Inicio Argentina La CGT hizo su demostración de fuerza desde la columna peronista

La CGT hizo su demostración de fuerza desde la columna peronista

Los principales referentes del sindicalismo, en la primera fila de la marcha por el 17 de octubre/Télam

En una demostración de fuerza, y de unidad, con la que aspira a vigorizar su musculatura de cara al escenario postelectoral desde la columna peronista, la CGT realizó ayer una masiva movilización por el bajo porteño en el que reclamó “señales claras” para salir de la crisis, reivindicó la alianza “con el capital y el trabajo” que promovía el liderazgo de Juan Domingo Perón, y sin mencionar a Alberto Fernández y a Cristina Kirchner, intentó mostrar un perfil independiente a las internas que hoy sacuden a la coalición oficial.

En los hechos, la central obrera –que expuso una primera línea de dirigentes hasta hace poco enfrentados como Héctor Daer y Hugo Moyano- busca consolidar la unidad con miras a la renovación de la conducción que tendrá lugar el 11 de noviembre próximo.

Para intentar preservar la paz –aunque hubo algunos empujones por cierta desorganización en la logística del acto- no hubo oradores y las pantallas y parlantes emplazados frente al Monumento al Trabajo desde temprano -que causó un caos en el tránsito- difundieron “en loop” el comunicado que la institución ventiló durante el atardecer el domingo, justo cuando desconcentraban los militantes peronistas convocados por el kirchnerismo para celebrar el Día de la Lealtad.

Es que ayer hubo una diferenciación clara respecto a lo acontecido en la Plaza de Mayo el domingo 17 de octubre en la movilización copada por el kirchnerismo: si desde lo formal ayer los judiciales de Julio Piumatto realizaron “un desagravio” al ataque perpetrado un día antes al memorial que recuerda a las víctimas del Covid de la pirámide de Mayo, lo más notable del comunicado fue el llamado a los diálogos tripartitos –entre Estado, empresas y sindicatos- para honrar la “alianza entre el capital y el trabajo” que declamaba Perón en su doctrina.

Por lealtad a Perón

“A 76 años de esa fecha, fundacional e histórica, la CGT-RA y la totalidad de sus organizaciones sindicales confederadas, nos movilizamos, unidas, por la lealtad a Perón y su doctrina, levantando las banderas del desarrollo, la producción y el trabajo”, rezaba el comunicado cegetista.

Las pantallas replicaron ayer parte del mensaje de la institución junto a audios pronunciados por el propio Perón en sus recordadas apariciones en los balcones de la Casa Rosada. Fue así que en las adyacencias de las avenidas Independencia y Paseo Colón durante la víspera se pudo ver a columnas de diferentes gremios y organizaciones sociales, que marcharon por la “producción y el trabajo”. Se espera que en el congreso general de la central de calle Azopardo los movimientos puedan ser incorporados a un “observatorio o departamento” para que así puedan volcar sus propuestas.

“La profundidad de la crisis actual requiere de señales muy claras. Por eso marchamos como la expresión de unidad de las y los trabajadores, como símbolo de unidad del Movimiento Obrero organizado y con vocación de sostener la unidad del peronismo”, completó el comunicado cegetista.

Hubo pocos funcionarios en la marcha, como Fernando “Chino” Navarro y Emilio Pérsico, también referentes del Movimiento Evita, y el senador Mariano Recalde y el ministro de Acción Social bonaerense, Andrés “Cuervo” Larroque, estos últimos militantes de La Cámpora. Su presencia no sólo resultó extraña –fueron convocados por sindicalistas de la denominada “Corriente Federal” como el bancario Sergio Palazzo (4° en la boleta bonaerense de “Todos”) sino que despertó resquemor en algunos de los asistentes. “Ayer (por el domingo) hicieron un acto ingnorándonos. Y ahora vienen acá a sumarse a esta marcha donde ni siquiera convocaron”, sentenció un dirigente presente.

Las nutridas columnas de las agrupaciones sociales también resultaron llamativas. Para Dina Sánchez, secretaria adjunta de la UTEP (Unión de Trabajadores de la Economía Popular), “para nosotros la lealtad es con el pueblo por eso decidimos acompañar la marcha entendiendo que somos parte de la clase trabajadora”. Esa convicción ya se había observado en el acto que las organizaciones habían realizado hace 10 días en el estadio de Nueva Chicago, donde expusieron sus dudas respecto al proyecto oficial para convertir “planes en empleo”. Anoche el gobierno publicó el DNU con el que busca darle más fuerza institucional a lo que hasta ahora había sido la firma de distintos convenios sectoriales (en construcción y gastronomía) para capacitar a beneficiarios del Potenciar Trabajo. “Queda mucho aún por zanjar”, reconoció una alta fuente gubernamental consultada por este diario.

Lo cierto es que uno de los jefes sindicales presentes fue Andrés Rodríguez (UPCN), secretario adjunto de la central gremial, que se mostró a favor una vuelta a las reuniones tripartitas. “Desde CGT buscamos un acuerdo económico y social para solucionar temas coyunturales como la falta de empleo o una exigencia que tenemos que es que el salario no pierda poder adquisitivo”.

Aunque no hubo un apoyo explícito al Ejecutivo en el comunicado oficial, el gremialista sostuvo que “como siempre defendemos las instituciones democráticas y respaldamos al gobierno elegido por el voto y que tiene una suerte definición peronista. Queremos que se fortifique en los 2 años que le queda para que tenga una gestión concreta muy efectiva”.

La central obrera renovará su conducción y a fin de preservar la unidad, un triunvirato volverá a conducir su destino. Héctor Daer y Pablo Moyano tienen sus lugares asegurados; la tercera silla no está confirmada pero podría ocuparla el metalúrgico Antonio Caló aunque dicha elección “se definirá media hora antes que termine el congreso”.

Publicidad