Inicio Cataluña Abre en Collserola el primer centro del Estado de atención inmediata de...

Abre en Collserola el primer centro del Estado de atención inmediata de jóvenes migrados

Se pondrá en funcionamiento esta semana y pretende reducir el paso de los menores por comisaría

BARCELONA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Govern inaugurará esta semana el primer centro del Estado de atención inmediata para menores extranjeros no acompañados (Menas) que servirá para ofrecer una primera acogida «con unos parámetros de más dignidad», y que garantizará asistencia humanitaria 24 horas.

Gestionado por Creu Roja y concebido como un «dispositivo humanitario» de carácter transitorio, el nuevo espacio funcionará de forma provisional a partir de esta semana y hasta el 31 de octubre con posibilidad de ampliación del periodo de uso, y prevé atender a unos 1.800 menores, ha explicado la secretaria de Infancia y la Adolescencia de la Generalitat, Georgina Oliva.

Se trata de un proyecto piloto previo a la instalación de un centro de atención inmediata en el centro de Barcelona, del que el Govern ha querido disponer durante los meses estivales, coincidiendo con el período de más llegadas de menores a la capital catalana.

UNA RECEPCIÓN MÁS «DIGNA»

Alrededor de 40 profesionales atenderán a los menores durante su paso por el centro, que se calcula que sea de aproximadamente 24 horas, y que pretende ofrecer una atención «digna» hasta su reubicación a centros de protección.

El emplazamiento tendrá capacidad para atender a 50 menores –con posibilidad de ampliar en casos de emergencia– y pretende reducir el paso de los jóvenes por la comisaría para una primera identificación, que ahora se realizará en estas dependencias.

Todos los Menas localizados en la capital catalana –aunque también podrá recibir llegados al Área Metropolitana de Barcelona (AMB)–, serán trasladados a estas dependencias, donde serán identificados y atendidos.

UN CIRCUITO UNIDIRECCIONAL

Las instalaciones del dispositivo –todavía en fase de retoque– consistirán en espacios diferenciados pensados para la atención individualizada, la atención humanitaria y zonas comunitarias y de recreación.

La estancia en el centro se efectuará en forma de circuito unidireccional, y en un primer momento el menor será recibido por trabajadores de Creu Roja e identificados por una pareja de Mossos d’Esquadra.

De manera inmediata se le ofrecerá atención sanitaria, comida, aseo personal y zonas de descanso, y una vez cubiertas las necesidades básicas, el menor podrá acceder a zonas comunitarias.

Asimismo se le ofrecerá la posibilidad de contactar con sus familias con puntos de carga para el móvil y un ordenador, una decisión que responde a la necesidad de comunicarse que presentan estos jóvenes, ha explicado Oliva.