Inicio Argentina Tembló toda la Región por un sismo de 3,8 grados que causó...

Tembló toda la Región por un sismo de 3,8 grados que causó temor y sorpresa

Tembló la Región. A las 10.27 de un viernes en el que todas las miradas estaban puestas en la cumbre del G20, un repentino cimbronazo, antecedido por un estrépito, sacudió a distintos barrios platenses. Fueron cinco segundos, pero bastaron para que en incontables hogares vibrara el piso y crujieran los muebles. Entre el asombro, el miedo y la incertidumbre, miles de vecinos sintieron como la tierra se estremecía. Otros, en cambio, ni lo percibieron. “Fue un terremoto”, confirmaron, poco después, desde el Departamento de Sismología e Información Meteorológica del Observatorio de la UNLP, un evento natural que en la Región no se registraba desde hacía 130 años (ver página 15).

El sismo, que alcanzó la magnitud de 3,8 grados en la escala de Richter, tuvo su epicentro en la localidad de Esteban Echeverría -sudoeste del Gran Buenos Aires-, pero se sintió en nuestra ciudad, en CABA y en distintos distritos del Conurbano bonaerense.

a 25 km de profundidad

Desde el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) se precisó que el movimiento telúrico se detectó a “una profundidad de 25 kilómetros y se generó en coordenadas: latitud -34.904 y longitud -58.483”. Esto es, a unos 50 kilómetros al oeste de La Plata.

Si bien no se reportaron heridos, distintos inmuebles platenses sufrieron daños en sus estructuras por el movimiento de la tierra. Por caso, en la sede del Servicio Penitenciario Bonaerense, en 6 entre 34 y 35, se abrió una rajadura en el piso del mármol, lo que obligó a la evacuación del personal. Mientras que en 513 entre 4 y 5, de Ringuelet, Silvina Rossi, una vecina, observó atemorizada como “los vasos estaban sobre la mesada y se movieron” y “una pared recién pintada se descascaró por el temblor” (ver página 12).

“El sismo no ocasionó en nuestra ciudad víctimas de ningún tipo ni complicaciones más allá del temblor momentáneo registrado principalmente en un sector del casco urbano y parte de la zona norte”, resumió, por su parte, Mauricio Saldívar, director de Hidrometeorología de La Plata. De hecho, el reporte del SAME local indicó que no hubo heridos ni situaciones de emergencia a raíz del inusual movimiento telúrico.

No obstante, el fenómeno metió miedo y tuvo enorme repercusión en las redes sociales, que enseguida se llenaron de mensajes de los asombrados usuarios que percibieron el temblor. Incluso circularon falsos mensajes que enseguida se viralizaron sobre supuestas réplicas del terremoto, que fue desmentido por especialistas (ver aparte). En la redacción de EL DIA se recibieron centenares de llamados; los vecinos expresaban su incredulidad, asombro y preocupación.

“No es común que en la Provincia haya este tipo de eventos naturales”, dijo la doctora en Geofísica Nora Sabbione, jefa del Departamento de Sismología e Información Meteorológica del Observatorio de la UNLP. ¿Por qué se produjo el inusual temblor? “Consultados los registros de la Estación Sismológica la Plata tanto analógicos como digitales, lo que se observa corresponde a un evento sísmico local de tipo tectónico. O sea es un evento de origen natural”, detallaron. La explicación técnica indicó que se trató de un “sismo intraplaca”. “Son fallas, rupturas en el suelo ocasionadas por los movimientos de las placas. En este caso, la ruptura se registró a 25 kilómetros de profundidad, dentro de lo que denominamos la corteza terrestre”, se explicó.

Según los registros sísmicos el evento duró unos cinco segundos. “Cuando tienen esta magnitud leve, no hay réplicas. La percepción es similar a un rumor, o un ruido intenso, un movimiento. Y luego de pasado cuatro o cinco segundos, otro mas”, explicó la experta.

Estos temblores no se pueden prever, porque todavía no hay una tecnología disponible para detectarlos (ver página 14), sobre todo si se trata de fenómeno de débil o moderada intensidad. El que movió la tierra bonaerense ayer fue de una magnitud entre III y IV en la escala Mercalli Modificada (que tiene doce grados y es la que se utiliza en más países), es decir, “lo perciben algunas personas en reposo, los objetos colgantes oscilan” y no suelen provocar daños.

“Con esta intensidad no existe posibilidad de derrumbe o de caída de mampostería”, agregaron los expertos, que a su vez descartaron la posibilidad de réplicas en sismos de esta magnitud.

Por su parte, Mauricio Saldívar agregó que “debido a su débil a media intensidad, y a la profundidad en que ocurrió, a este sismo pueden haberlo percibido algunas personas en reposo, o por observar que los objetos colgantes (lámparas, por ejemplo) oscilan. Pero al ser bastante superficial, no genera daños”.

“Nuestra zona no es asísmica, pero es la región con menor actividad sísmica del país. De hecho, el otro antecendente histórico que tenemos data de 1888 en el Río de La Plata, con una magnitud de 5.5 grados, muy fuerte”, aseveró Saldívar.

El sismo se “ha dado en un lugar y en un momento muy atípico”, coincidió el subdirector del INPRES, Mario Bufaliza. “Este es un caso de un sismo registrado debido a fallas geológicas que están en la zona, como ha ocurrido sismos en Sierra de la Ventana, en toda la zona de Tornquist y el caso de 1888 en La Plata”, agregó.

“El sismo de 3,8 grados fue superficial porque en la zona de Cuyo y San Juan hay superficiales de esa profundidad (25 kilómetros) y hasta 70 que se los considera superficiales, después están intermedios y profundos como en la zona de Santiago del Estero a 600 kilómetros de profundidad”, concluyó.

Una decena

Durante la jornada de ayer se registraron en todo el país al menos diez movimientos sísmicos, cuatro de ellos en San Juan, otro en La Rioja y otro en Catamarca, sin embargo el de mayor intensidad fue el de la provincia de Buenos Aires, que marcó 3,8 en la escala Ritchter.

Barrio Privado

El epicentro del terremoto que sacudió ayer a distintas zonas de la provincia de Buenos Aires y se sintió en La Plata fue en el barrio privado La Horqueta de la localidad de Esteban Echeverría, a 32 kilómetros al Sur de la Ciudad de Buenos Aires y a 50 de La Plata.