Inicio Cataluña El Gobierno dice que se debe garantizar la circulación ante más tractoradas...

El Gobierno dice que se debe garantizar la circulación ante más tractoradas en la frontera

Prieto afirma que el Gobierno atiende «los intereses del campo» y Unió de Pagesos pide cambios normativos

BARCELONA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) –

El delegado del Gobierno en Catalunya, Carlos Prieto, ha avisado de que, si hay más protestas de agricultores la próxima semana en La Jonquera (Girona, en la frontera con Francia), «hay que tener vías alternativas más allá de las restricciones que se puedan llevar a cabo para que se garantice la libre circulación».

Lo ha dicho al preguntársele por las tractoradas en declaraciones a los periodistas después de reunirse este viernes con representantes de Unió de Pagesos.

En la reunión, de unas dos horas, también han participado el secretario general de recursos agrarios y seguridad alimentaria del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda; el director general del área, Valentín Almansa; el director del área de agricultura y pesca, José Luis Huarga, y el secretario general de la Delegación, Simón Pérez.

Prieto ha dicho que «no se puede colapsar todas las vías por un mismo espacio que pudieran impedir el libre acceso o libre circulación entre España y Francia» y que le consta que las autoridades francesas opinan igual.

PROTESTAS EL MARTES Y MIÉRCOLES

Prieto ha explicado que el jueves estuvo en contacto con la Conselleria de Interior de la Generalitat y que «no hay ninguna movilización garantizada», mientras que Unió de Pagesos ha ratificado este mismo viernes, tras la reunión, su voluntad de mantener las propuestas para el próximo martes y miércoles.

El coordinador del sindicato, Joan Caball, ha explicado a los periodistas tras la reunión que en una de las dos jornadas de protesta se encontrarán con agricultores franceses con la voluntad «dar un mensaje a Europa, ver que hay algunas cosas que no se están haciendo bien».

Por parte de Unió de Pagesos también han estado en la reunión en la Delegación el responsable de organización, acción sindical y comunicación, Josep Carles Vicente; el de sectores agrícolas, Miquel Piñol Tarragó; el de Economía agraria y calidad agroalimentaria, Antoni Borràs; el coordinador técnico, Andreu Ferrer, y los miembros de la comisiones permanentes comarcales de la Selva-Gironès, Josep Ball-Llosera, y del Alt Empordà, Martí Hurtós.

EL MINISTERIO SEGUIRÁ «ESCUCHANDO Y HABLANDO»

Prieto ha destacado que la reunión de este viernes es fruto de la voluntad de diálogo de todas las partes, y que demuestra que el Gobierno «responde al conjunto del pueblo español y también a los intereses del campo catalán».

El secretario general de recursos agrarios y seguridad alimentaria del Ministerio, Fernando Miranda, ha afirmado que seguirán «escuchando y hablando en detalle, que es como el Ministerio tiene que responder».

Ha detallado que en la reunión han abordado los trámites burocráticos que deben hacer los agricultores, un punto de sus reclamaciones, las relaciones comerciales de este sector y la competencia que hacen otros países al utilizar «productos que no son autorizados en España».

«Queremos que se imponga la normativa comunitaria para que no tengamos esa competencia desleal por parte de agricultores otros países», ha afirmado Miranda.

SEQUÍA

Preguntado por los efectos de la sequía en Catalunya y qué puede hacer el Ministerio, Miranda ha respondido que «la mejor herramienta en situaciones de escasez es saber gestionar la escasez».

Ha valorado que la sequía afecta más a menudo a otras zonas, especialmente del sur de España, donde «es más habitual, menos polémico», y ha defendido que las comunidades de regantes deben dotarse de las herramientas para gestionar mejor el agua que tienen.

AGRICULTORES

Los representantes de Unió de Pagesos han exigido al Gobierno cambios normativos y han valorado que les hayan recibido, así como algunos cambios recientes relativos a la burocracia relacionada con su trabajo, algo que siguen reivindicando.

También han mostrado su preocupación por las dificultades de relevo generacional de agricultores y ganaderos.