Inicio Argentina El imputado por el crimen de Nadia Ferraresi no declaró y se...

El imputado por el crimen de Nadia Ferraresi no declaró y se dispuso su trasladado a Romero

Omar Leandro Díaz (24), el único imputado en la causa que investiga el crimen de Nadia Ferraresi, no declaró este martes ante la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, según indicaron fuentes judiciales a EL DIA. 

También señalaron que tras recibir el informe de la entrevista que el sospechoso mantuvo con especialistas psiquiátricos, la funcionaria judicial a cargo de la instrucción dispuso su traslado a la unidad 34 de Melchor Romero. 

La misma fuente precisó a este medio que el hombre no declaró hoy ante la Justicia, «ya que no estaba en condiciones», por lo que fue trasladado a la Unidad Penal Neuropsiquiátrica.

«Se le hizo una pericia preliminar psiquiátrica y se estableció que no puede prestar declaración, que es peligroso para sí y para terceros, con una gran tendencia a tener conductas desajustadas y se recomienda su internación en un establecimiento especializado para tratamiento y diagnóstico» detallaron.

Con respecto a la internación explicaron que se trata de una medida provisoria hasta tanto se conozcan el diagnóstico completo de los peritos sobre el estado de salud mental del sospechoso. 

El sujeto con antecedentes penales y psiquiátricos fue detenido esta madrugada por el asesinato de la peluquera de 25 años, quien fue apuñalada delante de su hijo de 4 años en Ensenada.

El hombre detenido, que vivía a 300 metros de la casa de Nadia Ferraresi (25), trabajaba en la construcción y había estado preso en reiteradas oportunidades.

Según los antecedentes que constan en el Departamento Judicial de La Plata, Díaz había estado preso en el 2012 por el delito de hurto de motos y tentativa de robo calificado, en 2012; en 2013, por hurto agravado; y en 2016, por tentativa de robo calificado y violación de domicilio, en 2016.

El crimen que se le imputa a Díaz fue cometido ayer a las 6 de la mañana, cuando Nadia Ferraresi descansaba, junto a su hijo Joan de 4 años, en la casa que habitaban ambos en la calles Bossinga y Francisco Cestino, de Ensenada.

Según los investigadores, la mujer se hallaba durmiendo en el momento en el que fue sorprendida por un hombre que la atacó con un cuchillo y la apuñaló en el abdomen, tras lo cual escapó.

Ferraresi logró salir de la vivienda para pedir ayuda a sus vecinos, quienes dieron aviso a la policía y, de inmediato, fue trasladada al Hospital Cestino, de Ensenada, donde ingresó en estado de extrema gravedad.

Según las precisiones que dio a la familia el equipo médico que atendió a la víctima, «la puñalada fue una sola y le dañó seriamente el riñón, el hígado y cortó arterias, por lo que perdió mucha sangre y a pesar de las transfusiones, horas más tarde sufrió muerte cerebral y finalmente falleció».