Inicio Argentina Dólar fósforo: llegó a $222 en la Región

Dólar fósforo: llegó a $222 en la Región

El dólar blue sigue desbocado y cerró la rueda de ayer trepando hasta los $222 (como la tradicional marca de fósforos) en la Región y a $219 para la venta en la city porteña, para alcanzar nuevos máximos históricos. En muchas ciudades del interior, el Conurbano y la Costa Atlántica, en un mercado muy movido pero con operadores y compradores desorientados por la fuerte suba, se llegó a negociar muy cerca de los $225, en una plaza cada vez más caliente en la que desembarcaron explosivamente los billetes de $1.000 emitidos casi descontroladamente en diciembre pasado.

Mientras tanto, las cotizaciones oficiales y financieras continuaron con tendencia alcista y la brecha cambiaria con el dólar mayorista se acomodó por encima del 100%.

Subió el ahorro

El dólar ahorro o solidario trepó 15 centavos a $181,13, de acuerdo al promedio en los principales bancos del sistema financiero. A su vez, el valor minorista de la divisa en el Banco Nación aumentó 25 centavos a $109,25 y el oficial quedó en $109,79. En el segmento mayorista, el dólar aumentó tres centavos a $104,34.

En la Bolsa, el dólar “contado con liqui” (CCL), -operado con el bono AL30, uno de los más líquidos de la plaza doméstica-, saltó desde los $206,04 hasta los $218,82 (6,2%) en la semana, llevando la brecha con el tipo de cambio oficial hasta el 109,7%, máximo desde el 7 de diciembre. Subió 96 centavos (0,4%).

Asimismo, las cotizaciones del CCL evaluadas con otros activos (como el bono GD30, ADRs, o Cedears), treparon hasta 7,6% y llegaron a tocar los $225, por lo cual el spread con el dólar mayorista superó el 115%.

En el caso del MEP (vía AL30), el precio pasó de $202,46 hasta los $212,74 en la semana, un valor inédito hasta el momento en términos nominales. En esta última jornada ascendió 42 centavos (0,2%).

LAS RAZONES

Varios factores se sumaron en este cóctel de subas generalizadas. Además de la incertidumbre por las negociaciones con el FMI, preocupa el actual estado de las reservas del BCRA, que disminuyeron el jueves en U$S90 millones y se ubicaron en los U$S38.943 millones, el monto más bajo en 13 meses. Claro que, si se contabilizan únicamente las reservas netas líquidas, entonces el nivel es más crítico aun: no superan los U$S1.500 millones.

A este escenario se suman las recientes medidas de control anunciadas por UIF y AFIP, tendientes a desalentar la compra de dólares financieros en el circuito legal.

Pero lo más determinante es la avalancha de pesos que viene emitiendo a toda marcha el Banco Central. Hasta los primeros días de enero, había una demanda de pesos: las empresas necesitaban pagar sueldos y medio aguinaldo; mientras que los ahorristas necesitaban efectivo para compras de fin de año y vacaciones, en un contexto en el que se restringió la salida de argentinos a destinos internacionales.

Sin embargo, esa tendencia se revirtió y hoy el mercado está plagado de los billetes de más alta denominación, cuya impresión creció a todo ritmo y en todo 2021 superó su crecimiento a la inflación.

Como se señaló: el impulso de diciembre a la mayor emisión por la necesidad estacional de más pesos para pagar distintos compromisos, por parte de las empresas e individuos, y los planes impulsados por el Gobierno en noviembre por las elecciones legislativas, generaron un crecimiento impactante.

Es decir, sólo en el último mes del año creció 25,2% la cantidad de billetes de $1.000 en circulación. De hecho, en la segunda quincena de diciembre, el número de estos papeles se incrementó 14%.

Por lo tanto, en el último mes del año que acaba de terminar se pasó desde los 1.332,1 millones de unidades con la imagen del hornero que estaban registradas a fines de noviembre pasado, hasta los actuales 1.668 millones de ejemplares. En conclusión, en diciembre se imprimieron casi 336 millones de billetes de $1.000, según Iprofesional.

Incremento

Al analizar todo 2021, aumentó 80% el volumen de esta máxima denominación en circulación entre bancos y el público. Por ende, superó al 50% de inflación registrado en el mismo período. Esta cifra se traduce que en todo el año pasado se emitieron 742 millones de unidades del hornero, y se transformó, por lejos, en la denominación que más creció en 2021.

Le siguen muy atrás los papeles de $500, que aumentaron apenas en 219 millones de papeles más. O sea, un 20% de crecimiento en volumen en el año, para totalizar a fin de diciembre cerca de 1.274 millones de ejemplares.

En definitiva, la elevada emisión efectuada por el Banco Central durante el 2021 se sustenta en la elevada inflación, por los motivos electorales ya que se pusieron más pesos en “los bolsillos” de la gente, y por temas estacionales de diciembre.

La “avalancha” de pesos que se vienen emitiendo tiene un impacto importante

Publicidad