Inicio Argentina Se adelanta el debate electoral en el FDT Gremios presionan para ser...

Se adelanta el debate electoral en el FDT Gremios presionan para ser incluidos en la discusión por las listas

Se adelanta el debate electoral en el FDT Gremios presionan para ser incluidos en la discusión por las listas

La CGT reclamará lugares en las listas de candidatos / web

La armonía que exhibía el Frente de Todos después del atentado contra Cristina Kirchner parece haber llegado a su fin. A la puja interna por la eventual suspensión de las PASO, se le suma un adelantamiento de la discusión electoral en la propia coalición oficialista: tanto la CGT como las organizaciones sociales nucleadas en la UTEP (Unión de Trabajadores de la Economía Popular) anunciaron que en el marco de la conmemoración por el Día de la Lealtad, presentarán una suerte de “brazo político” con el que reclamarán lugares en las listas de candidatos de las elecciones del año próximo.

Es que en principio se estimaba que el debate electoral dentro del armado oficialista comenzara “después del Mundial”, esto es, entre enero y febrero de 2023. Sí en los últimos días se intensificó la campaña de un sector del FdT para eliminar las elecciones primarias del año entrante: La Cámpora, a través de su habitual vocero, Andrés “Cuervo” Larroque, se sumó al reclamo de los mandatarios provinciales para avanzar en dicha enmienda. Se sabe que el presidente Alberto Fernández y los dirigentes sociales aliados resisten estos cambios: no quieren entregarle tempranamente “la lapicera” a Cristina para que, sin resistencias, pueble las nóminas electorales con dirigentes del kirchnerismo.

“Cabildo de la Militancia”

Las organizaciones sociales, a contramano del plan de los gremios aliados al cristinismo y del propio camporismo que prevé una movilización a Plaza de Mayo, ultiman detalles para conmemorar el 17 de octubre en el estadio de Laferrere (La Matanza) con el objetivo de hacer un “Cabildo de la Militancia”. No sólo buscarán hacer una demostración de fuerza hacia adentro del FdT sino que, se prevé, también haya discursos “en clave electoral”. Probablemente sea presentado el “Partido de los Comunes” con el que, alguna vez, el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico, había amenazado competirle al kirchnerismo en los distritos del Conurbano.

Justamente este dirigente de Movimiento Evita junto Esteban “Gringo” Castro y Gildo Onorato (ambos de la UTEP), Daniel Menéndez (Barrios de Pie) y Juan Carlos Alderete (CCC), visitaron ayer a Alberto Fernández en su despacho de Casa Rosada. El ministro Sergio Massa (Economía) también estuvo presente en un encuentro en el que se discutió cómo mejorar las condiciones de financiación de la economía popular en el Presupuesto 2023 y, asimismo, se acordó que la semana próxima se convocará oficialmente al Consejo de la Economía Popular. Se trata de un organismo ejecutivo, similar al Consejo del Salario Mínimo. En las vísperas del año electoral, parece una medida estratégica: las agrupaciones consiguen una herramienta para poder obtener mejoras “rápidas” y no tener que esperar una ley del Congreso. En la actualidad está estancado en la Cámara baja, por ejemplo, el proyecto que crea el “monotributo productivo” con el que los cooperativistas podrían pedir “créditos blandos”.

Un espacio “político-sindical”

También la CGT apuesta a intentar tallar en el futuro debate electoral de la coalición oficialista. Durante el acto por el Día de la Lealtad previsto en el estadio de Obras Sanitarias, en el que no estará presente ni el moyanismo ni los gremios afincados en el cristinismo, anunciarán “un espacio político-sindical peronista” que complemente a las “62 Organizaciones”, histórico brazo político de la central obrera. El objetivo es que este nuevo sello permita a los jefes sindicales presionar para que en 2023, a diferencia de lo ocurrido en los últimos dos comicios, se respete “la cuota sindical” en el armado de listas para cargos nacionales, provinciales y municipales. “Con o sin PASO queremos que al movimiento sindical se lo tenga en cuenta en la discusión electoral”, concluyó un dirigente gremial consultado.

Aunque tanto la central obrera como la UTEP mantienen un vínculo tenso con el cristinismo, no tienen previsto conformar una eventual alianza para mejorar sus chances en la futura puja por la definición de las candidaturas. Sí han coincidido en implementar un nuevo instrumento político que les permita ganar volumen en la futura discusión electoral.

Publicidad