Inicio Argentina Otro día con el combo infernal: en plena ola de calor, sin...

Otro día con el combo infernal: en plena ola de calor, sin luz y sin agua

Con temperaturas cercanas a los 40 grados la Ciudad fue un averno para miles de vecinos que tuvieron que esquivar el golpe de calor sin luz, ni agua. Desde las empresas de servicios se remarcó que gran parte del problema se debió a la inusual demanda por la ola de calor.

En 16, entre 490 y 492, de Gonnet la luz se cortó a eso de las 15 y los vecinos supieron que al rato ya tendrían complicaciones con el agua. “Por una cosa o la otra, cada dos por tres estamos sin electricidad y con las canillas secas”, se quejó una vecina.

En 491, entre 19 y 20, el problema era el mismo, al igual que en 486 entre 17 y 18.

Los vecinos de 29 y 41 se alarmaron alrededor de las 16 al escuchar un ruido similar a una explosión. A los segundos se quedaron sin luz. Al cierre de esta edición, esperaban todavía por la vuelta del servicio. Lo mismo en 55 y 23 y en 70 entre 15 y 16.

En el barrio PAMI, en Villa Elvira, cientos de personas tuvieron que pasar largas horas de calor sin una gota de agua.

“Pedimos que Absa nos traiga un camión cisterna para llenar el tanque comunitario y la respuesta que nos dieron fue un no rotundo”, contó un hombre que denunció que el panorama en el barrio en el que viven unas 100 familias de adultos mayores “era desesperante”.

Desde Ringuelet, Graciela Brunialti sostuvo que desde 2012 sufren por la baja presión de agua en la calle 10 bis, desde 511 a 513.

“No tenemos presión de enero a enero, muchos vecinos pusieron una cisterna, pero aún así no logran llenar el tanque”, dijo la mujer.

La vecina recordó que en 2019 la Autoridad del Agua emitió un fallo favorable a los vecinos, pero Absa nunca apareció en la zona. “Algo pasa. Debe haber una obstrucción en el caño mayor porque a la vuelta hay vecinos que hasta lavan el auto y nosotros no tenemos ni una gota”, apuntó y dijo que “sobreviven” gracias a los bidones de agua mineral.

Ola de calor y pandemia son un combo que por estas horas tortura a los vecinos. Es que en muchos hogares hay casos de Covid -19 positivos y no pueden garantizar una buena higiene del hogar, ni de las personas que conviven en el mismo.

En 43, entre 8 y 9, también pasaron el día sin agua. “Entre las 5 y las 8 de la mañana sale un poco y después nada. Al tanque no sube desde principio de diciembre”, sostuvo una vecina y agregó que el lunes uno de sus hijos dio positivo.

A pesar del calor agobiante, vecinos de distintos barrios se convocaron ayer en la sede de Absa, en 7 entre 57 y 58, para denunciar el drama por la escasez de agua.

Marianela, de Altos de San Lorenzo señaló que llevan 17 días sin agua. Claudio, de la zona del Hospital Italiano, contó que llevan un mes sin presión y Víctor, de Villa Castells, aseguró que “vine acá, fui al ente regulador, y nadie hace nada”. El vecino sigue retirando bidones de la delegación de Gonnet.

Los vecinos de 19, 64 y alrededores protestaron también por los continuos cortes de luz. “Estamos con el termómetro al rojo vivo”, se escuchó.

El servicio se interrumpió ayer en dos oportunidades, entre la 1 y el mediodía y por la tarde. Según afirmaron, días atrás, el 3 de enero, también en una jornada de calor sofocante, el servicio de energía se cortó durante varias horas.

“edad de piedra”

Cuando el malestar recorría buena parte de la Ciudad, a media tarde, un vecino de 491 entre 19 y 20, definió su situación como “una vuelta a la edad de piedra, sin agua, sin luz ni Internet”.

Un vecino que se comunicó con Edelap – obtuvo el número de reclamo 4366945-, aseguró que el cese del suministro se produjo a las 10.50 y que enseguida se comunicó con la empresa para que no ocurriera como la semana pasada, cuando estuvieron casi diez horas sin energía. “El calor es agobiante, no se puede estar. Tendré que irme a un hipermercado a ventilarme”, ironizó.

Si bien a eso de las 13 volvió la electricidad, a las 16 volvieron a sufrir otro corte.

Desde el barrio aseguraron que luego del corte del 3 de enero se dispuso un generador eléctrico en la esquina de 20 y 65. “Si con estas temperaturas y con esta demanda, vamos a depender de un generador, estamos fritos”, sostuvo.

Y agregó que “el otro día tuvimos que tirar quesos, leche y carne que teníamos en la heladera”. “Ahora lo más grave pasa porque el calor es infernal y vivimos en edificio. Necesitamos, como mínimo, ventilarnos”, indicaron.

Antes del segundo corte, Edelap había comunicado que el cese del suministro “es una interrupción puntual que abarca parcialmente dos manzanas, comenzó a las 10:51 horas de esta mañana y el personal trabaja en el sector realizando una intervención en la red de baja tensión”.

Edelap informó que el servicio “se normalizará en el transcurso de esta tarde”. Sin embargo, horas después de la reparación, el problema volvía a repetirse. Un damnificado obtuvo el número de reclamo 363148901.

También se registró una interrupción energética en 7 y 507 y en 14 y 493. “Cuando nos quedamos sin luz también se corta el agua”, dijo un vecino.

Como parte del grupo que protestó en la sede de ABSA, en el Centro, Valeria, de 21 y 68, opinó que “no es problema de un barrio puntual, más de media mitad de la ciudad está sin agua. Trajimos un comunicado para entregar en ABSA, en la Defensoría del Pueblo, en la Gobernación. Es importante que alguien se haga cargo de esta situación”, sostuvo.

A la hora de la cena todavía se esperaba por la vuelta del agua en la zona de 32 entre 25 y 26. “A las tres de la mañana, recién sale un hilito. Después, todo el día seca queda la canilla”, lamentó una vecina.

Desde ABSA se viene señalando por los problemas con el agua a la “sobredemanda” en las jornadas de altas temperaturas.

Edelap informó que, en el contexto de máxima exigencia por las temperaturas inusualmente elevadas, se produjeron dos salidas de servicio zonales, en algunos sectores de Gonnet y City Bell y en inmediaciones de la Plaza Yrigoyen en el casco de La Plata. La restitución del servicio se preveía para la medianoche.

“El Centro Operativo se encuentra monitoreando los efectos de la ola de calor en la prestación del servicio con el fin de coordinar las tareas para responder a los problemas que puedan ocasionarse”, se comunicó.

Publicidad