Inicio Argentina El reclamo por la reelección de los intendentes del PJ llegó a...

El reclamo por la reelección de los intendentes del PJ llegó a la Rosada

Asado de por medio, el presidente felicitó a los intendentes por el repunte electoral del oficialismo / Archivo

Unos 100 intendentes de la Provincia de Buenos Aires deberían dejar sus puestos en diciembre del año próximo porque la Ley Orgánica Municipal -que se modificó durante la gestión de María Eugenia Vidal- limita los mandatos comunales a dos períodos consecutivos. Varios de esos alcaldes pertenecen al Frente de Todos, administran municipios del Conurbano y fueron decisivos para que la diferencia de 4 puntos que Diego Santilli había conseguido en las PASO sobre Victoria Tolosa Paz se redujera a 1,3 en las legislativas del domingo.

La remontada electoral los empoderó y ahora reclaman su premio. Uno de ellos pasa justamente por revisar la normativa que les impediría ser reelectos en 2023. Es un reclamo que se escucha a uno y otro lado de la grieta, pero en el que los jefes comunales del PJ pican en punta.

Así se lo hicieron saber al presidente, Alberto Fernández, que en la noche del miércoles, después del multitudinario acto por el Día de la Militancia, recibió a unos treinta mandatarios de la zona norte y sur del Conurbano con un asado en la Quinta de Olivos. Fue una cena para repasar el resultado en las legislativas, en la que el jefe de Estado insistió en la necesidad de una PASO peronista y con la que buscó agasajar a quienes considera los hacedores de la recuperación electoral que el oficialismo festejó como una victoria. Los intendentes agradecieron el reconocimiento y, de paso, aprovecharon para “colar” eso que los inquieta desde hace tiempo.

“Fue uno de los temas de debate y concluimos en generar un espacio donde podría surgir una propuesta que se discuta en la Legislatura”, reconoció el jefe comunal de Morón, Lucas Ghi, invitado al convite que Fernández compartió también con el Gobernador, Axel Kicillof; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el titular de Diputados, Sergio Massa; el canciller Santiago Cafiero, y los ministros Eduardo de Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Jorge Ferraresi (Hábitat). Estuvieron además el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, y el ministro de Infraestructura, Leonardo Nardini, ambos intendentes con licencia.

También Katopodis, que antes de asumir en el Gobierno nacional fue jefe comunal de San Martín, se refirió a la posibilidad de la re-reelección y señaló que “el Presidente ha manifestado estar de acuerdo en que ese tema se pueda debatir”. Dijo además que “el Presidente, los intendentes y el Gobernador están analizando cuáles eran los mandatos que se podían ejercer de manera continuada para poner mayor claridad sobre la interpretación de esa ley” y aclaró que “los intendentes que ya estaban en mandato pretenden que la ley no sea aplicable en su caso”.

Es que la mayoría de los alcaldes, tanto del peronismo como de la oposición está atrapada por la ley que limita la posibilidad de permanecer en el cargo. De los 135 intendentes de la Provincia, 95 estarían impedidos de ir por un nuevo período en 2023 porque la norma (la 14.836 sancionada el 21 de septiembre de 2016 durante el gobiernod de Vidal y en acuerdo con Massa) limita los mandatos comunales a dos consecutivos. Y como la norma se aplica en forma retroactiva toma como primero el que empezaron a transitar en 2015, con lo que van por el segundo que arrancaron en 2019.

Una de las aspiraciones dentro del peronismo es derogar esa ley. En eso hay coincidencias con la mayoría de los jefes comunales opositores.

En el ámbito de la Legislatura, el tema genera especial incomodidad en las filas opositoras porque hace cinco años varios de sus legisladores votaron poner un límite a las reelecciones. Y además, como el oficialismo no tiene mayoría, para reformar la ley necesitaría del apoyo de Juntos.

Una de las propuestas en danza pasa por impulsar una modificación en la normativa para que no se tome al iniciado en 2015 como primer mandato. Así, los alcaldes podrían presentarse para reelegir en 2023 por estar transitando el primer período de gobierno que arrancó en 2019. Aunque postergando su aplicación, esa reforma mantendría el límite a las reelecciones, una de las claves para que legisladores de Juntos levanten la mano.

Antes de que este debate volviera al seno de la Legislatura, intendentes del PJ comenzaron a tomar recaudos y, amparados en un artículo de la ley, pidieron licencia para asumir otros cargos. Con esa estrategia buscaron evitar completar los dos años de mandato que les quedan y zafar de la prohibición.

Pero esa interpretación podría ser cuestionada judicialmente y por eso vuelve la intención de avanzar con una reforma. Incluso, ya se menciona la posibilidad de que la Legislatura la trate (y quizá apruebe) antes de fin de año.

Casi a modo de anticipo, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, confirmó ayer que la re-reelección “es algo que el Gobierno escucha y va a tomar una decisión en algún momento”.

Publicidad