Inicio Argentina Elecciones 2023.- Último debate presidencial: entre cruces y chicanas, Sergio Massa sacó...

Elecciones 2023.- Último debate presidencial: entre cruces y chicanas, Sergio Massa sacó una leve ventaja sobre Javier Milei

Sergio Massa y Javier Milei volvieron a verse las caras anoche en el tercer y último debate presidencial, una instancia decisiva antes de enfrentarse en el balotaje del próximo domingo en búsqueda del voto de los indecisos, que serían más del 10 por ciento, en medio de encuestas que muestran una gran paridad. Difícil es decir quién pudo ser el ganador, aunque el candidato de Unión por la Patria sacó una leve ventaja en un cruce en el que ambos tuvieron sus momentos. Lo cierto es que el postulante oficialista sorprendió al libertario en el comienzo, mientras el opositor le lanzó fuertes acusaciones, aunque no en el tema económico, el flanco débil del ministro de Economía.

MIlei mostró un rol pasivo en ese punto y casi no habló de la fuerte crisis que deja el Gobierno del que su ponente forma parte. Y tampoco se metió en temas incómodos para Massa, como lo son el espionaje K, el caso de «Chocolate» Rigau o el escandaloso viaje de Martín Insaurralde a Marbella en el yate con Sofía Clerici. Es más, ni siquiera nombró a Cristina Kirchner y hasta fue el propio candidato de UxP  el que trajo el tema al debate: «No es Cristina ni Macri, es vos o yo, quien va a gobernar la Argentina».

Cruces en el debate presidencial 2023

A una semana de la segunda vuelta que definirá al próximo Presidente y con la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) como escenario, el candidato de Unión por la Patria y el de La Libertad Avanza discutieron sobre seis ejes temáticos: economía, relaciones exteriores, educación y salud, producción y trabajo, seguridad y derechos humanos, y convivencia democrática. Las reglas fueron distintas a las pactadas para los dos encuentros anteriores, celebrados antes de la primera vuelta del 22 de octubre, cuando eran cinco y no dos los candidatos en pugna.

Sin “machetes”, con derecho a réplica libre y en una velada que tuvo mucho de duelo televisivo, Massa fue al ataque desde el inicio, acorralando a un Milei a la defensiva que solo en algunos tramos pudo contraatacar y no supo aprovechar las fallas en la gestión de Gobierno.

Al hablar de Economía, el libertario apuntó contra la pobreza, rematando con su lema de campaña: “Una Argentina distinta es imposible con los mismos de siempre”.

A su turno, Massa obligó al fundador de La Libertad Avanza a responder “por sí o por no” si va a eliminar los subsidios, va a privatizar Vaca Muerta, va a dolarizar la economia y eliminar el Banco Central. ”No me vas a condicionar. Dejen de engañar a la gente, son unos mentirosos”, se despachó luego Milei, que entre otras cuestiones confirmó que sí eliminará el Central “porque genera inflación”, ratificó su plan dolarizador y anticipó suba de tarifas “una vez que crezca la economía”.

Como en las discusiones previas, en el debate final abundaron las chicanas. Mientras Milei acusó de “mentiroso” y “ventajita” a Massa en varias oportunidades, el ministro de Economía lo calificó de figura mediática y hasta le reprochó: “El discurso de hoy te lo armó Macri”. Además, Massa volvió a desafiar Milei, a realizarse un “psicotécnico”, tras hablar del “equilibrio mental” que debería tener el próximo mandatario nacional.

En tanto que luego de que Milei lo acusara de integrar un gobierno “corrupto” y “ladrón”, Massa le espetó: “¿Tenés pruebas? Si no, retractate”.

“Es vos o yo, no vine a discutir a Macri ni a Cristina, ni al pasado, es vos o yo”, remarcó el ministro de Economía, inaugurando un cruce que derivó en que el oficialista hablara de la “capacidad y el equilibrio mental” que debe tener un Presidente.

Un test psicotécnico

“¿Y vos lo tenés?”, ironizó Milei, a lo que Massa respondió: “Hagamos el psicotécnico los dos, que te negaste”.

Un momento de máxima tensión se dio cuando el tigrense reveló que el libertario había trabajado en el Banco Central, a lo que le atribuyó sus ganas de querer “destruir” esa entidad.

Milei admitió que trabajó como “pasante”, y el líder del Frente Renovador le insistió que diga “por qué se fue”.

“¿Por qué no te la renovaron? Contale a la gente, entiendo que estés enojado con el Banco Central porque en algún momento te sentiste rechazado”, evaluó el candidato oficialista elevando el tono de voz.

También hubo duros cruces al abordar las relaciones con el mundo. En este punto, Massa volvió a asumir el rol de interrogar a Milei por sus dichos sobre el Papa Francisco.

El ministro de Economía recordó que el libertario había llamado a Francisco “representante del maligno” en la tierra y le preguntó si le iba a pedir perdón.

“Lo que diga un integrante o un seguidor no quiere decir que sea la posición de La Libertad Avanza”, afirmó Milei, y aclaró: “No tengo problemas en pedir disculpas cuando uno se equivoca”.

Luego, el postulante de Unión por la Patria lo cuestionó por haber destacado la figura de la exprimera ministra del Reino Unido Margaret Thatcher, a quien calificó como “enemiga” de la Argentina.

“Es una enemiga de la Argentina, ayer hoy y siempre y para mí no es una figura”, advirtió Massa, a lo que Milei contestó: “Nos tocó una guerra y esa guerra la perdimos, ahora tenemos que hacer el esfuerzo para recuperar las Malvinas”.

La temática educativa volvió a cruzar a los candidatos. Sobre este aspecto, Massa buscó de nuevo desestabilizar a su rival preguntándole si iba a arancelar o no la educación. “De corto plazo no, en el largo plazo se le va a dar recursos a la gente para que elija la institución a la que quiere ir”, respondió Milei, raficando así su política de vouchers.

Al ataque

Hasta allí la primera mitad del debate. En el segundo bloque, Milei buscó salir de la defensiva para pasar al ataque. Por ejemplo, cuando Massa lo acusó de realizar fuertes y ofensivas críticas a Raúl Alfonsín, el libertario contraatacó: “Me resulta gracioso escuchar a hablar a Sergio sobre convivencia democrática, pensar que pertenece a un espacio que le hizo 14 paros a Alfonsín, que sacó a patadas a De la Rúa para voltear la convertibilidad y han hecho de la democracia una democracia fallida”.

También apuntó Milei contra los “empresarios prebendarios, la mayoría amigos tuyos”. A eso, el oficialista retrucó: “Yo no trabajé con Eurnekian, no tengo empresarios amigos, tengo empresarios a los que conozco. Lo que me parece patético es que alguien que trabajó 10 años con uno de los concesionarios más importantes del Estado argentino hable de depender de empresarios. Sos desagradecido con Eurnekian, alquien que tanto te ayudó”.

Sobre el final, a la pregunta ¿por qué quiere ser presidente?, Massa apeló a un discurso más bien emocional, por el fin de la grieta y un acuerdo de unidad nacional, mientras que Milei retomó el mensaje “anticasta” defendiendo el “modelo de la libertad”.

“Esto no es Macri o Cristina. Es entre vos y yo”, insistió el candidato de Unión por la Patria