El Govern propone desplegar la Renta Garantizada de Ciudadanía entre septiembre y octubre

Publicado 31/01/2017 14:49:43CET

Sustituirá la RMI y contará con un complemento de inserción condicionado

BARCELONA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) –

El Govern ha propuesto empezar a desplegar la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) entre septiembre y octubre de este año y de forma transitoria hasta 2020.

Así lo recoge el último acuerdo que ha presentado ante la Comisión impulsora de la ILP –que integran entidades y partidos– y que podría firmarse en febrero, han explicado a Europa Press fuentes cercanas a este grupo de trabajo.

El texto propone empezar a aplicar la RGC con una dotación en 2017 del 82% del Indicador de Renta de Suficiencia de Catalunya (IRSC) para el beneficiario: 544 euros; el 88% en 2018 –584 euros– y el 94% en 2019 –624 euros–, hasta llegar al 100% en 2020 –664 euros–.

Los dos primeros años (2017 y 2018) incluirá dotaciones de 75 euros mensuales por hijo a cargo, que aumentarán hasta los 100 euros en 2020 –pasando por 94 euros en 2019–, así como una cantidad para otros miembros del hogar.

El acuerdo –que espera una contrapropuesta de la Comisión impulsora de la ILP a inicios de la semana próxima– desencallaría las negociaciones de este grupo de trabajo, que se han centrado en las cantidades económicas, para seguir su camino en el Parlament, con la previsión de que se empiece a cobrar esta prestación “como muy tarde en octubre de 2017”, según el texto.

La RGC pasará a sustituir la Renta Mínima de Inserción (RMI), absorbiendo automáticamente todos los beneficiarios, e incluirá todas las personas que cobren por debajo del importe de la RGC –que no cobren rentas de trabajo ni tengan más patrimonio que la vivienda habitual–, incluyendo las que lleven solo un año empadronadas en Catalunya, que hasta ahora no podían optar a la RMI.

DERECHO SUBJETIVO

Se considerará como un derecho subjetivo y estará formada por una prestación garantizada, “no condicionada, que tiene por finalidad asegurar los mínimos para una vida digna”, y un complemento de inserción –para favorecer la inserción social y laboral– de 150 euros –dentro de los 664 finales–, que sí que estará condicionado a un plan de trabajo.

Para hogares con dos miembros, la prestación llegará en 2020 al 150% del IRSC –empezando por el 123% en 2017–, mientras que los que tengan tres miembros recibirán el 165% y los de cuatro el 180%, también de forma transitoria y proporcional durante los cuatro años.

Se realizará una evaluación anual para revisar, si es necesario, su despliegue, en una mesa en la que participarán los sindicatos y entidades, y que determinará su cumplimiento, vehiculándolo con la ley de presupuestos.

No tendrán acceso a la RGC personas cuyos ingresos de ayudas o prestaciones estatales de paro y pensiones de la Seguridad Social sean superiores a esta prestación, mientras que cuando sean inferiores se deducirán de la prestación de la RGC.

La inclusión de una partida para la RGC era una de las reivindicaciones que hizo la CUP para apoyar los Presupuestos de 2017, para la que pidió 45 millones de euros adicionales a los 208 millones previstos para la RMI.

Loading...