Inicio Argentina Luego de la polémica por la carta, Rusia prometió enviar vacunas Sputnik...

Luego de la polémica por la carta, Rusia prometió enviar vacunas Sputnik V

El Fondo Ruso de Inversión Directa y el gobierno argentino emitieron un comunicado conjunto / Telam

La carta que la asesora presidencial Cecilia Nicolini le envió al Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) reclamando la llegada de dosis del segundo componente de Sputnik V contra el coronavirus disparó una enorme polémica que ambos gobiernos intentaron desactivar ayer con una declaración conjunta.

El texto fue consensuado durante una reunión entre funcionarios del Ministerio de Salud que encabeza Carla Vizzotti y un equipo del Fondo Ruso.

En el comunicado aseguran que reafirmaron el “trabajo conjunto para garantizar y acelerar el suministro de la vacuna Sputnik V a la Argentina” y sostienen que resolverán “los problemas de manera positiva”. Pero no se dan precisiones respecto de cuándo ni en qué cantidad seguirán llegando las dosis rusas. Tampoco si se priorizará el arribo del segundo componente, que esperan muchísimas personas en nuestro país a fin de completar el proceso de inoculación.

“El RDIF (al Fondo Ruso de Inversión Directa) y los productores de la vacuna están trabajando para continuar con el suministro ininterrumpido. Gracias a la localización de la producción en muchos países, pronto se pondrá en marcha la fabricación adicional de la vacuna en Argentina, India, China, Corea del Sur y otros países. Ya para septiembre de 2021 se acelerará la producción de Sputnik V”, se indicó.

“Nuestro principal objetivo y compromiso es trabajar para minimizar el impacto de la pandemia vacunando a la mayor cantidad de personas lo antes posible, y seguiremos haciendo nuestro máximo esfuerzo para lograrlo”, indica el texto.

“Prioridad” a Bolivia

Previo a la aparición del mencionado comunicado, y en medio de la tensión surgida por la demora en la entrega del componente 2 de la vacuna Sputnik V, necesaria para inocular a unos 6 millones de argentinos, Bolivia anunció que desde Moscú le dieron “prioridad” para la entrega de la segunda dosis.

Fue el viceministro de Comercio Exterior de Bolivia, Benjamín Blanco, quien difundió una carta enviada el miércoles pasado por el Fondo Ruso de Inversión Directa en la que su país era prioridad a la hora de entregar las vacunas.

“Le aseguramos que las entregas de la vacuna Sputnik V a Bolivia están dentro de nuestras principales prioridades actuales”, dice en el primer párrafo. Y continúa: “Por medio de esta nota también nos gustaría confirmarle que tenemos previsto realizar el próximo envío del componente dos de la vacuna a Bolivia del próximo lote disponible para exportación de Rusia”.

Este texto se conoce después que trascendió la carta que el 7 de julio le envió la asesora del presidente Alberto Fernández, Cecilia Nicolini, a un alto funcionario del Fondo Ruso de Inversión reclamando la falta de entrega de vacunas, en especial del componente 2, admitiendo que en el país “nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que las cosas fueran más sencillas, pero han empeorado”, señalaba Nicolini, máxima responsable, junto a la ministra de Salud Carla Vizzotti, de gestionar las compras de vacunas.

“Estamos esperando una cantidad mínima del componente 2 para completar los tratamientos para las personas con más de 90 días de intervalo. Fuimos muy proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tenían con esto, pero ni siquiera pudimos tener el mínimo”, se quejó Nicolini en el texto en el que además exigió “urgentemente al menos un millón para vacunar a las personas mayores este fin de semana. Compartimos con usted este requerimiento varias veces”, además de plantear la posibilidad de dar de baja al contrato firmado con Rusia para la provisión de vacunas.

Publicidad