Inicio Argentina Una por una, las medidas económicas ante el avance inflacionario: suba de...

Una por una, las medidas económicas ante el avance inflacionario: suba de tasa e intervención por el dólar

El Gobierno argentino lanza un conjunto de medidas para enfrentar la escasez de dólares y la galopante inflación, del 108,8 por ciento interanual en abril, entre las que se encuentra un nuevo aumento de la tasa de interés y de la intervención en el mercado de cambios, así como iniciativas para sostener el consumo y el nivel de actividad.

El Ministerio de Economía difundió un listado con una serie de medidas que el titular de la Cartera, Sergio Massa, ultimó el sábado con su equipo -un día después de conocerse el último dato de inflación, que rebasó los peores pronósticos que manejaba el Banco Central- y que, según confirmaron fuentes de la Cartera, se oficializarán hoy mediante una resolución.

El plan incluye ajustar la tasa de interés de referencia -según trascendió, se ubicará en el 97 %, apenas dos semanas después de haberla subido del 81 al 91 %-; el Banco Central aumentará la intervención en el mercado de cambios y se buscará acelerar los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, el “swap” de monedas con China y las conversaciones con el bloque de los BRICS.

Desde el Palacio de Hacienda sostienen que en el transcurso de la semana se darán a conocer más medidas. En cambio, economistas aseguran que “son pocas (medidas) para un problema tan grande como la inflación

Las medidas fueron definidas durante la tarde del sábado, en el marco de la reunión que encabezó el ministro Sergio Massa y en la que estuvieron presentes el secretario de Política Económica, Gabriel Rubinstein; el jefe de asesores de la cartera, Leonardo Madcur; el secretario legal y administrativo, Ricardo Casal; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; el titular de Administración Federal de Ingresos Públicos, Carlos Castagneto; el director general de Aduanas, Guillermo Michel; y el director del Instituto Nacional de Estadística y Censos, Marco Lavagna, entre otros.

La reunión del equipo económico se dio luego de que el viernes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el Índice de Precios al Consumidor subió 8,4% en abril, impulsado por los rubros Alimentos y Bebidas, junto con Indumentaria y Calzado, con lo cual la inflación minorista alcanzó al 32% en el primer cuatrimestre del año y trepó al 108,8% en los últimos 12 meses.

Evitar una corrida

Massa, al definir esta medida antes de que los mercados abran nuevamente hoy, buscó tomar la iniciativa con el objetivo puesto en que no se repita lo que sucedió el mes pasado, cuando el Indec informó la inflación de marzo y luego se desató una corrida cambiaria que impactó con fuerza en las cotizaciones bursátiles y en el mercado informal, entre otras cuestiones.

En lo que respecta al Banco Central, la decisión tomada es incrementar la tasa de plazos fijos en 6 puntos porcentual, para hacer más atractivas las colocaciones en pesos. De esta manera la tasa de interés anual que pagarían los plazos fijos a 30 días se ubicarían en torno al 97% para las colocaciones de hasta $ 30 millones.

Además, en la reunión se ratificó la decisión de que el Banco Central aumentará la intervención en el mercado de cambios y la administración del “crawling peg”, término con el que se denomina a la estrategia de devaluación progresiva y controlada de la moneda.

La intervención del Central tendrá como principal objetivo la “estabilización de los tipos de cambios” y “ampliar la capacidad de intervención en CCL y MEP”, subrayaron las fuentes.

También las autoridades del Ministerio de Economía buscarán acelerar los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el swap con China y la obtención de una garantía crediticia a través del Nuevo Banco de Desarrollo de los países que conforman el Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), para lo que el ministro Massa viajará el próximo 29 de mayo a Beijing para participar de una reunión del foro que nuclea a las principales potencias emergentes.

En lo que respecta al consumo, las decisiones tomadas pasan por bajar la tasa de interés del programa Ahora 12, a lo que se sumará la reducción de las tasas de interés para los saldos impagos de tarjetas de crédito.

En el caso del programa Ahora 12 la Tasa Nominal Anual se ubica actualmente en 77,35%, por lo que con la baja de 9 puntos pasaría a ser de 68,35%. También dispondrán medidas de incremento en los reintegros de compras hechas con tarjetas de débito por sectores vulnerables.

En lo que respecta al nivel de actividad, la Administración Federal de Ingresos Públicos implementará un nuevo plan de pago de deuda corriente de hasta 84 cuotas y un alivio fiscal para la moratoria de las cuotas con tasa Badlar, en respuesta a un pedido formulado esencialmente por las entidades pymes.

Además se buscará acelerar la aprobación de los pedidos presentados en el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) para la importación de bienes de capital, a través del mecanismo denominado SIRA a 360 días.

También se conformará una Unidad de Análisis Comercio, Seguimiento, Trazabilidad y Promoción de las Operaciones de Comercio, que tendrá por objetivo monitorear las operaciones de compra y venta de bienes y servicios en el comercio interno y externo; promover con equidad las operaciones comerciales, evitando posiciones dominantes; verificar la trazabilidad de los bienes objeto de comercio y la correcta tributación en cada etapa y orientar al consumidor atendiendo las variables obtenidas en el proceso de seguimiento.

En el plano productivo, las autoridades decidieron implementar un amplio plan de facilidades de pagos que para que los contribuyentes puedan cancelar obligaciones tributarias y de los recursos de la seguridad social vencidas hasta el 30 de abril del corriente año.

La cartera económica detalló que se trata de un stock de deuda a regularizar por 456.063 millones de pesos, que comprende a 656.121 contribuyentes, de los cuales el 48,1% son micro y pequeñas empresas, el 11,5% son medianas y el 31,2% restante son pequeños contribuyentes y monotributistas.

Alivio fiscal

A esto se suma la puesta en marcha de un alivio fiscal para los planes vigentes de Mipymes con tasa Badlar, debido a que a fines de abril pasado finalizó el esquema de subsidios que regía para los planes de pagos tomados esencialmente por pymes en base la moratoria establecida en la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva (27.541).

En este caso el problema se potenció debido a que desde abril pasado se aplica la tasa Badlar para bancos privados, que se encuentra en el orden de un 70% anual y debido a eso los planes de pago a partir de ese mes tienen aumentos sustanciales, afectando principalmente a las Mipymes.

Esta situación disparó el reclamo de las entidades pymes, entre ellas CAME, para que el Gobierno modifique esta situación y que vuelva a subsidiar la diferencia de tasa.

Al anunciar este cambio, desde Economía dijeron que esta medida generará “un alivio fiscal promedio del 50% de las cuotas mensuales de planes de pago que pagan las Mipymes en el marco de la moratoria de la Ley 27.563”.