Inicio Cataluña Aragonès espera que Junts siga en el Govern y ve «margen» para...

Aragonès espera que Junts siga en el Govern y ve «margen» para un acuerdo si continúan

Les pedirá «máxima lealtad» si las bases del partido deciden permanecer en el Ejecutivo

BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este miércoles que espera que la militancia de Junts decida continuar en el Govern y ha defendido que ve «margen para llegar a acuerdos» en las tres condiciones que plantea el partido de Laura Borràs para rehacer la crisis del Ejecutivo en el caso de que se mantenga la coalición.

En respuesta al líder de Junts en el Parlament, Albert Batet, en la sesión de control al presidente en el pleno de la Cámara, Aragonès ha recalcado que respeta la consulta que celebrará Junts el jueves y viernes, y ha insistido en que Catalunya necesita un Govern estable y dedicado al 100%, «no solo los consellers, también las formaciones políticas que le dan apoyo».

Aragonès ha insistido en que quiere que el actual Govern de coalición entre ERC y Junts continúe porque considera que ha hecho un buen trabajo en poco tiempo y que todavía puede ser mejor si los consellers se implican al 100% a gobernar, pero ha advertido de que, en el caso de que sigan en el Ejecutivo, deberán tener «máxima lealtad institucional».

«Si esta es la decisión, que espero que sea así, implicarse en el Govern al 100%, no solo los consellers, también las formaciones políticas que le den apoyo. Sin dudas, con toda la voluntad de corresponsabilidad, respeto mutuo y máxima lealtad institucional que nunca podemos perder. Si esta es la disposición, cuenten conmigo para trabajar en esta línea», ha subrayado.

De esta manera, ha apostado por tratar de llegar a un acuerdo con sus socios de coalición en las demandas que ha planteado Junts, después de que Batet haya recordado la propuesta que planteó el domingo su partido: articular en las próximas semanas la dirección estratégica independentista; que en la mesa de diálogo no solo haya consellers y puedan haber miembros de su grupo parlamentario, y que ERC y Junts se coordinen en el Congreso «para consensuar y defender la acción de Govern».

Aragonès ha replicado que, si Junts decide seguir en el Ejecutivo, ve margen para pactar estas demandas, como ya dijo en el Debate de Política General de la semana pasada, y se ha mostrado dispuesto a que ERC y Junts se coordinen en las Cortes Generales en las cuestiones que afecten al Govern.

«En estos términos ya puede contar con ello teniendo en cuenta evidentemente que hay dos grupos y que ni uno puede imponer a otro ni otro puede imponer a uno. Pero la voluntad de acuerdo en todo aquello que sea defensa de las actuaciones del Govern puede contar con ello», ha manifestado.

Sin embargo, el presidente ha avisado de que, si Junts se queda en el Govern y llegan a un acuerdo en estos aspectos, se deberá respetar y deberá haber estabilidad: «No serviría de nada un acuerdo que haga que al cabo de 15 días volvamos a estar igual».

«RESPONSABILIDAD Y GENEROSIDAD»

En su intervención, Batet ha rechazado hacerle una pregunta a Aragonès y se ha limitado a recordar las demandas que le plantearon, ha destacado que el exvicepresidente Jordi Puigneró hizo un «gesto de enorme generosidad» al retirar su restitución como condición para un acuerdo con ERC, y ha defendido el compromiso de Junts para defender los principios por los cuales fueron elegidos.

Asimismo, ha apelado a Aragonès a la «responsabilidad y generosidad», como considera que Junts ha hecho para, a su juicio, priorizar los intereses de los catalanes.

Por su parte, el presidente de ERC en la Cámara, Josep Maria Jové ha pedido resolver la crisis del Govern de la mejor forma y con celeridad, generosidad y mirada larga, ante lo que Aragonès ha añadido que el actual momento de crisis requiere instituciones sólidas y ha asegurado que el Ejecutivo trabaja: «Lo que queremos es hacerlo sólidamente y con el apoyo de los grupos parlamentarios al 100%».

COMUNS Y PP

El portavoz de los comuns en el Parlament, David Cid, también se ha referido al choque entre los socios del Govern y ha preguntado a Aragonès qué garantías tiene de que, si Junts se queda en el Ejecutivo, «su Govern no estará ahogado en una crisis permanente».

El presidente le ha contestado que su tarea es que el Govern continúe adelante «con la máxima fortaleza y con la máxima cohesión», ha insistido en que él tomará decisiones si las debe tomar, y ha recalcado en que su gobierno sigue trabajando.

Asimismo, el presidente del PP catalán, Alejandro Fernández, ha criticado que el futuro del Govern dependa de los militantes de Junts y que en el contexto económico actual hay un Ejecutivo «roto y sin proyecto político».

Aragonès ha dicho que las formaciones políticas toman sus decisiones como consideran conveniente y hay que respetarlo: «Supongo que en el PP designan a sus representantes y máximos dirigentes de Cataunya a dedo».

SALVADOR ILLA

Desde el PSC-Units, el jefe de la oposición, Salvador Illa, ha insistido en pedir a Aragonès que convoque un diálogo entre partidos catalanes –como se aprobó en el Debate de Política General–, ante lo que el presidente ha replicado que su compromiso con el diálogo es absoluto pero que los socialistas no han planteado ninguna «propuesta concreta» en este sentido.

Ha criticado que la batería de propuestas que planteó Illa se puede aplicar en Catalunya igual que en cualquier Comunidad Autónoma y no se centra en el conflicto político: «Yo he puesto una propuesta sobre la mesa, estamos esperando la suya para poder hablar», ha dicho en referencia al acuerdo de claridad, y ha pedido a Illa contribuir en el avance de la negociación con el Gobierno central.

Publicidad