Inicio Argentina Cumbre entre Vidal y Massa para destrabar el Presupuesto bonaerense

Cumbre entre Vidal y Massa para destrabar el Presupuesto bonaerense

El lunes la gobernadora María Eugenia Vidal estaría enviando a la Legislatura bonaerense el Presupuesto 2019, y como su tratamiento promete ser polémico, ya que incluye parte del ajuste impulsado desde Nación, desde el oficialismo comenzaron a mover las piezas para tratar que el camino hacia su aprobación sea lo menos conflictivo posible.

Por eso ayer, la propia Vidal se reunió con Sergio Massa para destrabar la discusión del presupuesto. El encuentro tuvo lugar en un hotel del centro porteño, comenzó a las 18:30hs. y se extendió durante unas dos horas.

La idea de la mandataria provincial es tender puentes con el Frente Renovador para asegurarse la aprobación de la iniciativa, ya que sabe que el kirchnerismo, el PJ y la izquierda se opondrán en la Legislatura.

Cambiemos no cuenta con los legisladores necesarios para aprobar el Presupuesto y por eso necesita de alianzas ocasionales, y el massismo, quien supo ser un socio clave en la primera parte de la gestión de Vidal, cuenta con 12 diputados y 2 senadores. Además, según señalaron fuentes consultadas, el bloque que encabeza el ex camporista José Ottavis funciona “en sintonía” con el massismo, casi como si fuera un interbloque.

Eso lo convertiría en un actor principal al momento de que el Presupuesto llegue a la Legislatura, y en caso de que las líneas que se trazan entre ambos sectores lleguen al final que en Cambiemos desean, el oficialismo evitaría, por ejemplo, tener que negociar con otros sectores con quienes un acuerdo resultaría más complejo.

Desde el massismo dejaron trascender que le solicitaron a la gobernadora un plan de pequeñas obras que sirviera para hacer frente la preocupación que tienen por la situación social y del empleo que se viene registrando en la Provincia, agudizada posterior a la devaluación.

Y hasta se habría deslizado el pedido del desdoblamiento de las elecciones, algo que en principio no parece ser una moneda de cambio que el oficialismo esté dispuesto a negociar.

El lunes, a partir de que el Presupuesto, que contempla una pauta salarial del 20% y el aumento de impuestos, entre ellos el Inmobiliario, que podría llegar al 40 por ciento, habrá que estar atentos a los escenarios que comenzarán a montarse hasta que se llegue al momento de la votación.