Inicio Argentina Uruguay pateó el tablero: fuerte denuncia de su Presidente

Uruguay pateó el tablero: fuerte denuncia de su Presidente

Fue la voz disonante que alteró el pulso de la cumbre de 33 países que se realizó ayer en Buenos Aires. Sus declaraciones hicieron mucho ruido. Es que el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, criticó duramente a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) por poner “un tinte ideológico”.

Claramente se dirigió a los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, aunque pareció tirar un dardo de sobre elevación para las naciones que apoyan estos regímenes, como Argentina: “La organización no puede tener un carácter de club de amigos ideológicos”, disparó. No hubo respuestas desde los países que se podrían haber visto afectados por las declaraciones del mandatario uruguayo.

Lacalle Pou afirmó que hay que “pasar a la acción” con “pequeños pasos” y “no grandes discursos bajo títulos de solidaridad” Y advirtió: “Cuidado con la tentación ideológica en los foros internacionales”.

El presidente uruguayo, al hilo de la ideología, precisó que se ha hablado en la Celac de la condena a las “acciones desestabilizadoras” en Brasil, pero no se dijo que “claramente hay países que no respetan ni la democracia ni los Derechos Humanos”.

La cumbre de la Celac tuvo lugar en un contexto de múltiples crisis internas en los países latinoamericanos, pero incluso de tensiones entre vecinos y socios.

Un antecedente. En 2020 el expresidente Jair Bolsonaro, duro crítico de la izquierda, suspendió la participación de Brasil en la Celac alegando que “daba protagonismo a regímenes no democráticos como los de Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

Ayer, su sucesor Lula da Silva, dio el giro: “Brasil está de vuelta en la región y listo para trabajar lado a lado con todos”, dijo.

Ausencias

La cumbre que reunió a 14 jefes de Estado de los 33 que países que componen el foro, tuvo algunas ausencias notorias, como el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien se excusó por tener “bastante” trabajo en su país.

Otros desertaron a último momento, como Nicolás Maduro. El gobernante venezolano, que fue denunciado ante la Justicia argentina por particulares y organizaciones civiles por violación de los derechos humanos, en un intento de que fuera indagado si llegaba al país, anunció el lunes que no tocaría suelo argentino.

Maduro, que en un mensaje grabado enviado al foro criticó lo que calificó de “sanciones criminales” contra Venezuela y en especial contra su industria petrolera, tenía una cita con Lula, quien mantuvo en cambio en agenda el encuentro con el cubano Miguel Díaz-Canel.

Tampoco participó el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusado de “dictador” por la oposición de sus país. Lo reemplazó el canciller.

El Mercosur

Uruguay considera “vital” el Mercado Común del Sur (Mercosur), que integra junto a Argentina, Paraguay y Brasil, pero opina que la pertenencia a este bloque no debe ser excluyente de acuerdos con otros países, dijo, a la hora de hablar de economía, el presidente Lacalle Pou.

“Mercosur sigue siendo, por cercanía, por mercado, vital para nuestro país. Lo que no hay que plantear es una cosa u otra: China, Acuerdo Transpacífico o Turquía y abandonar. Nunca fue ese el planteo”, dijo en la rueda de prensa celebrada durante el intermedio de la sesión plenaria de la VII Cumbre de la Celac.

El jefe de Estado uruguayo definió como “su espalda mayor” al Mercosur, ya que sigue teniendo “una incidencia importante en el comercio exterior” de su país. “Y ojalá fuera más”, deseó.

Pero Lacalle Pou, quien no quiso referirse al Mercosur en su discurso ante los representantes de los países miembros de la Celac, volvió a defender su derecho a negociar con terceros países y expresó su anhelo de que Brasil, ahora presidido de nuevo por Lula da Silva, “prenda los motores en cuanto a las relaciones exteriores y los acuerdos” para el bloque. “Es un país que arranca con una espalda importantísima”, destacó el político del Partido Nacional (PN, centroderecha), al tiempo que agregó: “Nosotros no somos rupturistas”.

Preguntado por los periodistas sobre la posibilidad de la ampliación del Mercosur a Bolivia y el retorno de Venezuela como miembro de pleno derecho, el gobernante uruguayo respondió que primero hay que lograr “que funcione bien” entre los socios fundadores y después seguir “avanzando”.

Publicidad