Inicio Cataluña El Open Arms recibe permiso para llevar material humanitario a Grecia a...

El Open Arms recibe permiso para llevar material humanitario a Grecia a Grecia tras 100 días de bloqueo

Actualizado 17/04/2019 14:20:49 CET

Capitanía solo permite hacer operaciones de salvamento “de carácter espontáneo u ocasional”

BARCELONA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno central ha autorizado al barco Open Arms para navegar hacia las islas griegas de Samos y Lesbos para transportar material humanitario tras 100 días “de bloqueo” en el Puerto de Barcelona, ha informado este miércoles la ONG Proactiva Open Arms a Europa Press, que prevé zarpar entre el viernes y el sábado.

La autorización de despacho Capitanía Marítima de Barcelona –que depende del Ministerio de Fomento– permite solo descargar material, pero no para entrar en la región de búsqueda y rescate (zona SAR) del Mediterráneo central, e impide realizar operaciones de salvamento con la excepción de las que sean “de carácter espontáneo u ocasional”, y en coordinación con la autoridad de la zona SAR.

El Open Arms se encuentra en Barcelona desde enero después de que Capitanía le denegara el permiso para zarpar hacia el Mediterráneo, donde realiza operaciones de salvamento de inmigrantes que navegan a la deriva, porque consideraba que incumplía normativa europea al rescatar refugiados y porque el buque no tenía certificado para llevar a tantas personas.

NAVEGACIÓN “DIRECTA” HACIA EL PUERTO

El documento, datado este martes, dirigido al capitán del barco y recogido por Europa Press, autoriza al buque navegar “de forma directa e ininterrumpida” hacia el puerto de Pythagóreion de la isla de Samos, cumpliendo la normativa sobre navegación, certificados de seguridad y eliminación de sustancias contaminantes.

“En ningún caso podrá efectuarse una navegación con el propósito de realizar operaciones de búsqueda y salvamento u otras actividades que deriven con toda probabilidad en tales operaciones, salvo aquellas operaciones de salvamento que sean de carácter espontáneo u ocasional”, indica la autorización.

NIEGA OPERACIONES DE SALVAMENTO

También recuerda al capitán que las navegaciones quedan supeditadas a las permitidas por los certificados del buque “y que no se podrá realizar operaciones de salvamento en tanto no se cuente con la conformidad de la autoridad responsable de la región SAR donde se navegue, y siempre bajo la coordinación de dicha autoridad”.

Ante una de estas operaciones, el buque estará sujeto al cumplimiento de la normativa internacional o nacional, entre la que nombra el Convenio internacional SAR, el de seguridad para la vida humana en el mar, el de Salvamento Marítimo, el de Tráfico Marítimo Internacional, la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, el texto refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante y la de Navegación Marítima.

En caso de que se considere que se han hecho incumplimientos durante la navegación del buque derivados de esta autorización “constituirán infracciones contra la seguridad marítima o la ordenación del tráfico marítimo, pudiendo sancionarse cada una de ellas con multas de hasta 901.000 euros o 300.000 euros, respectivamente”, avisa Capitanía.