Inicio Argentina VIDEO. Sospecha de un menor, terrible gasto e impotencia, lo que dejó...

VIDEO. Sospecha de un menor, terrible gasto e impotencia, lo que dejó el ataque de “pincha ruedas” en 1 y 55

Ayer por la tarde, mientras la bronca y la efervescencia comenzaban a descender para darle paso a la resignación, las víctimas de una serie de “inexplicables” actos vandálicos contra vehículos en la zona de la cancha de Estudiantes aún continuaba preguntándose cuál fue la motivación que condujo a causar semejante daño: unos 35 neumáticos pinchados y cortados.

La “masacre” contra las ruedas de al menos 20 vehículos estacionados en 55 entre 1 y 2, a pocos metros del Estadio Uno, fue descubierta por un vecino cerca de las 8 de la mañana cuando salió hacia su trabajo. Al llegar a su auto se dio cuenta de que las ruedas que daban a la calle estaban pinchadas.

En la delantera detectó un pinchazo profundo. Por un momento creyó en la chance de que había sido él mismo quien pisó un elemento contundente y que estacionó su coche sin darse cuenta de ello. Pero aquella idea quedó descartada de forma inmediata cuando advirtió el tajo que tenía la rueda trasera.

Un móvil de una empresa privada de auxilio se hizo presente en la cuadra para reparar los daños / Web

Estaba claro que su auto había sido violentado. Inmediatamente comenzó a conjeturar qué había motivado tal acción. “¿Quién querría dañarme de este modo?” se preguntó el hombre durante varios minutos. Tras dar algunos pasos por la cuadra se dio cuenta de que no se trataba de algo personal. Otros vehículos habían corrido la misma suerte y fue en ese marco que se encendieron alarmas en la zona.

De un momento a otro los mensajes y las fotos que daban cuenta del hecho comenzaron a circular por los grupos de WhatsApp creados por cuestiones de seguridad.

Lo que apuntaba a ser un día de descanso por el feriado decretado a raíz del Censo, terminó convirtiéndose en una jornada para el olvido.

Vecinos inmersos en un torrente de furia y asombro, tomándose la cabeza y lanzando improperios al aire era la postal que se podía ver en la cuadra a eso de las 9 horas.

Al no existir un factor común entre los damnificados, más que el hecho de pertenecer al barrio, los vecinos se esforzaron en descifrar cuál fue el criterio en el que se fundaron para tajear y pinchar los neumáticos de casi la totalidad de autos que estaban estacionados y llegaron a una sola conclusión.

“No hay patrón para describir este brutal ataque. Sólo el deseo de causar daño puede servir como punto de partida para explicar esta situación. Mientras buscábamos una solución común para todos, algunos vecinos comenzaron a especular sobre quién podría ser el responsable del acto. Se baraja que haya podido ser alguna persona con problemas mentales o con un fuerte resentimiento social. No cabe otra posibilidad”, sentenció un afectado.

Los hechos provocaron angustia, sobre todo en algunos conductores que necesitaban desplazarse a su trabajo. En una jornada de feriado, con micros circulando con baja frecuencia y casi sin taxis, llegar a un destino específico se convirtió para estos vecinos en toda una proeza.

LOS GASTOS, EL MAYOR DISGUSTO

Pero, sin lugar a dudas, el mayor disgusto para los damnificados comenzó a germinar a medida que fueron sumando mentalmente los gastos que deberán realizar para poner a sus autos en condiciones.

Si bien ninguno de los frentistas se animó a lanzar un número, quizás para no hacerse tanta mala sangre, las erogaciones se proyectan en varios miles de pesos.

El precio no es lo único que preocupa a los vecinos. Ante la escasez que viene golpeando a los negocios dedicados a la venta de autopartes y repuestos, también les quita el sueño el hecho de poder encontrar los insumos específicos para cada auto.

Con el correr de las horas encontraron auxilio en un gomero de la zona de 7 y 60 que resignó el feriado para brindar sus servicios y sacar del apuro a los damnificados.

“Es una desidia total lo que está pasando”, manifestó Nicolás, un vecino que se encontraba resolviendo cómo iba a llevar a sus hijos a lo de su madre para poder cumplir con su jornada laboral en Capital.

“El seguro no cubre este tipo de rotura. Lo que hay que hacer es colocar gomas nuevas. La gente de la gomería nos va a salvar colocando unos parches. Pero es eso, un parche”, señaló el hombre.

Una imagen que muestra a un sospechoso del ataque / Web

Fabián, el gomero que acudió en ayuda, sostuvo que los vecinos ya tendrían identificado a la persona que llevó adelante el acto de vandalismo y que, por su aspecto físico, se trataría de un adolescente.

Según explicó, la recuperación de los neumáticos dañados es relativa. “Estas ruedas pueden tener arreglo poniéndole parches o cámaras, o comprándole una adaptación. O directamente colocar un neumático nuevo. Porque cuando se pincha el talón no sirven más. Se puede hacer vulcanizado o parche caliente, pero no es confiable para andar así por la ruta”, destacó.

“Los vecinos identificaron a un sujeto picando las ruedas. Todos los autos de 55 entre 1 y 2 resultaron afectados. También en calle 4”, apuntó.

Al respecto, al cierre de esta edición, se conoció un video en el que se ve a quien sería el responsable del ataque. En el clip se puede ver una parte de la secuencia que terminó afectando a más de 20 vecinos.

Trascendió que por esta situación, la Municipalidad se presentaría ante la Justicia.

Publicidad