Inicio Argentina Una cuestión de vida o muerte: vecinos piden medidas por la inseguridad

Una cuestión de vida o muerte: vecinos piden medidas por la inseguridad

Una cuestión de vida o muerte: vecinos piden medidas por la inseguridad

Emilia Merlo, la veterinaria de City Bell que murió horas después de un asalto / Web

La muerte de la veterinaria Elsa María Emilia Merlo (63), quien se descompensó a poco de haber sido asaltada en una casaquinta de City Bell, provocó una enorme conmoción en la Ciudad, donde sin dudas hay una cuestión prioritaria, que está en boca de todos los vecinos: se necesita de manera urgente un plan de acción contra el delito.

Ese reclamo se escucha en todos los rincones de La Plata, donde la ola de robos se muestra incontenible.

En estas últimas horas, solo en la Zona Norte, hubo varios episodios de inseguridad, algunos de ellos con botines millonarios (ver aparte).

Claro que nada comparable con lo que atraviesa la familia y los amigos de la profesional, quienes se muestran devastados ante tan dolorosa pérdida.

Cuando se produjo el fatal desenlace, según las fuentes consultadas por este diario, la mujer se encontraba junto a su pareja y el hermano, quienes la cargaron en un auto y la llevaron tan rápido como pudieron al hospital San Roque de Gonnet.

La situación fue desesperante, con maniobras de reanimación cardiopulmonar durante todo el trayecto, ya que Merlo estaba inconsciente y no respondía a ningún estímulo.

Sin embargo, ese esfuerzo no alcanzó, ya que, según informaron los médicos, había llegado sin vida al centro asistencial.

A partir de ese momento, con la comunicación del caso a la UFI Nº 7 de Virginia Bravo, se inició una causa por “averiguación de causales de muerte” y se ordenó la realización de una autopsia para certificar los por qué del deceso.

Como se sabe, EL DIA entrevistó a la veterinaria por el asalto que había sufrido el Viernes Santo y allí contó que había sido amenazada y amordazada por dos delincuentes, quienes en principio no la golpearon.

Sin embargo, el estrés vivido fue lo suficientemente grande para causar mella en su espíritu.

No en vano sus posteos posteriores donde mencionó, por ejemplo, que se sentía angustiada y con miedo.

“Estoy muy mal. Anoche dos tipos me robaron, maltrataron, me dejaron atada y amordazada adentro. Se llevaron el celular. Pero buscaban más (…)”, había escrito en su cuenta de Facebook.

El hecho ocurrió en 476 y 26, una zona considerada peligrosa, por la presunta existencia de una banda dedicada a los saqueos y la venta de droga.

Quienes habitan el lugar, incluso, hablan de ladrones con nombre y apellido, saben dónde se esconden y qué hace cada uno de ellos.

Precisamente, al cabo de una serie de movimientos investigativos, se hizo un operativo en una finca de Tolosa, sobre las calles 524 y 25, donde capturaron a un sospechoso.

Al parecer, con el celular de Merlo se hizo una transferencia a la cuenta de su pareja. Por eso lograron identificarlo y detenerlo. Se supo que tiene 25 años y por ahora una causa por “robo agravado”.

“QEPD descanses Gogui. Horrible e injusto lo que te pasó”, refirió una allegada en las redes.

“La mataron con el disgusto a nuestra amiga. Ya no es tristeza. Es odio lo que siento”, opinó otra.