Secuestraron 220 kilos de marihuana que traían desde Paraguay, directo a La Plata

27

A menos de 72 horas de la caída de una banda que se movía en autos blindados y capitaneaba la venta de cocaína en la Ciudad, y a 24 del hallazgo de más de 25 mil pastillas de éxtasis en una encomienda que llegó al correo de 4 y 51, ayer se secuestró un cargamento de 220 kilos de marihuana en la bajada de la Autopista. A esta altura nadie duda de que el narcotráfico hizo pie en la capital de la Provincia.

El operativo de ayer (con pocos antecedentes en la Ciudad), terminó con dos ciudadanos paraguayos detenidos, apodados “El Patrón del faso” y “Pirrita”. Las fuentes oficiales consultadas por este diario no confirmaron si tienen antecedentes penales. Sí admitieron que “no se les conoce actividad en blanco”, pese a que llevaban “una vida muy holgada”.

El cargamento secuestrado ayer tiene un valor de mercado que ronda los dos millones y medio de pesos.

La investigación arrancó hace aproximadamente cuatro meses, con la denuncia anónima de una mujer que aportó los alias de dos hombres vinculados a la distribución y venta de droga en distintas zonas de La Plata. Dio también sus números de teléfono y el dato de que “se movilizaban en distintos vehículos”.

Inmediatamente, la fiscalía y el Juzgado en turno ordenaron intervenir los abonados de esos hombres, quedando a la cabeza de la pesquisa el personal de la Delegación Drogas Ilícitas de La Plata.

Con esas escuchas y otros testimonios se pudo reconstruir los movimientos de la banda, que “se movía en vehículos de alta gama, con papeles en regla y a nombre de terceros, para no llamar la atención y evitar problemas en caso de que los interceptaran en un operativo de rutina”, dijo un jefe policial a este diario.

Detectaron que la marihuana la ingresaban directamente desde Paraguay, en un vehículo con el que hacían una suerte de postas para “enfriar” la carga y no levantar sospechas. Sólo faltaba saber cuándo sería el próximo viaje.

El dato llegó de la mano del padre de un “cliente” de “El Patrón”, quien informó de manera anónima que ese sujeto “iba a trasladarse en un auto Renault Fluence desde el barrio Palihue hacia la Capital Federal”, donde compraría “estupefacientes que luego serían llevados hacia La Plata a la mañana siguiente, para entregarlos en un domicilio ubicado en la calle 9 entre 71 y 72”, detallaron fuentes del ministerio de Seguridad.

El día era ayer. Y desde temprano se montó un dispositivo de observación en la bajada de la Autopista, en inmediaciones de la rotonda de 120 y 32, desde donde vieron aparecer al Fluence junto con una camioneta Amarok.

En un impresionante operativo de interceptación los dos vehículos fueron interceptados antes de que sus ocupantes pudieran intentar cualquier maniobra.

En el interior había 242 ladrillos rectangulares de marihuana prensada por un peso total de 220 kilos. “Cada ladrillo tiene un valor de mercado de 10 mil pesos aproximadamente”, indicó un pesquisa.

Los acusados quedaron detenidos a disposición de la fiscal Ana Medina (UFI 1) -que los indagará hoy-, la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes, a cargo de Marcos Vogliolo y del juez de Garantías N° 4, Juan Pablo Masi.

Mientras tanto, sigue la investigación para identificar a otros miembros de la banda, que, por el volumen de droga secuestrada, se supone que “abastecía a todo el gran La Plata, Berisso y Ensenada”, después de fraccionarla para el menudeo. Las viviendas de los detenidos, que se destacan en el barrio donde viven, ya fueron allanadas.

No encontraron armas, por el momento.

Desde la cárcel

El miércoles, 13 personas fueron detenidas por integrar una banda liderada por un preso apodado el “Señor de los blindados”: la cocaína que vendía y las sumas millonarias con las que la compraba eran transportadas en autos blindados. No hay conexión con la banda de ayer.