Inicio Argentina EE UU donó a la Argentina 3,5 millones de dosis de la...

EE UU donó a la Argentina 3,5 millones de dosis de la vacuna de Moderna

Tras varios meses de gestiones, nuestro país tiene la primera vacuna de Estados Unidos. El gobierno de Joe Biden envió ayer a Buenos Aires 3,5 millones de dosis de la vacuna Moderna, la primera donación de la Casa Blanca al país y la más grande de todas las que realizó hasta el momento para América latina.

Conocida esta donación, el propio viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, se mostró confiado en que pronto se apruebe la autorización para aplicar esta vacuna en adolescentes.

El funcionario dijo que “es muy importante” el envío del Gobierno estadounidense de 3,5 millones de vacunas de Moderna y señaló que “sirve para aportar a la solución de la vacunación. Moderna ya presentó todos los papeles en la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), lo que sería la Anmat de Estados Unidos, para poder ser aprobada para personas de entre 12 y 18 años”.

En ese marco, dijo que si ello ocurre “y luego presentan los papeles en Argentina y se aprueban -hay un convenio entre nuestro país y Estados Unidos-, puede ser que muy pronto tengamos la autorización para usar Moderna en adolescentes”.

Al mismo tiempo, destacó que en el país hay expectativa de que se pueda autorizar el uso de la vacuna Sinopharm para menores de edad y especificó que “en China ya la están usando entre tres y 18 años”.

Por otro lado, adelantó que el próximo fin de semana se enviarán en la provincia 250 mil turnos para segunda dosis de la vacuna Sputnik y destacó la efectividad de esa vacuna rusa al plantear que “con una dosis tiene una eficacia de entre el 90% y el 95% para prevenir tipos graves de la enfermedad”.

UNA VACUNA CON ALTA EFICACIA

La vacuna contra el coronavirus de la empresa estadounidense Moderna, desarrollada con una tecnología innovadora, demostró una eficacia del 94,1%, presentó buenos resultados en población adolescente y generó títulos neutralizantes contra las nuevas variantes del virus en las personas inmunizadas.

Se trata de una de las dos vacunas aprobadas con tecnología de ARN mensajero junto a la de Pfizer, se administra en dos dosis y según indicó la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede conservarse a una temperatura de entre 2°C y 8°C durante 30 días.

A diferencia de Pfizer aunque “los viales multidosis incluidos en los envases contienen una suspensión que se debe conservar a una temperatura comprendida entre –25 ºC y –15 ºC, se pueden mantener refrigerados a una temperatura de entre 2 °C y 8 °C durante 30 días”, indicó la OMS.

El estudio clínico de fase 3 de la vacuna de Moderna fue publicado el 30 de diciembre de 2020 en la revista New England Journal of Medicine (https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2035389), y allí se informó la eficacia del 94,1% contra la Covid-19 sintomática en base al ensayo en el que participaron más de 30 mil voluntarios.

El trabajo también señaló que “aparte de las reacciones transitorias locales y sistémicas, no se identificaron problemas de seguridad”.

El 25 de mayo pasado, Moderna anunció que su vacuna contra el coronavirus es “altamente efectiva” en adolescentes de entre 12 y 17 años, según los resultados completos del ensayo clínico TeenCOVE.

En ese estudio participaron más de 3.700 adolescentes de entre 12 y 17 años en Estados Unidos, de los cuales dos tercios recibieron la vacuna y un tercio placebo.

“Tras dos dosis, ningún caso de Covid-19 se observó en el grupo vacunado (…) contra cuatro casos en el grupo placebo, lo que resulta en una efectividad de la vacuna de 100% 14 días después de la segunda dosis”, sostuvo Moderna en su comunicado.

La empresa también inició un estudio en 6.750 niños de 6 meses a 11 años (KidCOVE) cuyos resultados todavía no presentó. El 29 de junio, la compañía informó que su vacuna produjo títulos neutralizantes contra las variantes Beta (B.1.351, identificada por primera vez en Sudáfrica), las tres variantes de linaje de B.1.617 (detectadas en India); la variante Eta (B.1.525, identificada por primera vez en Nigeria); y las A.23.1 y A.VOI.V2 que se originaron en Uganda y Angola, respectivamente.

Al igual que la de Pfizer, la vacuna de Moderna utiliza una tecnología absolutamente novedosa con nanopartículas para transportar el material genético del virus contra el cual se quiere inmunizar.

“La membrana que rodea nuestras células es una bicapa lipídica (de lípidos); las vacunas con ARN mensajero lo que hacen es crear nanopartículas con una bicapa lipídica y dentro de éstas se incorpora el material genético, en este caso de la proteína Spike”, describió el investigador y docente Emilio Malchiodi cuando se presentaron los resultados de la eficacia de esta vacuna.

El especialista sostuvo que “al ingresar al organismo, esas nanopartículas se van a fusionar con las membranas de las células (porque ambas son bicapas lipídicas) y se va a ‘liberar’ dentro de la célula el material que codifica para la proteína Spike”, tras lo cual “el organismo comienza a producir la proteína y el sistema inmunológico reacciona, igual que hace cuando ingresa transportada por un adenovirus”.

El 18 de diciembre de 2020, la FDA (entidad regulatoria de Estados Unidos) autorizó el uso de emergencia de la vacuna Moderna COVID-19 en personas mayores de 18 años; desde entonces fue aprobada para uso de emergencia en más de 50 países. Además, es una de las autorizadas por la OMS.

MAS VACUNAS

Al tanto de la donación realizada por la administración Biden a nuestro país, el médico sanitarista y asesor del gobierno de la provincia de Buenos Aires, Jorge Rachid, destacó ayer el acelerado plan de vacunación en territorio bonaerense y consideró que, de mantenerse ese ritmo, en los próximos 60 días vamos hacia una nueva normalidad con inmunidad comunitaria.

La vacuna de Moderna demostró tener una eficacia del 94,1 por ciento

“Preparémonos para dejar esta pesadilla”, afirmó Rachid, quien destacó que en la provincia de Buenos Aires de la totalidad de los inscriptos ya el 80 por ciento está vacunado. “Los países centrales se dieron cuenta que si no donan las vacunas que tienen en su poder, el virus comunitario va a seguir atacando globalmente. Han abierto los brazos y en buena hora sea”, apuntó el experto.

Así las cosas, sumando las dosis chinas de Sinopharm que llegaron el jueves y las vacunas Moderna que llegaron ayer, Argentina alcanza un total de 36.291.730 vacunas desde el inicio del plan de inoculación de la población.

Hasta el momento, arribaron 11.868.830 de dosis que corresponden a Sputnik V (9.375.670 del componente 1 y 2.493.160 del componente 2); 9.840.000 a Sinopharm; 580.000 a AstraZeneca-Covishield, 1.944.000 a AstraZeneca por el mecanismo Covax de la OMS, 7.790.900 a las de AstraZeneca y Oxford cuyo principio activo se produjo en la Argentina. Y ellas se suman las de Moderna.

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, hasta ayer a la mañana se distribuyeron 28.283.544 dosis de vacunas en todo el territorio, al tiempo que se aplicaron 26.511.672. De ese total, hay 21.317.004 personas inoculadas con la primera dosis, y 5.194.668 cuentan con el esquema completo de vacunación.

Publicidad