Inicio Argentina Inflación, un paso atrás: bajó a 2,5%, pero sigue muy alta

Inflación, un paso atrás: bajó a 2,5%, pero sigue muy alta

Los precios al consumidor registraron en agosto pasado una suba del 2,5 por ciento frente a julio último y un alza interanual del 51,4 por ciento, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

La evolución de los precios del mes pasado confirmó la tendencia a la desaceleración que se verifica desde abril, luego de que en marzo la inflación registrara un alza del 4,8 por ciento, su mayor nivel en lo que va del año.

El índice registrado en agosto es el más bajo desde julio de 2020 (1,9 por ciento).

Los más y los menos

De acuerdo con el informe oficial difundido en la víspera, los bienes tuvieron el mes pasado una variación positiva del 2,5 por ciento en comparación con julio, mientras que los servicios subieron un 2,3 por ciento, unos datos que ascienden al 56,7 por ciento y el 39,3 por ciento, respectivamente, en la comparación interanual.

Entre las alzas registradas en agosto se destacan la de educación (4,2 por ciento), de salud (4,2 por ciento) y de recreación y cultura (3,7 por ciento).

Esta reducción en el nivel de inflación se produjo por una fuerte desaceleración en el rubro Alimentos y Bebidas que pasó de aumentar 3,4 por ciento en julio al 1,5 por ciento en agosto, con una fuerte caída en los precios de Verduras y la estabilidad en Carnes.

Otros rubros que desaceleraron fueron Bebidas alcohólicas y tabaco que pasó de registrar un alza del 3,1 por ciento en julio al 2 por ciento en agosto; Vivienda y servicios básicos de 2,9 por ciento a 1,1 por ciento; Restaurantes y hoteles de 4,8 por ciento a 2,9 por ciento.

El segmento que mostró el menor aumento en el octavo mes del año fue el de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, con un alza del 1,1 por ciento, mientras que el de comunicaciones registró un retroceso del 0,6 por ciento.

Por contrapartida, otros rubros que registraron una mayor aceleración en su tasa de inflación, además de Salud con un aumento del 4,2 por ciento en agosto frente al 3,8 por ciento en julio, por la suba en la cuota de la medicina prepaga; Indumentaria, 3,4 por ciento ante el 1,2 por ciento: Recreación y Cultura 3,7 por ciento y 3,1 por ciento y Educación, con un alza del 4,2 por ciento ante el 2,5 por ciento del mes anterior.

Según las regiones

Por regiones, la tasa de inflación más alta, del 3,4 por ciento, se registró en la Patagonia (sur), seguida por el Noreste, con un índice del 2,7 por ciento.

En el Gran Buenos Aires fue de 2,6 por ciento.

La inflación acumulada en los primeros ocho meses del año fue del 32,3 por ciento.

Gravitó de manera sustancial el descenso en los precios de la energía, del 1,1 por ciento en la zona pampeana y del 2,6 por ciento en Cuyo, por las tarifas más bajas para las zonas “frías” del país.

Los precios al consumidor habían acumulado el año pasado una suba del 36,1 por ciento, logrando una desaceleración respecto al 53,8 por ciento verificado en 2019.

Mientras que el Gobierno proyectó inicialmente para 2021 un alza en los precios del 29 por ciento -pauta ya superada-, los últimos pronósticos privados que recaba mensualmente el Banco Central señalan que la inflación será este año del 48,4 por ciento y en 2022, del 43,1 por ciento.

De acuerdo con estas previsiones, la inflación sería del 2,7 por ciento en septiembre y también del 2,7 por ciento en octubre, pero acelerándose nuevamente desde noviembre y hasta enero de 2022.

El descenso también se dio este año en los precios estacionales y los regulados.

Hacía 10 meses que el IPC no bajaba del “piso” del 3 por ciento. Además, la suba del 2,5 por ciento “resultó el menor nivel de incremento desde agosto del 2020”, cuando se registró una suba del 2,7 por ciento, destacó el Ministerio de Economía luego de que el Indec diera a conocer las cifras.

Medido de otra manera, los precios estacionales subieron 0,6 por ciento en agosto, y los regulados el 1,1 por ciento mientras que la “inflación núcleo” quedó en el 3,1 por ciento.

En lo que va del año, los valores estacionales acumularon un alza del 25,1 por ciento, los regulados el 27,7 por ciento, mientras que la “inflación núcleo” se ubicó en el 34,8 por ciento.

Para los últimos 12 meses los aumentos resultaron del 52,9 por ciento en los Estacionales, del 37,2 por ciento para los Regulados y del 55,5 por ciento, en la Inflación núcleo, para redondear un aumento del 51,4 por ciento.

Hacía 10 meses que el índice de precios al consumidor no bajaba el “piso” del 3 por ciento

Publicidad