Inicio Argentina El Gobierno pidió ahora a Rusia la detención de un funcionario iraní

El Gobierno pidió ahora a Rusia la detención de un funcionario iraní

El funcionario iraní, Mohsen Rezai/web

A la cancillería le llegó el dato de que el funcionario iraní Mohsen Rezai -el que participó de la asunción presidencial de Daniel Ortega en Nicaragua- se encuentra en Rusia y se lo pasó a la justicia federal, que anoche pidió a ese país la detención con fines de extradición de uno de los iraníes acusados por el atentado a la sede de la AMIA.

La resolución de captura fue firmada por el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, quien hizo lugar a un planteo de la UFI-AMIA, en base a información que había remitido al juzgado el ministerio a cargo de Santiago Cafiero. El juzgado a cargo de la causa es el federal numero 6, vacante desde la jubilación de Rodolfo Canicoba Corral y a cargo interinamente del juez Daniel Rafecas.

El miércoles, según el portal Infobae, la Coordinación Penal de Cancillería le envió un mail a la División de Asuntos Internacionales alertando sobre la presencia de Rezai en Moscú: “Se hace saber que se recibió información procedente de la Representación de la República Argentina en Irán a través de la cual se indica que Mohsen Rezai, Vicepresidente para Asuntos Económicos, forma parte de la delegación iraní que se encuentra en el día de la fecha en Moscú, Federación Rusa, en el marco del viaje del Presidente Raisi. Asimismo, se ha tomado conocimiento que el Presidente iraní visitará la Universidad Estatal M.V. Lomonósov de Moscú, y pronunciará un discurso ante la Duma”.

Moscú no tiene registro

El Gobierno, luego de este dato, buscó confirmar con Moscú la presencia del acusado por la AMIA y, en caso de ratificarlo, saber si lo iban a detener y extraditar: “Solicitamos nos confirmen si vuestras autoridades procederán a la detención con miras a la extradición del causante y en caso negativo favor de indicar los motivos de no proceder en la detención considerando la existencia de tratado de extradición bilateral firmado por nuestros países el 12 de julio de 2014”,

Sin embargo, la respuesta de Moscú fue que no tenían registro de Rezai: “Amablemente se informa que la persona mencionada es desconocida para nuestros registros policiales centralizados. En caso que recibamos información adicional, serán puestos en conocimiento”.

Mientras, se negó desde el Gobierno que exista una confusión. Es que cuando trascendió el pedido de extradición, el portal del matutino porteño Clarín dio a conocer que quien se encontraba actualmente en Rusia era Ebrahim Rezai, jefe del grupo de amistad parlamentario ruso-iraní, y no Mohsen Rezai, acusado por la AMIA.

Lo cierto es que esta situación se da en el marco de la próxima visita del presidente Alberto Fernández a Rusia, prevista para el 3 de febrero en la previa de su viaje a China, donde piensa reunirse con Putin.

El miércoles, mientras, a pesar de la queja formal del Gobierno argentino, Nicaragua defendió la presencia del iraní Mohsen Rezai en la ceremonia de asunción presidencial del exguerrillero Ortega. Lo hizo a través de su representante en la Organización de Estados Americanos (OEA), luego de que el organismo respaldara el pedido de la Argentina para reactivar las alertas rojas contra los acusados por el ataque terrorista a la mutual judía.

“La delegación de Nicaragua está realmente sorprendida ante este anuncio que se ha hecho porque no tuvimos acceso a la declaración para evaluarla, para considerar una respuesta como corresponde”, expresó Arturo McFields, embajador nicaragüense ante la OEA. Y advirtió: “Sin embargo, debemos decir que Nicaragua como país soberano, como nación independiente, y como pueblo digno, puede invitar a su país a quien desee a la toma de posesión del presidente Daniel Ortega”, agregó y concluyó: “Si esa persona llega con una buena actitud, siempre tendrá puertas abiertas”. Más tarde, la delegación argentina expresó su “enérgico rechazo a los dichos del Representante Permanente de Nicaragua, embajador Arturo McFields”.

Publicidad