El Gobierno convocó a los docentes y los gremios irán con un paro bajo el brazo

5

En el delicado conflicto salarial docente, como en una partida de ajedrez, el gobierno bonaerense y los gremios vienen moviendo sus piezas de acuerdo a la “jugada del otro”. Aunque esta vez hubo una tercera en discordia: la Justicia laboral. Así, 24 horas después de que el Tribunal del Trabajo Nº 1 ordenara al Ejecutivo provincial convocar a paritarias tras 83 días sin hacerlo, ayer llegó el llamado desde 6 y 53 a los sindicatos. El reencuentro será el lunes 23, a las 15, en el ministerio de Economía.

Como anticipó este diario, la administración de María Eugenia Vidal apelará ese fallo ante la Suprema Corte. Pero, para contrarrestar el efecto que provocó la exigencia de tres jueces del fuero laboral, en la víspera se hizo pública la convocatoria.

Entonces, los 5 gremios que integran el Frente de Unidad Docente bonaerense (FUD), que en la tarde-noche de ayer iban a anunciar un fuerte paro que impediría la reanudación de las clases tras el receso invernal, tuvieron que cambiar la jugada. “Tenemos el mandato de las bases de no reiniciar el ciclo lectivo luego de las vacaciones y lo mantenemos, pero condicionado a la nueva oferta que nos haga el gobierno en la reunión del 23”, dijeron los principales referentes sindicales.

Un fallo judicial ordenándole aplicar la cláusula de actualización automática de salarios por el índice de inflación del Indec “a causa de la ausencia de un acuerdo paritario”; otro fallo exigiéndole que convoque a paritarias porque la negociación había quedado trabada por una decisión “unilateral”, y el anuncio de una huelga que impediría reiniciar la actividad escolar luego del receso constituía una seguidilla que podía poner en el “banquillo” al gobierno. Por ello, en la víspera llegó la “jugada” -el llamado a una mesa técnica salarial- que hizo retroceder un casillero a las organizaciones gremiales.

Cerca de la gobernadora hay bronca. Un alto funcionario comentó en los pasillos de un ministerio que “la Justicia tarda entre 6 y 7 años para resolver un juicio laboral de un trabajador, y ahora se mete en terreno del Ejecutivo ordenando aplicar la cláusula gatillo y exigiendo llamar a paritarias”, disparó, a quemarropa. Ven una intencionalidad política.

Salida compleja

El tema es complejo. Es una realidad que la paritaria de este año ya batió el récord de “no resolución” que ostentaba la del 2017, cuando el acuerdo entre las partes se firmó el 4 de julio. La inflación no afloja. Y las proyecciones para este año ya se ubican en torno al 30 por ciento, incluso para las consultoras más escuchadas por el gobierno.

En ese contexto, los gremios docentes han empezado a utilizar la frase “teníamos razón” para encabezar cada comunicado. Sacan pecho frente a “los que cerraron por un 15% y ahora piden a gritos la reapertura de las negociaciones”, dejó caer ayer un delegado.

Cuál es el margen que tiene el Ejecutivo provincial para presentarle una propuesta “superadora” a los docentes es una verdadera incógnita.

Estamos en julio de 2018 cobrando salarios a nivel de diciembre de 2017, perdiendo día a día contra la inflación”

Mirta Petrocini, Presidenta de la FEB

Hemos sido muy pacientes. Y la gobernadora Vidal nunca estuvo a la altura de las circunstancias”

Roberto Baradel, Secretario General del SUTEBA

La Feb, el Sadop, Amet, Udocba y Suteba ya dijeron públicamente que reclamarán “30 por ciento de aumento y con cláusula gatillo, porque en el contexto actual es imposible prever hasta que altura subirán los precios”, reflexionó la secretaria general adjunta del brazo bonaerense de la Ctera, la docente matancera María Laura Torre.

El gobierno juega fuerte la carta de los aumentos a cuenta de un futuro acuerdo paritario, pero en ese punto, funcionarios y dirigentes sindicales están lejos de ponerse de acuerdo, valga la redundancia.

“En los primeros seis meses del año, el gobierno bonaerense adelantó un 10% de aumento”, afirman los ministros de Vidal. Fuentes seguras adelantaron, además, que se avecinan dos nuevos anticipos (3% y 2%) que se completarían después de las vacaciones.

La presidenta de la Feb, Mirta Petrocini, repite una y otra vez que “se trata de sumas fijas, no acumulativas, que se cobran una sola vez, de manera que no forman parte constitutiva del salario”. “Si esos adelantos hubieran consolidado el salario, el aguinaldo de junio de este año no hubiese sido igual al de diciembre de 2017. La realidad es que perdimos contra la inflación”, lanzó ayer, durante la conferencia de prensa que brindaron los 5 gremios.

“Precarización laboral”

La conferencia en cuestión no fue una más. Estaban todos. Los principales referentes de cada gremio y, detrás, las segundas y hasta terceras líneas. “Le dicen a la sociedad que nos dan el 10% y en realidad el promedio es del 6%. Lo del 16,1% del Indec (enero-junio) lo tienen que cumplir. Nosotros vamos a pedir el 30% más cláusula gatillo”, advirtió el titular del Suteba, Roberto Baradel.

Hubo frases que fueron marcando lo que puede pasar el lunes 23 en el ministerio de Economía. Desde “felicitaciones” a la Justicia por “obligar a la gobernadora a convocar a la paritaria” por parte del secretario general de Udocba, Miguel Díaz, hasta denuncias de “ajuste”, “precarización laboral” y “desmantelamiento de los equipos de orientación (ex gabinetes psicopedagógicos)”. “Hablamos de flexibilización laboral y precarización. En los nuevos diseños curriculares se advierte que va a haber contrataciones temporarias, que, aparte, van a desfinanciar al IPS”, cerró Petrocini.