Inicio Cataluña Batlle asegura que prevén medidas para revertir la «crisis de seguridad» en...

Batlle asegura que prevén medidas para revertir la «crisis de seguridad» en Barcelona

BARCELONA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) –

El teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, ha asegurado este miércoles que prevén medidas para revertir la «crisis de seguridad» en la ciudad, porque no quieren que sea crónica ni creen que sea irreversible, según él.

Ha recordado que tanto los Mossos d’Esquadra como la Guardia Urbana prevén aumentar los efectivos en la ciudad, y ha apostado por hacer un «análisis sereno y responsable» de la situación, ha dicho en declaraciones a los medios después de varios apuñalamientos en los últimos días.

Preguntado por los medios por este asunto, ha resaltado que un apuñalamiento es siempre un hecho desgraciado, pero que si ocurre lo importante es que se produzca una «intervención policial que recupere la confianza de la ciudadanía», como cree que ha ocurrido en la mayoría de estos casos.

Batlle ha destacado que el incremento de hechos delictivos tienen como «contrapunto» una actuación policial rápida que permite su resolución, y ha destacado que en la mayoría de los casos se ha identificado a los autores y han sido detenidos.

Ha agradecido el trabajo de la Guardia Urbana y de los Mossos d’Esquadra –encargados de los delitos contra las personas–, y ha recordado que la policía catalana prevé sumar más de 300 agentes en la ciudad y que la Urbana también ganará efectivos: «Vamos a tener correctamente dimensionadas las fuerzas de seguridad».

BARCELONA, «CIUDAD SEGURA»

Batlle ha defendido que «Barcelona es una ciudad segura por lo que hace referencia a los delitos graves», en los que mantiene niveles por debajo de los de otras grandes ciudades, aunque ha dicho que la capital catalana sí tiene un problema con otros delitos, como los hurtos.

Ha resaltado que, con datos del primer semestre del año, los delitos contra las personas bajaron un 1,27% –aunque los delitos en general aumentaron un 9%–, y ha remarcado que la situación en Barcelona en los delitos más graves contra las personas es mejor que en París, Londres y Roma, ha citado.

Batlle ha desvinculado del turismo el repunte de estos delitos violentos de los últimos días, y ha señalado que la mayoría de autores y víctimas han sido personas vulnerables y de entornos de «marginalidad» –aunque sí existe relación entre la llegada de turistas y el aumento de los hurtos, ha dicho–.

Ha defendido que las políticas de seguridad son una política social que debe ir acompañada de medidas en otros ámbitos, como la vivienda y el urbanismo, y ha lanzado un mensaje de «optimismo, porque la ciudad es muy fuerte», y ha apelado a la complicidad de la propia ciudad.