Inicio Argentina Se cayó la Ley Ómnibus y el proyecto vuelve a comisión: cruces,...

Se cayó la Ley Ómnibus y el proyecto vuelve a comisión: cruces, acusaciones de «traición» y tensión

En una clara derrota oficial, la Cámara de Diputados volvió a enviar a comisión el dictamen de mayoría de la Ley Ómnibus y se levantó la sesión de ayer, debido a la falta de acuerdos para aprobar artículos claves de la iniciativa promovida por el Gobierno, como las privatizaciones de empresas públicas, el sistema de endeudamiento y temas de seguridad.

Con esta resolución, el proyecto de 646 artículos se deberá empezar a tratar de nuevo, ya que cayó la aprobación en general del proyecto así como los artículos votados a favor .

El oficialismo consiguió aprobar el viernes pasado la iniciativa en general con 144 votos, y este martes pudo votar la emergencia, y la facultades delegadas, pero tuvo un fuerte traspié cuando no pudo sancionar la mayoría de los artículos que le otorgaban al Gobierno una amplia delegación de facultades y atribuciones para instrumentar una fuerte reforma del Estado.

Tensión, cuarto intermedio y vuelta a Comisión

Así, mientras se aprestaban a votar el artículo 7 de la Ley Ómnibus, que contempla la privatización de 27 empresas públicas, y el oficialismo avizoraba una nueva derrota, La Libertad Avanza (LLA) pidió un cuarto intermedio para alinear posiciones.

Este pedido fue respaldado por el presidente de Hacemos Coalición Federal, Miguel Ángel Pichetto, que minutos antes lanzó una fuerte advertencia -teñida de chicana- a La Libertad Avanza.

“Al oficialismo le pedimos que tenga alguna cuota de flexibilidad, les encanta seguir perdiendo”, lanzó Pichetto, luego de haber pedido la palabra en medio de la votación por incisos del artículo 5, en el cual el oficialismo salió derrotado en cinco de los seis ítems.

Y agregó: “Traten de ver cómo receptar algunas propuestas y ganar. No hay que perder hay que ganar”.

Pero tras el cuarto intermedio, el bloque de La Libertad Avanza pidió levantar la sesión de la ley ómnibus y enviar el proyecto nuevamente al plenario de comisiones.

Habían transcurrido más de cinco horas de sesión y la única victoria que había obtenido el oficialismo fue en la votación del artículo 1: con 134 afirmativos y 121 en contra se aprobó la declaración de la emergencia pública en seis materias: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa hasta el 31 de diciembre de 2024.

Para entonces, el oficialismo le apuntaba a algunos gobernadores y diputados dialoguistas, a los que acusaba de traición.

“Hubo diputados que se habían comprometido a acompañar el proyecto a través de los gobernadores y no cumplieron con su palabra, así que se volvió al tratamiento en comisión”, afirmó Oscar Zago, presidente del bloque de diputados de La Libertad Avanza.

Desde la Casa Rosada apuntan al santafesino Maximiliano Pullaro, al cordobés Martín Llaryora y al salteño Gustavo Sáenz.

Antes de la sesión, el ministro del Interior, Guillermo Francos, conversó con los gobernadores de Juntos por el Cambio, quienes después compartieron un zoom con los jefes de bloque y algunos diputados más. En ese marco aceptaron retirar de la discusión el impuesto PAIS , pero consensuaron plantearle al Ejecutivo incluir el gravamen en el paquete fiscal, a la vez que exigieron a a vez que se liberen fondos para las provincias.

También conversó con el gobernador cordobés el ministro de Economía, Luis Caputo.

Pero el final abrupto de la sesión no anticipa un “clima dialoguista” entre oficialistas y opositores.

En el Gobierno se hablaba anoche de definir el tema en un plebiscito. Suenan tambores de guerra.