Inicio Cataluña Aragonès defiende la gestión de la pandemia y pide al Gobierno no...

Aragonès defiende la gestión de la pandemia y pide al Gobierno no impugnar el decreto de fondos europeos

   BARCELONA, 29 Abr. (EUROPA PRESS) –

   El vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès, ha reivindicado la gestión sanitaria y económica que han llevado a cabo sobre las consecuencias de la pandemia, y ha pedido al Gobierno que no impugne el decreto ley de la Generalitat que simplifica y agiliza los trámites necesarios para gestionar los fondos europeos Next Generation EU en Catalunya.

   Así lo ha manifestado en la primera sesión de control que se celebra en el Parlament desde las elecciones del 14 de febrero, después de que el diputado de los comuns David Cid le haya recordado que hace siete meses que asumió las funciones de la presidencia de la Generalitat y que han pasado más de dos meses desde los comicios y aún no hay un nuevo Govern.

   Aragonès le ha replicado que si no hay presidente en Catalunya es porque el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) inhabilitó a Quim Torra al frente de la Generalitat, y que desde entonces han tenido que afrontar las consecuencias económicas y sociales de la crisis sanitaria del coronavirus.

   En relación a los fondos europeos, la diputada de la CUP ha preguntado cómo se asegurará que el dinero llegue a las pequeñas y medianas empresas y no a grandes compañías del Ibex 35, y Aragonès le ha respondido que en el decreto ley que aprobaron se prevén herramientas para favorecer e integrar proyectos de pymes así como iniciativas sociales y solidarias.

   Sin embargo, ha lamentado que el Ejecutivo central intente impugnar dicho decreto ley al Tribunal Constitucional porque «sólo faltaría que la Generalitat haga un decreto para que las pymes puedan participar y el Gobierno ponga pegas a ello».

   «No es la manera de funcionar. Tienen que poner herramientas y flexibilidad al servicio de poder ejecutar al máximo estos recursos. Lo que no podría pasar que el Plan Marshall quede parado por la burocracia del Estado», ha advertido.

   También se ha referido a los fondos europeos el presidente de Junts en el Parlament, Albert Batet, que ha acusado al Estado de no escuchar a la Generalitat y de no querer que se gestionen desde Catalunya, lo que considera que perjudicará el bienestar de los catalanes.

   Para Aragonès, el riesgo es que una parte importante de los fondos se destine a generar más gasto corriente y no a impulsar la economía productiva, y ha advertido de que «la cogobernanza no se está haciendo realidad».

   «El Gobierno ha presentado un plan sin previo consenso con los territorios que tenemos que ejecutarlo. Se necesita flexibilidad en todas las convocatorias y proyectos, y la participación de la Generalitat en la selección de los proyectos tractores», ha reclamado.

FÁBRICA DE BATERÍAS

   Desde los comuns, Cid también ha acusado a ERC y Junts de estar más pendientes «de discusiones del carné del Consell per la República» que de ocuparse de la futura ubicación de la planta de baterías Battery Hub, mientras que Aragonès considera que es un proyecto clave para la recuperación de Catalunya.

   Por ello, ha pedido a los comuns que presionen al Gobierno central, del que forman parte, para que la batería se ubique en Catalunya porque será «una decisión que vendrá más condicionada por el Gobierno que por la Generalitat».

   En materia económica, el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, ha asegurado que Catalunya lidera la huída de empresas desde el inicio de la pandemia frente a comunidades como Madrid, Andalucía y Galicia, con un saldo positivo en este aspecto.

   «El liderazgo se ha perdido en pleno proceso soberanista, y la culpa siempre es de los demás. ¿No será posible que hagan algo mal? La autonomía catalana se desmorona, y son incapaces de dar estabilidad. Culpando a Madrid de todo no lo podrán corregir», ha apuntado.

   Pese a admitir que ha sido un año difícil, Aragonès defiende que empiezan a revertir la situación, y ha puesto como ejemplo la mejora en los datos del paro respecto a la media estatal, y ha acusado a los populares de querer trasladar «la campaña electoral en Madrid en el hemiciclo».

   El líder de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha preguntado a Aragonès sobre las medidas que aplicarán en Catalunya una vez decaiga el estado de alarma el 9 de mayo, y ha emplazado a Aragonès a acelerar la vacunación, a hacer cribajes masivos y a terminar con las «restricciones indiscriminadas» a sectores como la restauración.

   El vicepresidente en funciones ha explicado que han hablado con el Gobierno, y que harán cambios legislativos para que Catalunya puedan tener herramientas «para seguir aplicando medidas de control que habrá que mantener durante unas semanas más», y que tendrán que pasar por una ratificación judicial.

«MISERIA MORAL»

   Desde Vox, Ignacio Garriga ha acusado al Govern de discriminar policías y guardias civiles de la vacunación y de alegar que, como consecuencia, se retrasará la vacunación de las personas mayores de 70 años: «Esto es miseria moral, es lo que representan. ¿No le da vergüenza?»

   «Lo que es miseria moral es usar la angustia que genera la pandemia para profundizar en divisiones de la sociedad. Miseria moral es usar la angustia sobre el futuro económico para sembrar odio, e intentar hacer culpables de esta situación a sus enemigos políticos y a los más vulnerables. Intentar romper el país este manera y la cohesión social, esto sí que es miseria moral», ha contestado Aragonès.