Inicio Argentina El ala dura del PRO le sale a marcar la cancha a...

El ala dura del PRO le sale a marcar la cancha a Larreta y Santilli en Provincia

La tensión interna en el PRO entre el sector dialoguista que lidera Horacio Rodríguez Larreta y el ala dura cuya principal referente es Patricia Bullrich, estalló este jueves en la Provincia. Un grupo de legisladores bonaerenses se reunió y acordó resistir la mayoritaria postura de Juntos de dejar en manos del oficialismo la presidencia de la Cámara de Diputados bonaerense.

Los halcones del PRO sostienen que Juntos quedó con 43 diputados y el Frente de Todos con 42. Afirman que al ser primer minoría, la oposición debe reclamar la presidencia. “Hay amigos que están cómodos con el status quo”, chicanean como para atacar la posición que parece ganar terreno en el arco opositor en el sentido de que debe ser el oficialismo el que conserve la conducción de la Cámara baja.

La cuestión es que el tema se abordó hoy en un encuentro al que asistieron varias espadas bonaerenses del ala dura partidaria. Estuvieron allí representantes de Bullrich, del intendente de Vicente López, Jorge Macri, y de Daniel “Tano” Angelici, el ex presidente de Boca Juniors

Algunos de los que cantaron presente fueron el diputado nacional electo Gerardo Milman (mano derecha de la presidenta del PRO), el intendente de Pergamino Javier Martínez (que responde a Angelici) y los diputados Daniel Lipovetzky, Fernando Rovello, Fernanda Antonijevic, Mauricio Vivani, Laura Ricchini, María Paula Bustos y Florencia Retamozo.

Coincidieron, aún sin proponer un nombre concreto de su propio espacio, que Juntos debe dar la pelea por la presidencia de la Cámara baja. “Somos la primera minoría y nos corresponde”, señalaron.

El planteo de los halcones del PRO excede la mera disputa de los espacios institucionales en la Legislatura. Es mucho más amplia y forma parte de las tensiones internas con Rodríguez Larreta. De hecho, la propia Bullrich salió a decir en las últimas horas que se espera más de la elección de María Eugenia Vidal en Capital Federal.

La ex gobernadora bonaerense en su retorno a las lideres electorales porteñas consiguió el 47 por ciento de los votos y resultó ampliamente victoriosa, pero no llegó al ideal del 50 por ciento que se proyectaba. Bullrich pasa la factura convencida de que si ella hubiese sido la candidata se hubiera alcanzado ese porcentaje ideal pues su nombre, analizan en su entorno, evitaba el crecimiento de Javier Milei. En el caso de Diego Santilli en la Provincia y tras el resultado sorpresivo de las PASO, en el PRO la expectativa era que estirara su ventaja con la peronista Victoria Tolosa Paz. Por el contrario, esa brecha se redujo.

Como telón de fondo de estas tensiones están las candidaturas para 2023.  El ala dura del PRO señala que Rodríguez Larreta no emergió como líder indiscutido del espacio de cara a la pelea por la Casa Rosada. Bullrich, de hecho, está en la grilla y habrá que ver qué define Mauricio Macri. Y en el caso de la Provincia, hay dirigentes como Jorge Macri que no descartan anotarse en la batalla interna contra el Colorado.

La movida de los halcones en la Provincia supone ampliar esa pulseada contra Larreta y Santilli en todos los territorios. Y en ese marco, la disputa por la presidencia de la Cámara de Diputados bonaerense surge como un eslabón más.

Publicidad