Inicio Argentina Fuerte cuestionamiento de EE UU al pedido de un juicio contra la...

Fuerte cuestionamiento de EE UU al pedido de un juicio contra la Corte

“Respetar las instituciones democráticas y la separación de poderes” fue el fuerte reclamo y advertencia que le hizo llegar el gobierno de los Estados Unidos al presidente argentino, Alberto Fernández, por la decisión de impulsar un juicio político contra los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La exhortación llegó a través del Departamento de Estado y de esta manera la administración de Joe Biden se sumó a los cuestionamientos en nuestro país de la oposición y de empresarios, entre otros sectores, a la medida que ya fue enviada por el oficialismo al Congreso y que podría ser tratada en las próximas sesiones extraordinarias, en comisión.

“Seguimos la situación institucional entre el Gobierno argentino y la Corte Suprema de Justicia. Nosotros creemos necesario que todos los protagonistas institucionales de la Argentina respeten a la democracia y a la separación de poderes”, precisó un importante funcionario estadounidense, según el portal Infobae, vinculado a la Subsecretaría de Asuntos del Hemisferio Occidental.

Se explicó que el Departamento de Estado, a cargo de Antony Blinken, recibe información de manera periódica de lo que ocurre en América Latina y en otras partes del mundo, por lo que el primero de enero pasado fue notificado de la decisión que había tomado Alberto Fernández.

Justamente ese día del nuevo año, antes de abordar el avión que lo trasladó a Brasil para la asunción de Lula da Silva, Alberto F. comunicó oficialmente que, junto a un grupo de gobernadores, solicitaría el juicio político del titular de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, “para que se investigue su conducta en el desempeño de sus funciones” en el marco del conflicto con la Ciudad (de Buenos Aires) por los fondos de coparticipación. Luego trascendió que en realidad el pedido de proceso era también para los otros tres supremos.

La relación bilateral con Estados Unidos tuvo varios circuitos durante la administración actual. No cayó muy bien, por ejemplo, la visita que hizo Alberto Fernández a Moscú tres semanas antes de que iniciara la guerra con Ucrania.

Tampoco causó gracia en Washington la reivindicación que hizo el mandatario argentino del Partido Comunista Chino cuando viajó a Pekín previo a los Juegos Olímpicos.

Y se suma a la relación zigzagueante que desde EE UU consideran que tiene Alberto Fernández respecto de los principales regímenes dictatoriales de la región, como el de Venezuela, Nicaragua y Cuba, en medio de la interna con el kirchnerismo.

Publicidad