Inicio Argentina Una familia necesitó $64.445 por mes para no ser pobre

Una familia necesitó $64.445 por mes para no ser pobre

La Canasta Básica Total del Indec, que determina el porcentaje de pobreza, aumentó en los últimos doce meses, ya que trepó 49,6 por ciento y superó a la variación general de los precios, que fue del 48,8 por ciento

Así, una familia compuesta por cuatro personas -dos de ellas, niños de 8 y 6 años- precisó el mes pasado tener un ingreso de $64.445 para no ser considerada pobre.

La canasta básica total (CBT) aumentó en mayo un 2,4 por ciento, informó el Indec. De esa manera, no superó la variación que tuvo ese mes la inflación, que fue de 3,3 por ciento.

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA) tuvo ese mes una suba de 2,8 por ciento. Este indicador está influido principalmente por la suba de los alimentos, que en los últimos meses registró una aceleración. El mes pasado, según informó el Indec, los precios de los alimentos y bebidas subieron 3,1 por ciento, es decir, 1,2 puntos porcentuales menos de lo que había aumentado en abril, que fue de 4,3 por ciento. Por lo tanto, una familia de cuatro miembros necesitó $27.423 para no ser indigente.

En términos interanuales, la CBT tuvo un aumento de 49,6 por ciento, lo que implica un incremento mayor que el de la inflación general, que en ese lapso fue de 48,8 por ciento. Al observar solamente los primeros cinco meses del año, la canasta básica total registró un aumento de 18,9 por ciento, por lo que marcha por detrás de la suba de precios. El IPC acumulado entre enero y mayo fue de 21,5 por ciento.

INDICADORES SOCIALES

Los dos indicadores son decisivos para medir el impacto de la crisis económica en los indicadores sociales. Eso sucede porque la canasta básica -que además de alimentos incluye otros ítems del gasto como indumentaria, salud, transporte o educación- determina la denominada “línea de pobreza”. Es decir, los hogares con ingresos menores a la CBT son los que pasan a ser considerados pobres, según Infobae.

De la misma manera, la canasta alimentaria -que tiene un alcance limitado a bienes de primera necesidad- es la que configura la “línea de la indigencia”: aquellas familias que no lleguen a cubrir los ingresos necesarios para adquirir la CBA son indigentes.

Si bien los últimos datos del Indec sobre pobreza abarcan hasta fines de 2020 -el dato de la evolución de esa variable del primer semestre de 2021 se conocerá en septiembre- algunos datos preliminares hacen suponer que los indicadores sociales continuaron deteriorándose durante este año.

El incremento de la pobreza de 2021 está más ligado a la aceleración inflacionaria que a la pérdida de puestos de trabajo.

Publicidad