Inicio Argentina Tarifas segmentadas: los usuarios deberán registrarse

Tarifas segmentadas: los usuarios deberán registrarse

Tarifas segmentadas: los usuarios deberán registrarse

El ministerio de martín Guzmán lanzó un paquete de medidas / Web

Los usuarios de los servicios públicos de gas y de electricidad quedarán desde este mes dentro de un régimen de segmentación de subsidios, que dividirá a los consumidores en tres grupos, de acuerdo a sus niveles de ingresos, y en base a eso tendrán distintos porcentajes de aumentos en sus facturas y, en el caso del grupo de más poder adquisitivo (un 10% del total), comenzará a pagar la tarifa plena, sin subsidios del Estado.

Habrá que registrarse y firmar una declaración jurada para seguir cobrando el subsidio. Las subas serán del 21,4% para los hogares de menores ingresos; del 42,7% para los de ingresos medios y pagarán la tarifa plena los de ingresos altos, según la segmentación que hizo el Gobierno.

El Estado cubre hoy más del 75% del costo del gas y de la electricidad que se incluye en las facturas. En el segmento de la generación de energía, por ejemplo, los usuarios solo abonan un parte de este costo, entre el 20% y el 25%, según la estación del año y el Estado cubre la diferencia por medio de transferencias a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista). De acuerdo a datos oficiales, actualmente el 50% de los usuarios de mayores ingresos recibe el 60% de los subsidios a la energía eléctrica.

Los tres grupos de usuarios se dividirán así: Nivel 1 (mayores ingresos), son los que van a pagar el costo pleno del componente energía de cada servicio. Estarán incluidos los que tengan al menos una de estas condiciones (se suma a todos los integrantes del hogar): ingresos mensuales netos superiores a 3,5 Canastas Básicas Totales (CBT) para un hogar 2 según el Indec. De acuerdo a los datos de abril, son ingresos por encima de $333.410. Tres o más automóviles con antigüedad menor a cinco años. Tres o más inmuebles. Una o más aeronaves o embarcaciones de lujo. Activos societarios que exterioricen capacidad económica plena.

Nivel 2 (menores ingresos): este grupo tendrán incrementos de 21,4% en todo 2022 (es un 40% del coeficiente de variación salarial del año anterior). Estarán incluidos los que tengan: ingresos netos menores a un valor equivalente a una Canasta Básica Total (CBT) para un hogar 2 según el Indec. Ese valor equivale a $95.260. Certificado de Vivienda del Registro Nacional de Barrios Populares (ReNaBaP). Un domicilio donde funcione un comedor o merendero comunitario registrado. Al menos un integrante del hogar con Pensión Vitalicia a Veteranos de Guerra del Atlántico Sur. Al menos un integrante con certificado de discapacidad y cuando todas las personas que viven en el hogar tengan un ingreso neto menor a 1,5 Canastas Básicas Totales, unos $142.890.

Nivel 3 (ingresos medios): son los usuarios que en todo 2022 tendrán una suba en las facturas de hasta 42,7%. Sin embargo, serán excluidos los propietarios de dos o más inmuebles (entre todos los integrantes del hogar) o de un vehículo de hasta tres años de antigüedad, excepto los hogares donde exista al menos un conviviente con Certificado Único de Discapacidad (CUD).

Según el texto del decreto, para determinar los ingresos y las propiedades de cada usuario se tomarán en cuenta a todos los integrantes del hogar y no solo al titular del servicio. Para ingresar al Nivel 1 solo es necesario cumplir con uno de las condiciones (ya sea ingresos, cantidad de automóviles o propiedades).

“A los fines de identificar la capacidad de pago de cada usuario de los servicios, debe mejorarse la información disponible”, prevé el decreto. Para eso se va a crear un Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), con un padrón de beneficiarios.

Se prevé la creación de la figura del “Usuario o Usuaria residencial del Servicio” en el caso que la persona o familia que usa efectivamente el servicio no coincida con el titular registrado en las empresas distribuidoras. Es el caso de los inquilinos, por ejemplo.

De acuerdo con el decreto, los titulares del servicio tendrán que completar una declaración jurada para solicitar los subsidios, en el caso que corresponda. Y dispondrán para eso de una herramienta “ágil y gratuita en todo el país”, según Infobae. El trámite podrá ser presencial en las empresas prestadoras del servicio público o en las oficinas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

Publicidad