No evacuarán las escuelas en caso de recibir una amenaza de bomba, y seguirán las clases

4

A partir de una resolución del fiscal platense Álvaro Garganta, de ahora en más no se evacuarán las escuelas que reciban amenazas de bomba y se continuará con el dictado de clases mientras se busca el explosivo en el establecimiento. La medida, que propone un giro en la metodología que se implementaba hasta ahora, busca ponerle un freno a la seguidilla de casos que a diario sucede en la Región y que genera la perdida de muchas horas de clases para los alumnos.

La resolución, que ya fue comunicada a la Dirección General de Escuelas, dice puntualmente: “Para los casos de amenazas de explosivos a establecimientos escolares de cualquier tipo, donde el único elemento probatorio que acredite la verosimilitud de esto sea la llamada recibida, esto es, que ni las autoridades, ni el personal, ni el alumnado ha percibido en el edificio ningún paquete, bulto u objeto extraño, no se ha visto ingresar o salir personas u automóviles ajenos al edificio y/o cualquier otra circunstancia excepcional, la actuación policial se limitará a convocar de inmediato a los técnicos de explosivos, a los fines de realizar una inspección sobre el lugar”. “Y sólo si estos encuentran algún objeto que sea necesario explorar, se realizará un perímetro a sus alrededores o se evacuará el edificio, según ellos dictaminen”.

El fallo llega en medio de los reclamos de la comunidad frente al rebrote de las amenazas de bomba. Ayer, el Normal 1 volvió a padecer esta situación y un grupo de padres comenzó advirtió a través de WhatsApp que, de persistir la situación, realizarán un piquete para que las autoridades tomen cartas en el asunto.

En tanto, frente a la escuela 41 de La Granja apareció un reclamo en una pizarra. Allí, se detallan los días de la semana en los que se tuvieron lugar los llamados intimidatorios. El cartel además expresa un pedido que se replica en toda la región que es “basta de bombas”.