Inicio Cataluña Budó: «Si no se puede garantizar el derecho a voto no sé...

Budó: «Si no se puede garantizar el derecho a voto no sé si se podrán celebrar» elecciones

Se abre a flexibilizar el cierre perimetral municipal en el puente de diciembre

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha explicado este viernes que están trabajando en los mecanismos para que se puedan celebrar las elecciones catalanas el 14 de febrero, pero ha advertido: «Si no se puede garantizar el derecho a voto de todos, no sé si se podrán celebrar».

Ha destacado que se deben diseñar protocolos que también protejan el derecho a la salud, tanto de los votantes como de las personas que trabajen durante la jornada electoral, en declaraciones este viernes en Ràdio 4 y La 2 recogidas por Europa Press.

El Govern «no ha dado una buena imagen esta semana», en referencia a las diferencias internas entre los socios, ERC y JxCat, por la gestión del plan de flexibilización de medidas para frenar el coronavirus.

«Estoy comprometida para que no vuelva a pasar», ha destacado la consellera, y ha añadido que se queda con que han sido capaces de llegar a un acuerdo para gestionar la segunda ola de coronavirus.

LAMENTA LAS FILTRACIONES

Budó ha destacado que ha habido «un debate intenso, sano, a veces apasionado», y ha sostenido que levantarse de la mesa no es la mejor manera de debatir, al ser preguntada por ese gesto de los miembros de ERC, que se fueron de la reunión sobre las medidas de la Covid-19 pidiendo un pacto de lealtad y que no hubiera filtraciones a los medios.

«Levantarse de la mesa a veces no es la mejor manera, pero ese rato de aire fue importante, tuvimos conversaciones más reducidas que recondujeron la situación», y ha insistido textualmente en que está comprometida en que haya un único Govern y las desavenencias se puedan reconducir.

Ha lamentado que se produjese la filtración de un documento de trabajo que «en ningún caso estaba cerrado y había otros documentos de trabajo», y ha explicado que después se reunieron con los sectores afectados y por eso hay diferencias entre el borrador filtrado y el documento final.

Sobre las palabras este jueves del conseller de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa, que responsabilizaba a la consellera de Salud, Alba Vergés, de las medidas tomadas, Budó ha respondido que Vergés es la máxima responsable de Salud y que la gestión de esta segunda ola es «más difícil» que la primera.

«Estoy de acuerdo en que hay que respetar públicamente las formas. Eso confunde a ciudadanía. Debemos trabajar para mejorarlo», ha asegurado Budó, que ha dicho que respeta las decisiones del resto de consellers, que se están esforzando al máximo, al preguntársele por la gestión de Vergés y del conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, ambos de ERC.

NAVIDAD Y PUENTE DE DICIEMBRE

Sobre la Navidad, ha recordado que el toque de queda seguirá vigente y ha afirmado que se deberán adaptar los horarios para celebrar la Misa del Gallo, que se realiza a medianoche; y sobre el puente del primer fin de semana de diciembre, se ha abierto a poder ajustar la fecha para avanzar a fase 2 de reapertura del 7 de diciembre al 5, en función de los datos epidemiológicos.

La consellera ha afirmado que las clases universitarias seguirán siendo desde casa durante todas las fases de reapertura para evitar la movilidad, ha emplazado a las autoridades sanitarias a determinar cuándo podrán ser presenciales y ha destacado que no se han cerrado sectores «por que lo estuviesen haciendo mal», sino para reducir la interacción social.

Considera que las farmacias están «perfectamente preparadas» para hacer test de Covid-19, aunque ha dicho que no serían a personas con síntomas, y ha señalado que se está trabajando con el sector y que sería una manera de quitar presión a la atención primaria.

AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Preguntada por la acusación del Ayuntamiento de Barcelona de que en la Generalitat ha habido dejadez para ayudar a las personas sin techo durante la pandemia, Budó ha replicado que le gustaría que el consistorio hablase «de la dejadez del Gobierno del Estado, porque forman parte del Gobierno».

Ha criticado que este viernes termina el plazo para pagar el tramo de impuestos del primer trimestre del curso y ha reprochado que el Ejecutivo central no ha hecho «ninguna moratoria ni suspensión de impuestos» a quien no pueda pagarlo por falta de actividad como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Budó ha dicho que la Generalitat ha movilizado «muchos recursos para hacer frente a esta realidad, no solo del sinhogarismo» sino de otros colectivos vulnerables, pero ha añadido que no solo se deben destinar recursos económicos sino hacer medidas, como aplazar el pago de hipotecas y alquileres y que se frenen los desahucios, todo ello competencia del Gobierno, según ella.

También ha apuntado que al Govern le habría gustado decretar la obligatoriedad del teletrabajo, pero no tiene competencias, y ha criticado que en la primera ola las decisiones estuviesen centralizadas, aunque ha reconocido que se equivocó al decir hace tiempo que en una Catalunya independiente habría habido menos muertos: «Esta frase no fue afortunada».

JXCAT

Sobre las primarias de JxCat, Budó ha deseado suerte tanto al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, como a la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs: «En estos momentos mi apoyo es para los dos. Son dos personas muy preparadas».

No ha descartado que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont lidere las listas porque lo permite el reglamento del partido, pero asegura que es él quien debe decirlo: «Es el presidente legítimo de Catalunya, estará en nuestro proyecto. Con los pies en el suelo tenemos que escoger un candidato», ha argumentado sobre las primarias.