Inicio Argentina Tensión en Diputados por el avión con iraníes

Tensión en Diputados por el avión con iraníes

En medio de una escandalosa sesión en Diputados en la que hubo gritos y hasta retos, el oficialismo bloqueó los pedidos de la oposición para interpelar a Santiago Cafiero y otros funcionarios nacionales , con el objetivo que den explicaciones sobre el avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza que es investigado por la Justicia. “Es necesario que el canciller aparezca, que no se esconda, venga y nos diga de qué manera la Argentina tiene seguridad o estamos en pelotas”, fue el crudo alegato del radical Mario Negri al fundamentar su petición.

Todo sucedió ayer en el recinto cuando varios referentes de Juntos por el Cambio aprovecharon antes del inicio del debate sobre el “alivio fiscal” para monotributistas y autónomos, para presentar cuatro “apartamentos de reglamento” con la intención de que se tratarán los proyectos en los que convocaban al Congreso a Cafiero y a sus pares Wado de Pedro (Interior), Aníbal Fernández (Seguridad) y a Jorge Taiana (Defensa).

Fue en ese momento que comenzaron los duros cruces. “Todavía no tenemos una respuesta sobre los motivos y los vínculos del avión de origen iraní”, amplió Negri y remarcó que “el gobierno tiene una política de alianzas con países que tienen poco que ver con la democracia y los derechos humanos”.

En la oposición, además, vienen de cuestionar fuertemente la participación de Alberto Fernández en la Cumbre de las Américas donde evitó condenar las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Más tarde el diputado Gerardo Milman (PRO) justificó su convocatoria a los funcionarios nacionales pero reconoció que “el oficialismo no va a dejar que en esta oportunidad vengan los ministros. Ojalá dejen de hablar en televisión y vengan a la casa del pueblo”, lo que provocó airadas respuestas desde el bloque del Frente de Todos. El exsecretario de Seguridad de Cambiemos no se amilanó y dijo sentirse “insultado” por las explicaciones sobre el sospechoso avión que había vertido el titular de la AFI, Agustín Rossi, cuando especuló con que los iraníes estaban capacitando en pleno vuelo del “Jumbo” a los tripulantes venezolanos.

También hubo duras críticas del titular del bloque de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, que la emprendió contra Alberto Fernández al recordar sus dichos sobre que Argentina debería ser la puerta de entrada de Rusia en Latinoamérica a pocos días de la invasión de Ucrania. En este sentido, se permitió conjeturar que “seguro somos la puerta de entrada de Irán con cobertura de Venezuela. Eso es peligroso para nuestra seguridad”.

Fue jefe del bloque oficialista, Germán Martínez el que salió rechazar los cuestionamientos de la oposición y se subió al discurso que desde temprano emanaba desde la Casa Rosada, que consideraba que desde las distintas reparticiones oficiales “habían hecho todo bien” al autorizar el aterrizaje en Ezeiza y que no había ninguna sospecha que vinculara a los tripulantes del Boeing 747 con grupos terroristas.

LLAMADO AL SILENCIO

Uno de los legisladores más locuaces en medio del griterío general fue Fernando Iglesias que tildó de “caraduras” a los referentes del oficialismo. Fue en ese momento cuando Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados, tuvo que pedir silencio en varias oportunidades pero los cruces no cesaron. Entonces el fundador del Frente Renovador se dirigió en duros términos al también escritor: “¿Se puede callar la boca, diputado? No me obligue a aplicar el reglamento”.

Las acusaciones cruzadas continuaron fuera de micrófono pero igual Martínez pudo finalizar su discurso. Luego se votó y los proyectos de JxC fueron rechazados por 114 votos negativos y 104 positivos.

Pese a que el juez Federico Villena ordenó ayer requisar el mentado avión y seguir investigando a la tripulación, en la reunión de gabinete celebrada bien temprano en Casa de Gobierno se decidió bajar el tono al episodio y respaldar la intervención de Migraciones y las autoridades de Transporte y Seguridad en torno al caso. “Todo lo actuado fue correcto”, sostuvo Juan Manzur.

Hasta la titular de la ANAC (organismo que controla la aviación civil), Paola Tamburelli, una dirigente cercana a La Cámpora de bajo perfil pero que cobró notoriedad en 2020 cuando fue acusada por un sector del oficialismo de haber beneficiado a Marcelo Tinelli para trasladar una valija en un vuelo especial hacia Chubut en plena cuarentena, salió a aclarar que los “papeles” del avión de la compañía venezolana estaban en regla.

Empero, en la semana hubo idas y vueltas acerca de las vinculaciones del piloto de la aeronave. Fue el caso de Aníbal Fernández que, a diferencia del lunes pasado, durante la víspera dijo que del comandante de la aeronave no es miembro de las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

Por separado

La celebración del Día de la Bandera, el próximo lunes, tampoco los encontrará juntos a Alberto Fernández y a Cristina Kirchner. La vicepresidenta va a un plenario de la CTA en Avellaneda.

Publicidad