Inicio Argentina Sin Cristina ni la oposición, Alberto Fernández y el FdT participaron en...

Sin Cristina ni la oposición, Alberto Fernández y el FdT participaron en Luján de la «Misa por la Paz»

A poco más de una semana del intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Kirchner, buena parte de la plana mayor del Gobierno participó este sábado de una misa “por la paz y la fraternidad de los argentinos” en la Basílica Nuestra Señora de Luján. Sin representación de la oposición, y con el presidente Alberto Fernández a la cabeza, la actividad formó parte de las manifestaciones que el Frente de Todos planea realizar durante la jornada de hoy con actos en Parque Lezama y Parque Patricios.

La ceremonia religiosa, de la que participaron ministros y dirigentes de la coalición oficialista, estuvo presidida por el arzobispo de Mercedes-Luján monseñor Jorge Eduardo Scheinig. A poco de iniciarse el cónclave, que duró poco más de una hora, la oradora a cargo pidió “por la vida de la vicepresidenta”, cuya presencia en el lugar estuvo en duda hasta último momento, pero finalmente decidió no asistir. Además, se dedicó una oración a la salud del exsenador Esteban Bullrich, quien sufre Escrelosis Lateral Amiotrófica (ELA) y permanece internado en el Hospital Austral desde principio de mes.

La convocatoria se enmarcó en la Carta a los Obispos recientemente publicada por la Conferencia Episcopal Argentina. La invitación se hizo extensiva a todas las fuerzas políticas y sus representantes, a vecinos y vecinas de otras confesiones cristianas y religiosas, con el propósito de “reconocernos y encontrarnos en esta oración por la ansiada paz social, el diálogo entre líderes y los responsables de nuestras dirigencias”.

De la ceremonia religiosa, oficiada por el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Scheinig, participaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Defensa, Jorge Taiana; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; de Cultura, Tristán Bauer; y de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

También estuvieron presentes los secretarios general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau; el senador Oscar Parrilli y el diputado Eduardo Valdés. Por la provincia de Buenos Aires asistieron el gobernador, Axel Kicillof; la vicegobernadora, Verónica Magario; el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; y el ministro de Desarrollo, Andrés Larroque; además de intendentas e intendentes. 

“Estamos en un tiempo extremadamente delicado. La paz social está frágil y amenazada. Y somos responsables de asegurarla y cuidarla”, dijo el prelado al iniciar su homilía en la misa, que concelebró junto al obispo auxiliar de Buenos Aires y vicario episcopal para la Pastoral en Villas de Emergencia, Gustavo Carrara. 

El Arzobispo pidió a la Virgen de Luján: “Así como cuidaste la vida de la Vicepresidenta de la Nación, te pedimos que sigas cuidando a todos los argentinos y que nunca más la violencia se instale entre nosotros poniendo en riesgo la convivencia democrática”.

Además participaron el y las referentes de derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel, Taty Almeida y Vera Jarach; el sindicalista Hugo Yasky; el dirigente social Juan Grabois; el ex presidente Eduardo Duhalde; y Giselle Fernández, hermana de Cristina Fernández de Kirchner. 

El canciller Santiago Cafiero afirmó hoy en Luján que el país «necesita de la búsqueda permanente del diálogo y la concordia» y lamentó que ningún dirigente de la oposición haya participado de la denominada Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos que se celebró esta tarde en la basílica.

«La Iglesia tuvo una una palabra muy inspiradora, en línea con lo que está necesitando la Argentina: la búsqueda permanente de un llamado al diálogo y a la concordia entre los argentinos», dijo el canciller al retirarse de la basílica de Luján, donde participó de la misa, junto al presidente Alberto Fernández y gran parte del gabinete nacional.

«Ahora queda la responsabilidad de los dirigentes de buscar todos los mecanismos posibles par que haya un diálogo político y no se lesione pacto democrático», añadió.

Sobre la ausencia de la oposición en la misa, el titular del Palacio San Martín dijo: «Es una lástima que no hayan estado aquí. La responsabilidad del gobierno es seguir convocándolos al diálogo».

La presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, remarcó hoy la necesidad de «para la pelota y ver que país queremos», tras participar de la denominada «Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos» que se realizó en la basílica de Luján, a la que asistió el presidente Alberto Fernández y gran parte de su gabinete, a poco más de una semana del atentado contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«Fue un momento de encuentro. Debemos parar la pelota y ver que país queremos para delante», dijo Moreau en declaraciones a la prensa, al retirarse de la basílica de Luján.

Sobre la ausencia de la oposición en la celebración religiosa, dijo: «Es parte de las decisiones erróneas que vienen tomando. A estos ámbitos ecuménicos y donde el dialogo tiene que ser la premisa, no se puede no estar».

«Desde el Congreso siempre vamos a fomentar el diálogo pero con algunos actores no hay ninguna posibilidad», concluyó la titular de la cámara baja.

La presencia de Duhalde

En declaraciones a la prensa, Duhalde dijo que «la unión entre los argentinos es muy importante y esto debe replicarse en todo el país porque sino no hay Argentina para nadie».

«No podemos seguir peleando como perros y gatos. Hay que hablar y juntarse de a poco. Somos hermanos de patria y no podemos seguir peleandonos. necesitamos hermanarnos y pensar en nuestros nietos», dijo el expresidente.

A pesar de las invitaciones que el Gobierno realizó a la oposición, ningún dirigente de ese espacio confirmó su presencia.

«Si no vienen hoy, vamos a seguir convocando a la oposición porque lo que ha pasado no tiene que ver ni con Cristina Kirchner, ni con el peronismo sino con la vida institucional», dijo Teresa García al ingresar al santuario.

En tanto, Pérez Esquivel califico de «lamentable» el atentado contra la Vicepresidente y dijo que «espera que todos estén presentes hoy, incluida la oposición».

«La paz no se regala, se construye, no hay que confundir oposición con enemigo», dijo el Premio Nobel de la Paz en declaraciones a la prensa.

La Basílica amaneció hoy con un vallado de su frente y se armó un corredor para recibir a los diferentes actores sociales y políticos que asistirán a la celebración.

El color lo aportan algunas organizaciones sociales y sindicales como la Uocra, que empieza a concentrarse a unas cuadras de la basílica con una gran bandera, a pesar de que desde la organización no se llamó a la movilización militante.

Publicidad