Inicio Argentina Internaciones: alertan que la ocupación de camas se puede tensar

Internaciones: alertan que la ocupación de camas se puede tensar

AUNQUE MÁS BENIGNA, ÓMICRON PONE A PRUEBA LOS SISTEMAS DE SALUD/ap

Con cifras de contagios diarios que superan los 130 mil en el país, la tercera ola de Covid parece tener hasta el momento un bajo impacto sobre la tasa de hospitalizaciones. De hecho, del total de camas disponibles en terapia intensiva, menos de la mitad se encuentran ocupadas y sólo un 19,85% de ellas son por Covid, lo que supone una situación mucho más aliviada que en la ola anterior. Con todo, algunos especialistas advierten que aun así la situación se podría tensar.

“La ocupación de camas se puede poner tensa” por la cantidad de contagios entre el personal de salud, alertó ayer el médico Luis Cámera, uno de los asesores del Gobierno nacional en materia de Covid.

La situación en los centros de salud está teniendo complicaciones porque “estamos con serias dificultades para mantener el núcleo asistencial, porque hay mucha gente que se contagió y eso lo saca del circuito de asistencia”, explicó.

Para Cámara, este escenario podría encontrar un agravante sobre el final de las vacaciones con el regreso de miles de personas desde los centros turísticos a las ciudades con mayor concentración poblacional.

“Hay muchísimos casos en los lugares vacacionales y cabe la posibilidad de que al regresar esa gente puede haber un crecimiento de la curva de descenso que dentro de una o dos semanas ya tiene que empezar a aparecer en la Ciudad de Buenos Aires”, comentó el asesor presidencial.

Sobre los cuidados de la población, Cámera advirtió que “la gente directamente no se cuida, se perdió totalmente el uso del barbijo, muchos jóvenes decidieron tolerar la enfermedad, pero el problema es que terminan contagiando a gente mayor”

MENOS HOSPITALIZACIONES

Un estudio preliminar realizado en Estados Unidos en casi 70.000 personas contagiadas de coronavirus mostró un riesgo de hospitalización y muerte significativamente reducido para los que contrajeron la nueva variante Ómicron.

Las personas infectadas con Ómicron tuvieron la mitad de probabilidades de ser hospitalizadas, alrededor de 75% menos de necesitar cuidados intensivos y 90% menos de morir en comparación con las contagiadas con su antecesora Delta, según la investigación.

De unas 50.000 personas enfermas con la mutación originaria de Sudáfrica, ninguna llegó a necesitar oxígeno adicional.

Las estadías en el hospital duraron una media de 1,5 días para Ómicron en comparación con cinco en Delta, y 90% de los pacientes portadores de la nueva cepa fue dado de alta en tres días o menos.

El análisis se realizó con datos del sistema hospitalario Kaiser Permanente del sur de California, que atendió a una población de alrededor de 4,7 millones de personas, entre el 1 de diciembre de 2021 y el 2 de enero de 2022, cuando ambas variantes circulaban ampliamente.

Los hallazgos se basan en la acumulación de investigaciones a nivel poblacional de países como Sudáfrica y Gran Bretaña, pero también en pruebas en animales y células, que detectaron que Ómicron se replica mejor en las vías respiratorias superiores en comparación con los pulmones.

Aunque el estudio observó una reducción de la eficacia de la vacuna frente a la infección por Ómicron, también encontró una protección constante sustancial contra desenlaces, lo que -según sus autores- “no debería llevar a una actitud de confianza, ya que su contagiosidad extrema aún está poniendo a prueba los sistemas de salud”.

Publicidad