Inicio Cataluña El TSJC abre juicio a Laura Borràs por presuntamente fraccionar contratos en...

El TSJC abre juicio a Laura Borràs por presuntamente fraccionar contratos en la ILC

La decisión no se puede recurrir y el tribunal fijará fecha de juicio tras recibir los escritos de defensa

BARCELONA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) –

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha abierto juicio oral contra la presidenta del Parlament, Laura Borràs, en la causa por presuntamente fraccionar contratos para favorecer a un amigo cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

En un auto de este martes ya notificado a las partes y consultado por Europa Press, el tribunal ha dictado la apertura de juicio por los presuntos delitos de prevaricación y falsedad documental para Borràs, su amigo Isaías H. –que supuestamente se favoreció de los contratos– y a Andreu P., que presuntamente lo ayudó a preparar los presupuestos y facturas que presentaba a la ILC.

Una vez dictada esta apertura de juicio oral, una decisión que no se puede recurrir, los abogados de los acusados presentarán sus escritos de defensa y después el tribunal fijará la fecha para el juicio, lo que previsiblemente ocurrirá a partir de septiembre porque el mes de agosto no es hábil en los tribunales.

En esta causa, la Fiscalía ha reclamado para Borràs una pena de seis años de cárcel y 21 de inhabilitación por los presuntos delitos continuados de prevaricación y falsedad documental.

El juez que ha instruido el caso ve «razonabilidad y consistencia» en las acusaciones de la Fiscalía a partir de los indicios recabados en la investigación, y recuerda que la acusación hasta ahora se basa en indicios que no comprometen la presunción de inocencia de los acusados, que se valorará en el juicio.

SIN ACUSACIÓN DE MALVERSACIÓN

Cuando el TSJC cerró la investigación de la causa, procesó a los acusados por un presunto delito de malversación y fraude –además de prevaricación, y falsedad documental–.

Sin embargo, cuando la Fiscalía presentó su escrito de acusación, dejó fuera la presunta malversación y el fraude: para el juez, «esta diferencia técnica es irrelevante» para la apertura de juicio, porque sí se mantienen los otros dos delitos y los hechos que se atribuyen a los acusados.

Otra diferencia entre la investigación del juez y la acusación del fiscal atañe al funcionario de la ILC Roger E., que estuvo investigado por presuntamente facilitar los trámites al fraccionar contratos pero finalmente ha quedado fuera del escrito de acusación de la Fiscalía.

Publicidad