Inicio Argentina La temperatura de los precios también agobia a los consumidores locales

La temperatura de los precios también agobia a los consumidores locales

La temperatura de los precios también agobia a los consumidores locales

En el almacén, nuevas etiquetas también este mes / el dia

La canasta básica de alimentos ya tuvo un aumento del 2.27 por ciento en los primeros quince días de enero, según un relevamiento realizado por la entidad Consumidores Libres en supermercados y negocios. En la Región los comerciantes del rubro alimenticios consultados por este diario coincidieron en que, pese a distintos acuerdos, los precios “no se detienen”.

Se comunicó que la categoría que más aumentó en los primeros 15 días del año fue la de frutas y verduras, con una variación del 5,69 por ciento liderando el alza, de acuerdo al informe de Consumidores Libres.

Dentro de esa categoría el producto que más aumentó fue la zanahoria, que registró una variación del 21,74 por ciento. Pasó de costar $230 en diciembre de 2022 a costar $280 este mes. Los verduleros locales dijeron que eso obedeció a un factor estacional. El tomate perita aumentó un 18,42 por ciento; la manzana por kilo 10,20 por ciento y la naranja 9,09 por ciento.

Como contrapartida bajaron los precios de: la berenjena en un 8,57 por ciento; la cebolla por kilo, un 5,13 por ciento y la acelga no registró variaciones.

La responsable de un puesto de frutas y verduras que vende en ferias de la Ciudad opinó que la papa, uno de los productos más populares entre los argentinos, se mantuvo en un precio alto a raíz de la sequía. En su puesto se venden 3 kilos a $490.

“No hay mucha fruta de estación, los duraznos medianos se venden a $790 el kilo, un valor que también tiene el resto de la fruta, como por ejemplo, las ciruelas y los duraznos”, explicó la feriante. En otras verdulerías llegan a $850. Y las uvas a $ 1.050.

Entre los productos que aumentaron se mencionó todo lo de hoja verde, a los que afectó el calor intenso. “La espinaca se pudre muy rápido, se vende a 2 por $390”, agregó la comerciante.

También se mantiene cara la palta, no se consigue por debajo de los $300 por unidad.

Entre los productos con menor aumento se mencionó la naranja, que se consigue a $ 390 por dos kilos y los duraznos pequeños, $490 el kilo. La cebolla grande se vende a $590 los dos kilos y la misma cantidad, pero de pequeñas sale $390.

Los verduleros consultados consignaron que entre el productor y consumidor final se agrega mucho costo por el valor del traslado y los impuestos.

También se mencionó que en tiempos de tanto calor y sequía las máquinas de riego funcionan a nafta y eso es caro, como así también las semillas que se cobran en dólares. Hasta los pagos que la gente realiza con tarjeta de débito o crédito se traslada a los productos por el costo bancario que eso representa a los comerciantes.

En cuanto a los productos de almacén, el informe de Consumidores Libres indicó que el producto que más aumentó fue el arroz grano fino. La variación en los últimos quince días fue del 3,70 por ciento; le siguió el pan fresco, 3,64 por ciento; los fideos guiseros, 3,23 por ciento; la yerba mate, 3,16 por ciento; leche fortificada, 1,49 por ciento.

Ricardo Cuevas, almacenero de la Región, sostuvo que las harinas ya empezaron a tener ajustes y opinó que si la sequía afecta su producción. El comerciante señaló que, pese a las variaciones del dólar, hay productos como el café que se mantienen estable y consideró que marzo puede ser un mes en el que los aumentos impacten en alimentos de consumo masivo.

Cuevas también remarcó el perjuicio que sufren los comerciantes de cercanía frente a las grandes cadenas de supermercados que logran acuerdos con el Gobierno sobre abastecimiento y políticas como las de Precios Justos.

Si bien la carne fue de los productos de la canasta básica alimentaria que menos registró variaciones, el alza de precios en la categoría proteica la lidera la paleta que aumentó 1,37 por ciento en la primera quincena de enero. Le sigue el asado, 1,31 por ciento y la bola de lomo con 0,60 por ciento. En tanto, la carne picada no registró variación.

En la primera quincena de enero los precios de alimentos subieron un 2,27 por ciento

Publicidad