Inicio Argentina El cierre de “Todos”, con Cristina protagonista

El cierre de “Todos”, con Cristina protagonista

Con críticas a Mauricio Macri y María Eugenia Vidal y al periodismo en general, Alberto Fernández y Cristina Kirchner cerraron muy encendidos -sobre todo la Vicepresidenta- la campaña electoral del oficialismo, durante el acto celebrado ayer en Tecnópolis que luego de mucho tiempo, cobijó militantes en los accesos al predio ubicado en la localidad bonaerense de Villa Martelli. Aunque nuevamente utilizaron un tono polarizador, se mostraron a favor de buscar un acuerdo político a fin de año, que la oposición descree.

Pese a que el acto que cobijó a un millar de invitados en el microestadio fue cerrado por Fernández, los flashes del evento se los llevó la Vicepresidenta que con una suerte de “stand up” se permitió bromear y bajar línea, al mismo tiempo, en lo que parecieron duras advertencias hacia su propio espacio pero también hacia los medios –los nombró al menos cinco veces en su casi hora de discurso- y la oposición. “Lo llevaste a (Miguel) Pichetto que te votaba hasta el café con leche”, azuzó para contestar una acusación al peronismo por supuesto “golpismo” que había realizado un día antes Macri en un canal de cable.

Acompañada en el escenario por el jefe de Estado, por los gobernadores peronistas, los diputados Sergio Massa y Máximo Kirchner, los candidatos bonaerenses y porteños como Leandro Santoro y correntinos como “Camau” Espínola, Cristina hizo uso de la palabra combinando gestos, algunos destinados hacia los asistentes desplegados en una multitudinaria platea y en las tribunas laterales del estadio.

Sentados había funcionarios, sindicalistas como Hugo Moyano y Héctor Daer, abuelas de Plaza de Mayo como Estela de Carlotto y el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que sonrió con su barbijo a medio colocar al ser reconocido por el primer mandatario, Afuera, en el acceso sur del predio multiferial, había columnas del Movimiento Evita, de Barrios de Pie y de gremios estatales ligados a la CTA Autónoma. No había militancia del kirchnerismo.

MOVILIZADOS

Un referente del Evita consultado por la ausencia de los seguidores de la expresidenta, que supieron ganar las calles en el poder y también cuando gobernaba el macrismo, se preguntó ante la consulta de este diario si “¿La Cámpora puede movilizar? Una cosa es tener ´fierros´ como Anses y otra gente para movilizar. Nosotros reivindicamos que la política también se hace en la calle”. Está claro que la movilización de ayer respondía a sectores cercanos al Presidente y a una organización que compite con la entidad liderada por Máximo pero en ningún momento de la campaña se vio a seguidores del kirchnerismo marchar en apoyo de los candidatos oficiales.

Fue en este contexto que Cristina copó el escenario con un discurso que casi duplicó en duración al del Presidente. Con un lenguaje llano y cargado de modismos, la titular del Senado la emprendió contra los periodistas al aconsejar a los candidatos que “cuando vayamos a discutir a un medio no maltraten a una candidata porque es de otra ideología. No se lo merece nadie. El primero es el que está sentado mirando en su casa. Por eso también debe ser que tiene tanto rating Masterchef y esos que cantan (La Voz Argentina). La gente más temprano que tarde se aviva”. Lo hizo en referencia a una supuesta agresión que habría sufrido Tolosa Paz en una entrevista televisiva.

En un momento, le achacó a los medios “la chatura del debate” de la campaña al considerar que los candidatos eran llevados por los conductores de radio y TV hacia una discusión superficial. Pareció olvidar las apelaciones “a garchar” o la importancia de las “cartas astrales” de la primer candidata bonaerense, que ayer salió a repartir boletas en el tren exRoca.

Tardó menos de un minuto de su alocución en nombrar a Macri, al asignarle irónicamente al expresidente la creación de Tecnópolis por haberse opuesto en 2010 a una exposición callejera en el marco de los festejos por el Bicentenario de la Patria.

“PERONISTA GRONCHA”

A Vidal le dedicó la crítica más risueña, al poner en duda de dónde sacó los recursos para comprar el piso de Recoleta donde hoy vive. “Pese a la crisis de vivienda que hay en el país, la ex gobernadora pudo conseguir un piso igual que el mío en Recoleta, a mitad de precio arriba del vendedor que le prestó la plata. Qué bárbaro. Qué suerte tiene algunos y algunas”, sostuvo y, con una sonrisa, alegó que “pónganle que yo soy una ´groncha´ peronista, una morocha peronista, pero esto que estoy diciendo me lo enteré por una rubia, que no es peronista, no es groncha y que si esto fuera una monarquía no sería menos que duquesa”, en referencia a Esmeralda Mitre, quien en su cuenta de Twitter había sembrado suspicacias sobre el origen de la actual vivienda de Vidal.

A diferencia de actos anteriores, esta vez Cristina reinvindicó algunas de las obras y políticas desplegadas por el Presidente, como los hospitales “portatiles” para enfrentar la pandemia o las restricciones para exportar carne para así cuidar su precio en el mostrador. Al concluir a los gritos su discurso, recibió la mayor ovación de la tarde..

Luego llegó el turno de Alberto Fernández que hizo un repaso por la “pesada herencia” del macrismo. Y valoró lo hecho durante su gobierno. Y recalcó que “recuperamos el ministerio de Ciencia, cuando apareció la pandemia, los científicos se pusieron a disposición del país. No es lo mismo pensar que los científicos están de más que pensar que son los que hacen crecer a un país. En medio de la pandemia, se unieron los científicos de una universidad del conurbano con una pyme para hacer este barbijo y facturaron millones de pesos”.

También filoso contra el periodismo, remarcó que “dediquen las tapas que quieran, mi obligación es con el pueblo, con las mujeres y hombres de la Argentina. El estado tiene que estar siempre presente. Ellos hablan, nosotros hacemos más de lo que hablamos. Después de tanto horror, tenemos que ser un país más igualitario y solidario”.

Al finalizar el encuentro, el Presidente recurrió a la moderación y convocó a “a los que nos votaron en el 2019, a los que nos votaron y hoy dudan, a los que no nos votaron, les pido que estemos juntos para terminar con tanta desigualdad y decadencia, con el dolor que nos dejó la pandemia y que tanto dolor no haya sido en vano, que tanto dolor nos haya servido, que la solidaridad es un valor”.

Publicidad