San Miguel, aunque no trascendieron detalles porque aún continúa pesando sobre la causa el secreto de sumario.

Se trata de una amiga de la detenida Brenda Uliarte, novia del atacante, Fernando Sabag Montiel, quien le dijo a Uliarte a través de un mensaje de teléfono: “Borrá todo”, después del fallido atentado en la esquina de Juncal y Uriburu.

Minutos antes, Fernando Sabag Montiel había apuntado la Bersa 32 en la cara de la ex jefa de Estado. “¿Por qué falló el tiro.? ¿Cómo mandaste a este tarado?… Y después ¿se puso nervioso?”, preguntó en un mensaje Díaz después de ver el episodio en televisión.

Por todo esto será indagada hoy por los investigadores. De esos mensajes se desprende que la joven que estaba agendada como “amor de mi vida” en el teléfono de Brenda sabía antes y después lo que la pareja iba a concretar: el plan para matar a la Vicepresidenta.

De la investigación de los teléfonos surge también que Sabag Montiel y Uliarte habían hablado de alquilar un departamento frente a la casa de Cristina Kirchner. Y una serie de indiciones que confirman la premeditación del ataque.

El lunes se supo que la banda había abortado un plan para asesinarla en la noche de 27 de agosto, el día del discurso de la Vicepresidenta frente a sus simpatizantes, tras el escándalo de las vallas.

Los chats entre Uliarte y Sabag Montiel, se escribieron: “No, no es que se dé cuenta, el tema es que hay una cámara de TV, y hay poca gente, y la gente se está yendo, y el momento es ese, ahora ya es tarde, o sea son las 12 y ella salió a esa hora, y era a esa hora, o sea el escenario era con ella porque la habrán seguido”, dice uno de los mensajes que recibió Uliarte de parte de Sabag Montiel.

“¿Entendés? Después vamos a ver en la tele a ver qué pasó porque cuando ella se metió, la siguieron y ahí tendría que haber sido”, sostiene otro mensaje detectado por la justicia.

Y ahora aparece el dato de los diálogos entre Sabag y Brenda pensando en alquilar un departamento con vista a la casa de la ex presidenta.

Agustina Díaz tiene 21 años. Sus padres se acercaron ayer a los tribunales de Comodoro Py para enterarse de la situación de su hija. Esta tarde, la joven se entrevistaba con el defensor oficial Juan Martin Hermida, el mismo que representa a Sabag Montiel. Si no hay intereses cruzados en la representación legal, asumirá la defensa. Si no, el caso pasará a otro defensor.

Lo que los investigadores sospechan es que esta joven aparece teniendo conocimiento antes y después del ataque. E incluso preguntándole a Brenda porque había fallado “este tarado” o recomendándole borrar el teléfono.

Ella misma había cambiado el chip. El viejo, de todas maneras, le fue secuestrado por los agentes de la Policía en el allanamiento en su casa. Hubo un segundo allanamiento que se hizo en el partido de San Miguel a otro exnovio de Brenda que también hablaba con ella, pero no se comprobó que tuviera vinculación directa a la causa.

Sobre el grupo de chicos que sí vendía copitos de azúcar, entre ellos Nicolás Carrizo, las fuentes consultadas dijeron no haber ubicado ayer ninguna novedad de relevancia.

La causa, mientras tanto, sigue procesando la información que surge de los entrecruzamientos, las redes y los teléfonos. “La investigación continúa”, enfatizan.

Hoy se presentarán estas pruebas a la detenida Agustina Díaz, como nueva imputada. Y volverán a ampliarle la indagatoria de Sabag Montiel y Brenda Uliarte. Así lo solicitó el fiscal Rívolo el sábado.

En su paso por Comodoro Py, Sabag Montiel había dicho que su novia no tenía nada que ver y él tampoco. Brenda, por su parte, había dicho que no sabía nada del plan de su novio y que había ido hasta la esquina de Recoleta a acompañarlo. Ninguna de sus explicaciones se condicen con las pruebas recolectadas hasta ahora en el expediente.

POR PEDOFILIA

Por otra parte, trascendió que Rívolo solicitó ayer a la Justicia porteña que investigue a Fernando Sabag Montiel por pedofilia, luego de que se hallaran en su teléfono celular fotos de menores de edad “participando de actividades sexuales explícitas”.

Si bien aún no se identificó a la autora de la amenaza, se sabe que el llamado fue desde La Plata

Publicidad