Inicio Argentina Limitan el horario en comercios ante la suba “explosiva” de casos

Limitan el horario en comercios ante la suba “explosiva” de casos

Un total de 110 distritos bonaerenses (entre los que se encuentran La Plata, Berisso y Ensenada) sumarán restricciones a partir de hoy en una suerte de carrera contra la segunda ola de coronavirus. “Una segunda ola que ya empezó, nadie lo duda”, reconocieron en la Provincia.

Las medidas, que alcanzan a los municipios en Fase 4, incluyen la suspensión de las actividades comerciales, artísticas, deportivas, culturales, sociales y recreativas entre las 2 y las 6, con excepción de los rubros manufacturero, agropecuario y todos aquellos definidos como esenciales.

Además, se limitarán a 10 personas las reuniones familiares, sociales y recreativas en hogares. Esos encuentros, consideran las autoridades, son uno de los principales focos de contagios, al no contemplar protocolos y favorecer el relajamiento social.

También, en línea con la Nación, la Provincia adhirió al teletrabajo de sus empleados públicos.

Los anuncios, que este diario había anticipado ayer, llegaron en medio de “la tremenda preocupación por la dimensión casi explosiva que está teniendo la confirmación de nuevos casos” en la Provincia, tal como advirtió el ministro de Salud, Daniel Gollan. Fue en el marco de la conferencia de prensa que compartió junto al Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, para detallar la situación epidemiológica en el territorio.

“Estamos ante una situación nunca antes vista, esta progresión pone en serio riesgo la capacidad de respuesta del sistema de salud”, alertó Gollan, y robusteció su aseveración con algunos datos duros sobre la evolución de la pandemia.

En la última semana, el promedio diario de casos fue de 4.125 (frente a los 3.133 de la semana anterior), un 84 por ciento proveniente del Conurbano y el Gran La Plata. Mientras que el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva (un indicador que se sigue con atención para evitar el temido colapso sanitario) en el Área Metropolitana de Buenos Aires aumentó hasta llegar al 61,23 por ciento (con 671 pacientes confirmados o sospechosos de COVID-19); en el interior provincial ese guarismo ronda el 38,16 por ciento.

Se trata de números que, todavía, “son estables”, tranquilizó el titular de la cartera sanitaria, aunque reconoció que “en esta progresión tan acelerada se pueden poner en jaque muy rápidamente todos los sistemas sanitarios”. Pues, insistió, “hay una explosión que se va a estar manifestando en demanda de camas de terapia intensiva” y que el cuadro se podría agravar con la circulación de cepas como la Manaos o Gran Bretaña, más contagiosas.

“El escenario es muy complicado. Necesitamos un altísimo compromiso de la ciudadanía para cumplir con los protocolos”, pidió Gollan, que también destacó la aplicación de 1.446.816 vacunas (1.185.134 del primer componente y 261.682 del segundo).

Por su parte, Bianco se refirió a las nuevas medidas, de las que solo quedarán exentos los 25 distritos que hoy están en Fase 5 y que tienen por objetivo contener la “preocupante” suba de contagios.

Además, Bianco anticipó que la Provincia trabaja en la revisión de la Fase 3, que prohíbe el funcionamiento de tiendas, restaurantes y construcción, entre otras actividades: “Hoy no hay municipios en esa fase, pero si el aumento de casos continúa podría restablecerse”, admitió el funcionario.

Por último, el jefe de Ministros de Axel Kicillof se refirió al fin de semana largo por Semana Santa, que ya cuenta con un “altísimo nivel de reservas”. Algo que, reconoció, “nos alegra pero nos preocupa muchísimo” porque “la mayor circulación de personas lleva el virus de un lugar a otro”. En ese sentido, apeló a la responsabilidad de todos: “Estamos en el comienzo de la segunda ola, nadie lo duda”, remató.