El FMI prestará más de lo esperado pero pidió un reajuste fiscal y menos inflación

5

El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció ayer la aprobación de un crédito de 50.000 millones de dólares para la Argentina, que se implementará con la modalidad de Stand by a lo largo de 36 meses.

La llegada del préstamo fue revelada anoche por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, en una conferencia de prensa brindada en el Centro Cultural Kirchner (CCK), luego que el FMI difundiera el acuerdo a través de un comunicado de prensa.

El crédito del que dispondrá la Argentina se elevará a un total de 56.500 millones de dólares dado que al préstamo del FMI se sumará el aporte extra de 5.650 millones de dólares que realizarán el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento, explicó Dujovne.

Dujovne anunció que el crédito de 50.000 millones de dólares del FMI estará disponible a partir del 20 de junio próximo, luego de que el Directorio del organismo de su aprobación al entendimiento.

Agregó que la primera entrega, por 15.000 millones de dólares, se desembolsará de manera inmediata.

La directora del FMI, Christine Lagarde, manifestó a su vez su “respaldo” a las reformas económicas que implementó el gobierno en Argentina y dijo sentirse “complacida” de poder “contribuir” a los esfuerzos del Ejecutivo para fortalecer la economía “brindando respaldo financiero, que apuntalará la confianza del mercado, dándoles a las autoridades tiempo para abordar un abanico de vulnerabilidades de larga data”.

“Como parte de ese respaldo, tanto el FMI como el gobierno argentino tienen intención de colaborar para que se tomen las medidas y se activen integralmente los recursos necesarios a fin de proteger a la población más vulnerable a medida que avancen las reformas económicas”, agregó Lagarde en un comunicado publicado en la página web del organismo.

Dujovne confirmó que el acuerdo con el FMI era por 50.000 millones de dólares y resaltó que la importancia del monto es una “muestra del apoyo que tiene la Argentina a nivel internacional”.

El ministro indicó que el Gobierno decidió “acudir al FMI en forma preventiva para evitar una crisis”.

También enfatizó que “tenemos que entender que la solución a nuestros problemas depende de los argentinos”.

Dujovne subrayó que el acuerdo con el FMI “tiene cláusulas de salvaguarda inéditas” que contemplan la posibilidad de relajar las condiciones económicas exigidas “en el caso de necesitar incrementar el gasto social”.

El ministro detalló que el crédito de 50.000 millones de dólares del FMI estará disponible a partir del 20 de junio, luego que el Directorio del organismo dé su aprobación al entendimiento.

Y señaló que la primera entrega, por 15.000 millones de dólares, equivalente al 30% del total, se desembolsará de manera inmediata.

Dujovne, al ser consultado por la prensa, precisó además que la ayuda económica total que recibirá la Argentina ascenderá a 56.500 millones de dólares, al sumar los 50.000 millones del FMI más otros 5.600 millones de dólares que aportarán el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento (CAF).

Por su parte, Sturzenegger ratificó la decisión del organismo monetario de trabajar para “reducir la inflación al máximo posible” y que en el contexto actual se dejó de lado la meta de inflación del 15% fijada para el corriente año. “Para el 2018 decidimos no tener metas” de inflación, agregó el titular del Banco Central.

Son los millones de dólares que Argentina recibirá por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y la Corporación Andina de Fomento (CAF). Así, la ayuda total será de U$S 56.650 millones. Es un refuerzo al aporte del FMI.